Buques de Pdvsa: entre las sanciones y la mirada internacional - Runrun
Prohibiciones de zarpe, incendios, violación de normas marítimas de navegación y de sanciones internacionales empañan las transacciones de Pdvsa administradas por el gobierno de Nicolás Maduro de los últimos seis meses

 

Las embarcaciones de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) con crudo están en la mira de las autoridades internacionales. Pese a las sanciones de Estados Unidos, aplicadas en enero de 2019, la estatal aún envía petróleo a Cuba y otros países con los que la administración de Nicolás Maduro mantiene buenas relaciones bilaterales. Durante el año pasado e inicios de 2020 destacan noticias relacionadas con los buques por diversos motivos, a continuación las más resaltantes de los últimos seis meses.

Regreso de El Parnaso

El Parnaso, uno de los buques de la flota de PDV Marina que tiene nombre del dios griego del conjunto de poetas, volvió a las aguas nacionales el sábado 8 de febrero pasado; después de casi tres años. La embarcación estaba retenida en un puerto de Portugal, país donde un tribunal lo puso en remate debido al impago de Pdvsa a un astillero en Lisboa.

El buque fue construido hace 27 años para navegar por el canal del Lago de Maracaibo, por eso se le identifica como un tanquero lakemax. Su regreso a Venezuela avivó el interés en los recientes acontecimientos que implican las embarcaciones petroleras.

Según fuentes del sector mercante, en 2017 el Parnaso y el Río Arauca, administrados por la empresa alemana BSM, fueron llevados a Portugal para ejecutar reparaciones mayores. Pero como Pdvsa debía a un astillero una cantidad no informada, se realizó el secuestro judicial de las dos unidades en diferentes momentos. En ambos casos, la tripulación, de unas 160 personas, siguió a bordo.

Sigue leyendo esta nota de Abel López en El Pitazo