Argentina: la casa que podría desaparecer - Runrun
Argentina: la casa que podría desaparecer

Venezolanos en el país del Cono Sur temen que una eventual victoria de Alberto Fernández, candidato del kirchnerismo, en la segunda vuelta electoral presidencial en octubre de este año, decante en una realidad similar a la del llamado socialismo del Siglo XXI de Chávez y Maduro

@franzambranor

PARECIERA QUE el músico Fito Páez le dedicó una parte de la canción “La casa desaparecida” a los venezolanos que optaron por emigrar a Argentina. “Bienvenidos inmigrantes a este paraíso errante. Ya se sabe que el que no arriesga no gana. Y esa casa que dejaron escapando entre las balas. Era el caldo de cultivo a la nostalgia”.

El roquero argentino en la pieza que forma parte del disco “Abre” de 1999 hace una radiografía de la Argentina que considera ya no existe. De un país carcomido por la corrupción, la pobreza y las erradicadas dictaduras militares, ese que mismo que 20 años después recibió a 40 mil venezolanos en el primer trimestre de 2019, según cifras manejadas por la Dirección Nacional de Migraciones.

Este año, Argentina se ha convertido en una especie de oasis latinoamericano para los inmigrantes venezolanos en vista de las exigencias de visas en Chile, Perú y Ecuador, y los episodios de xenofobia en estos países.

Emigrando de una nación con un gobierno autodefinido como socialista y de izquierda, los venezolanos en Argentina podrían enfrentarse a otra administración con similares características si Alberto Fernández -quien se lanza en fórmula con Cristina Fernández de Kirchner- gana la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el 27 de octubre de este año.

El candidato apadrinado por la ex mandataria y viuda de Ernesto Kirchner obtuvo 47% de las votaciones en la primera vuelta efectuada el pasado domingo 11 de agosto y le sacó 15 puntos de ventaja al presidente y aspirante a la reelección, Mauricio Macri.

“Sentí ese escalofrío que te da cuando piensas que todo se fue al infierno. Fue un deja vu espantoso”, dijo la venezolana María Emilia Jorge, quien vive en Buenos Aires desde febrero de 2018.

“Es como una pesadilla. Es estar de nuevo en el mismo lugar del que huí. Estos días he tenido una sensación de vulnerabilidad muy fuerte”, confesó la periodista que pasó por las redacciones de Ultimas Noticias y El Estímulo

A Fanny Sanguino Arellano le preocupa la incertidumbre que genera el eventual regreso de la izquierda al poder. “No sabemos qué puede pasar. Sería horrible que se convirtiera en otra Venezuela”, dijo la contadora pública.

Fanny y su esposo tienen apenas 10 meses que arribaron a Argentina, después de haber hecho un intento por establecerse en Chile. Siguieron el ejemplo de sus dos hijos y viven en un pueblo cercano a la ciudad de Buenos Aires llamado Dolores. 

“No queremos pasar por lo que pasamos en Venezuela. Yo me cansé de hacer cola para comprar cualquier cosa. De andar de farmacia en farmacia buscando una medicina porque soy hipertensa”, indicó Fanny.

“Siento preocupación. No tengo la certeza que vayan a repetir los pasos como en Venezuela. El asunto es que el discurso que emplean es bastante parecido”, expresó Daniel Gómez, comunicador social que vive en Buenos Aires desde 2016.“Tendré que empezar a hacer planes. Si gana el kirchnerismo no me quiero quedar para vivir todo de nuevo”, dijo Verónica Ríos, quien llegó a Argentina en septiembre del año pasado luego de una estadía en Perú.

El dólar criminal también en Argentina

Luego que ganara la fórmula respaldada por el kirchnerismo y el peronismo en las elecciones primarias los mercados argentinos se alteraron.

El dólar llegó a venderse con un alza de más del 30% con respecto a la cifra del viernes. Pasó de 46,15 pesos por dólar a 57,30 pesos por unidad monetaria estadounidense.

“Macri cometió muchos errores. Los precios son exorbitantes. La política económica de él estuvo errada. En lo que va de año ha habido dos aumentos de servicios”, dijo Fanny Sanguino. 

“Después de las elecciones, revisaba a cada rato el precio del dólar y lo comparaba con mi sueldo en pesos. Siento la sombra de un corralito”, indicó María Emilia Jorge.

“La gente nunca cree que lo malo le va a pasar, como los venezolanos que jamás pensábamos que íbamos a llegar al nivel de Cuba y allí estamos. Los que defienden a Cristina dicen que con ella se vivía mejor, pero no toman en cuenta el contexto político”, sostuvo Verónica Ríos.

“Macri tuvo que adoptar medidas impopulares y eso le pasó factura. Desde que llegué ha aumentado todo: el mercado, los alquileres, el transporte…y la gente se queja en la calle”, dijo Daniel Gómez.

El Plan B

Empezar desde cero. Adaptarse, conseguir trabajo y establecerse cuesta tiempo y dinero. Los venezolanos esperan no tener que salir en estampida de Argentina, pero no lo descartan. 

“El lunes luego de las elecciones nos lo planteamos. Si esto se pone mal, nos tocará salir de aquí y no es fácil. Yo tengo 60 años. Pero si nuestros hijos se van, nos iremos con ellos”, indicó Fanny Sanguino. “Irme sería una opción, pero obviamente no podría ser de inmediato”, dijo María Emilia Jorge.

“Bastante no costó adaptarnos para ahora empezar de cero en otro lado. Sin embargo, uno tiene que tener un Plan B, ojalá que no. Tendríamos que evaluar y tener una plataforma económica para salir nuevamente”, expresó Daniel Gómez. 

Para atrás, ni para conseguir impulso

Volver a Venezuela luego de años o meses de planificación, de inversión de dinero y esfuerzo, no es una opción lógica para quienes están en Argentina. Prefieren esperar y darle un chance al candidato kirchnerista y posible presidente de la República. Además, piensan que Argentina no llegará a los niveles de miseria que tiene Venezuela.

“Con el chavismo en el poder no creo que regrese”, confesó María Emilia Jorge. “A mí me ha ido bien, por fortuna he trabajado en profesiones relacionadas con la comunicación. Estuve en Disney Latinoamérica de manera temporal y ahora estoy como editora de una empresa de asesorías de inversión”.

“Regresar a Venezuela no”, dijo tajantemente Fanny Sanguino. “Por más que haya un gobierno nuevo, eso va a tardar mucho en arreglarse”. 

A Verónica Ríos ni le pasa por la cabeza la posibilidad de volver a Caracas a establecerse nuevamente. “El Plan B es ahorrar lo más posible para trasladarse a otros destinos como España o Chile, en todo caso”, dijo la periodista que trabaja en una agencia de traducciones.

Mientras los venezolanos desconocen el futuro que les deparará ante una casi segura victoria del peronismo en segunda vuelta, Fito Páez sigue cantando en sus conciertos: “Que pasó en la Argentina, es la casa desaparecida. Bienvenidos a casa Argentina, es la desaparecida”.