En el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto pierden cadáver de un bebé y no dan respuesta - Runrun

En el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto pierden cadáver de un bebé y no dan respuesta

IMG_20190615_120352.jpg
Aunque a Ángel de Jesús Montes De Oca Aranguren no le daban esperanzas de vida al nacer, lo hizo y vivió por 2 meses. Ahora sus padres no pueden darle su última bendición pues su cuerpo no aparece en la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, en el estado Lara

 

EN MEDIO DEL DOLOR POR LA PÉRDIDA del menor de sus tres hijos, Ángel Montes De Oca relata que su a bebé no le daban esperanzas de vida, padecía de osteogénesis imperfecta, conocido como huesos o niños de cristal. Al nacer presentó múltiples fracturas y diversas patologías.

Entre tantos apagones, un día el bebé quien se encontraba en la terapia intensiva de neonatología se complicó debido a la falla del respirador, relata el padre del  pequeño. El martes 11 de junio a las 10 y 55 de la noche, Ángel de Jesús murió pero no fue ingresado a la morgue hasta las 6 de la mañana del día siguiente.

El padre del pequeño no estaba en el país cuando el hecho ocurrió. Ante los altos costos de la enfermedad de su hijo y la falta de recursos decidió ir a Medellín a trabajar y así enviar dinero a su esposa para cubrir los gastos. Los familiares pidieron a la morgue mantener el cuerpo del bebé hasta que Ángel Montes De Oca llegara de Colombia. Un trabajador de la morgue solicitó ropa del neonato y documentación.

El viernes, 14 de junio, Montes De Oca llegó a Barquisimeto y fue con su familia a la morgue a retirar el cadáver, sin embargo trabajadores de la morgue le indicaron que no lo encontraban.

“Nunca se me pasó por la mente que íbamos a pasar por todo esto . En ese primer momento en medio de mi dolor yo decidí esperar”, dice Montes de Oca.

La única respuesta que recibían los familiares es que el trabajador que había recibido al bebé estaba libre y que “no sabían dónde lo había guardado”.

Sin respuesta

Los familiares se dirigieron hasta el puesto de la Policía del estado Lara e hicieron la respectiva denuncia. También se comunicaron con la directora del hospital, quien a través de una llamada telefónica, le explicó al padre que cuando un cadáver pasaba las 72 horas era trasladado a desechos patológicos, sin embargo el bebé apenas tenía 48 horas en la morgue.

Por su parte, la doctora María García Lara, directora del Hospital Central, manifestó que no tenía cómo disculparse e invita a la familia a denunciar lo ocurrido.

Ángel Montes De Oca denuncia que podría tratarse de un caso de tráfico de niños o robo y que no sabe qué es lo que está detrás de la desaparición del cadáver de su hijo.

Teme ser detenido

Edickson Barreto, quien tiene tres años trabajando en la morgue, también dio su versión, cuenta que estuvo de guardia el martes 11 de junio, día que murió el bebé y que fue él quien en horas de la mañana lo recibió

Barreto cuenta que le indicó a la abuela materna todo el procedimiento a realizar y que casi al mediodía, antes de terminar su guardia, llega el abuelo en compañía de una enfermera, quien le expuso que el papá estaba fuera del país y le solicitó como favor dejarlo en la morgue hasta la llegada del padre.

Barreto dice que pidió una manta, envolvió al bebé en una blanca con rayas azules, y le puso un papel que la misma familia hizo con los datos de la mamá y el papá. Además escribió la frase “ojo, no entregar”.

“No quise meter al bebé en las cavas de los cuerpos porque esas son forenses. Y si llegaban algunos cuerpos podía irse entre las piernas de algún muerto. Para cuidarme la espalda lo metí en el refrigerador del lado donde se ponen los fetos”.

Barreto cuenta que ese día se fue a las 2 de la tarde, pasada su hora de guardia, pero su compañero no había llegado.

Relata que fue el viernes cuando la doctora García Lara, directora del Hospital Central lo fue a buscar a su casa. Barreto comenta que al llegar a la morgue mostró donde había dejado el cadáver del pequeño. Manifiesta que sabe que cometió un error al no participar que allí había dejado un cuerpo pero que el deber ser de su compañero era revisar todo para ver que le habían dejado.

“Mi compañero lo que me dijo fue que desechos patológicos vino el jueves y se llevaron unos desechos. No sé si allí se llevaron al bebé. Están diciendo que yo vendí el bebé y no, mi único error fue no avisar a mi compañero que allí estaba un cuerpo”, comenta Barreto.

El trabajador de la morgue teme ser detenido y asegura que una comisión de la policía llegó a su casa “con armas en manos buscándolo como si fuera un delincuente. No tenían ni siquiera una orden y fueron muy groseros”. Por ahora, Barreto está en libertad y ha sido el único trabajador de la morgue y del Hospital Central que ha sido interrogado por por el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC)

Ángel Montes De Oca este sábado desesperado por tener una respuesta sobre el cuerpo de su hijo denunció públicamente la situación e indicó que la directora del Hospital Central se atrevió a decir que no hiciera un escándalo sobre el caso. El padre del bebé exige a las autoridades que paguen todos los responsables por la pérdida del cadáver de su bebé.  

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios