Republicanos combatirán orden ejecutiva de Obama sobre inmigración
Republicanos combatirán orden ejecutiva de Obama sobre inmigración

31aee713c7cf122d660f6a706700192d

 

WASHINGTON (AP) — El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, acusó el viernes al presidente Barack Obama de socavar la presidencia al aprobar reformas a las leyes migratorias por decreto, y advirtió que la cámara baja no se quedará de brazos cruzados.

Sin embargo, Boehner no dio detalles de qué acciones concretas tomará la cámara baja para frustrar el intento de Obama de modificar las normas migratorias a fin de eximir de deportación a unas cinco millones de personas.

“Les diré, la Cámara, de hecho, actuará”, dijo Boehner, representante de Ohio, en conferencia de prensa el viernes, luego que el jueves a la noche Obama dio una alocución televisada desde la Casa Blanca en que anunció las medidas. “Escucharemos al pueblo estadounidense, trabajaremos con nuestros miembros y trabajaremos para proteger la Constitución de Estados Unidos”.

Pero los republicanos cuentan con pocas opciones hacia una solución que satisfaga a conservadores enfadados sin enemistarse de votantes de tendencia moderada, hispanos y otros que tendrán un papel crucial en las elecciones presidenciales de 2016. Las posibilidades incluyen presentar una demanda contra Obama o tratar de combatir sus medidas durante el proceso presupuestal.

La situación representa un importante desafío para Boehner y el nuevo líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano de Kentucky, apenas dos semanas después de que un triunfo en las elecciones de medio término entregó a los republicanos el control del Senado y aumentó la mayoría del partido en la Cámara de Representantes.

Las medidas de Obama los obligan a estrenar sus mayorías en el Congreso en medio de una frenética lucha interna del Partido Republicano que sus líderes deseaban evitar. Con losrepublicanos furiosos por la decisión de Obama de hacer las cosas por cuenta propia en temas tan disputados, surge la duda de si Boehner y McConnell podrán refrenar a la facción del Tea Party en el Congreso que causó una suspensión de actividades del gobierno —lo que derivó en un enorme daño político— hace un año por la reforma de salud impulsada por el presidente.

La respuesta tendrá importantes implicaciones en determinar si el Partido Republicano puede asirse de su nuevo control del Congreso y esperar a que obtenga la Casa Blanca en dos años.

“¿Qué hizo el presidente? Retiró el anillo de seguridad a la granada dos semanas después de las elecciones”, dijo el republicano de Ohio Pat Tiberi, un aliado de Boehner. “No creo que alguien sepa o sea capaz de predecir del todo lo que está sucediendo y la carnicería que esto crea para el proceso legislativo”.

Boehner rechazó las críticas de que Obama se vio obligado a actuar porque los republicanos en la cámara baja nunca aprobaron una reforma migratoria integral que fue aprobada por el Senado el año pasado. Tal medida ofreció un camino a la ciudadanía estadounidense para muchos de los 11 millones de inmigrantes que radican en Estados Unidos sin autorización legal, mucho más de lo que Obama puede lograr por su cuenta.

Dijo que Obama es culpable de que los legisladores no confíen en él tras haber tomado decisiones unilaterales en temas de salud pública.

“El creó un ambiente en el que los miembros no podrían confiar en él, y tratar de hallar una forma de trabajar juntos fue prácticamente imposible”, aseguró Boehner. “Yo advertí una y otra vez al presidente que sus acciones hacían imposible que yo pudiera realizar lo que él quería que hiciera”.

 

Copyright 2014 The Associated Press. All rights reserved. This material may not be published, broadcast, rewritten or redistributed.