Recep Tayyip Erdogan archivos - Página 2 de 2 - Runrun

Recep Tayyip Erdogan

Turquía: triunfó el

Erdogan Turquía

El “sí” al sistema presidencialista impulsado por el jefe del Estado, el islamista Recep Tayyip Erdogan, ha vencido en el referendo celebrado este domingo en Turquía con el 51,3 por ciento, cuando el recuento es ya del 98 por ciento, mientras que la oposición ha denunciado “manipulación” electoral.

El voto a favor encabeza el recuento con una ventaja de 1,3 millones de votos frente al “no”, lo que le garantiza la victoria, aunque la proporción aún puede variar.

Sin embargo, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), el mayor de la oposición, que ha hecho campaña contra la reforma, ha denunciado que estas cifras, que consideran sesgadas, provienen de la agencia semipública Anadolu y todavía no son los resultados definitivos de la Junta Suprema Electoral.

Erdal Aksünger, un portavoz del CHP, declaró a la prensa que su partido impugnará el 37 por ciento de las urnas escrutadas, porque hay “mucha manipulación”.

Una de las mayores preocupaciones de la oposición es el comunicado de la Junta Suprema Electoral que a última hora de hoy permitió dar por válidas en el recuento papeletas no previamente selladas por el equipo de la mesa electoral, lo que abre la puerta, consideran, a manipulaciones.

“Dicen que son válidas papeletas y sobres sin sello oficial. Eso es ilegal. Eso quiere decir que se pueden traer votos de fuera”, dijo a los medios el vicepresidente del CHP, Bülent Tezcan.

El triunfo de la reforma, que se aplicaría a partir de 2019, abriría el camino para que Erdogan pueda gobernar hasta el año 2029, o, incluso, hasta el 2034.

Los partidarios de la reforma sostienen que daría estabilidad al país y mejoraría el crecimiento económico y la seguridad, mientras que la oposición teme que Turquía se convierta en una autocracia debido a los enormes poderes que se atribuiría el presidente.

ElPais.ES Ago 25, 2016 | Actualizado hace 4 años
Editorial de El País ES: Purga en Venezuela

NMaduro-

 

La purga política ordenada en la administración pública venezolana por el presidente Nicolás Maduro viola los más elementales principios democráticos, además de la propia Constitución y legislación venezolanas. Es una intolerable agresión contra el principio de libertad de pensamiento que debe regir en cualquier democracia y dibuja un sombrío panorama sobre hasta dónde está dispuesto a llegar el mandatario venezolano con tal de permanecer en el poder.

La semana pasada, en un amenazante discurso contra la oposición, Maduro se jactó de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, iba a quedar comparado con él “como un niño de pecho” en cuanto a lo que se refiere a purgas en la administración del Estado. Ayer, ordenó que en 48 horas fueran destituidos todos aquellos funcionarios, a partir de un cierto nivel, que hubieran avalado con su firma la petición de celebración de un referéndum revocatorio sobre su presidencia. La medida afecta a unas 19.000 personas, un tercio de todos los puestos directivos de la administración venezolana.

Las depuraciones que está llevando a cabo Erdogan son, en muchos casos —como entre los profesores—, más que cuestionables y abiertamente criticables pero habría que recordarle a Maduro que mientras Turquía ha sufrido un intento de golpe de Estado, en Venezuela quién está saltándose la legalidad es su propio Ejecutivo, con la existencia de presos políticos, juicios farsa, el boicoteo al Parlamento y ahora los intentos de boicotear por todos los medios una convocatoria sobre la figura presidencial ideada precisamente por el propio Hugo Chávez, incluida en la Constitución venezolana y utilizada como uno de los principales reclamos con los que el chavismo obtuvo el poder en las urnas. Aunque los puestos afectados son de libre designación, la medida podría incluso violar un decreto-ley firmado por el propio Maduro sobre “inmovilidad laboral” al introducir una motivación anticonstitucional como es la discriminación ideológica.

Las más de 400.000 firmas depositadas ante el Poder Electoral venezolano que, cumpliendo la ley, piden la realización de una consulta vinculante —se necesitaban 200.000— no se han presentado con el fin de que el aparato del Gobierno las coteje y proceda a adoptar represalias contra aquellas personas que han dado su nombre y número de identificación respaldando la iniciativa. Ninguno de los firmantes ha violado ley alguna. Sin embargo, han sido calumniados repetidamente desde la propaganda oficial. El número dos de facto del régimen, Diosdado Cabello, ha pedido tres veces durante este mes la destitución anunciada ahora calificando a los firmantes de “escuálidos”.

Maduro está recurriendo a todo tipo de artimañas para retrasar la celebración del referéndum. Si este se celebra después del próximo 10 de enero y el mandatario pierde, no será necesario convocar nuevas elecciones y Maduro sería sustituido por su vicepresidente. El hostigamiento a quienes piden una consulta legal y su demonización como “enemigos de la revolución” es una práctica inaceptable de un Gobierno que, en las urnas, ya ha perdido la confianza de su pueblo.

El País ES

 

 

Ni referendo es golpe, ni Maduro Erdogan, por Vladimir Villegas

maduro_ppal

 

Estas notas van dirigidas al Presidente de la República, Nicolás Maduro, con quien no cruzo palabras desde hace ya mucho tiempo. Me alarmó y me sorprendió su enfática declaración en torno a que está dispuesto a dejar como un niño de pecho al presidente Recep Tayyip Erdogan si la oposición en Venezuela intentara acciones violentas destinadas a derrocarlo.

Las palabras del Jefe del Estado tienen como centro la preocupación existente en su Gobierno por la convocatoria que ha hecho la oposición de una toma de Caracas para el próximo 1 de septiembre, en demanda de una fecha concreta por parte del Consejo Nacional Electoral para que los ciudadanos partidarios del referendo revocatorio manifiesten su voluntad de que se convoque a esa consulta prevista en la Constitución.

No sé, sinceramente, señor Presidente, qué sería más grave: si usted habla de emular al mandatario turco sin conocer en detalle lo que viene haciendo en su país luego del golpe de Estado, o si lo hace en pleno conocimiento de la arremetida represiva generalizada e indiscriminada contra militares, políticos de su propio movimiento, dirigentes populares, profesores universitarios, científicos, estudiantes, policías y hasta niños y deportistas.

No apoyo golpes de Estado de ningún tipo, pero tampoco respaldo que la revancha, luego del regreso al poder, sirva de excusa y maniobra para arrasar con lo que es y lo que no es.

¿Sabe usted, señor Presidente, que Erdogan ha ordenado dejar en libertad a casi 40 mil presos comunes para abrir espacio a los detenidos por razones políticas? ¿Pudiera esperarnos algo aquí así? ¿Está enterado de que hasta ahora van alrededor de 80 mil empleados públicos despedidos, 9 mil policías expulsados de sus cuerpos, 21 mil profesores suspendidos, 10 mil soldados presos, mas de cien medios de comunicación que sufrieron cierres temporales o definitivos, numerosos jueces y fiscales presos, así como mas de 2 mil 500 funcionarios judiciales botados ?

Sin ánimos de darle consejos, porque no me los ha pedido, yo en su lugar jamás amenazaría con un comportamiento como el que ha exhibido Erdogan. Ah, tampoco lo invitaría a participar del Arco Minero, con el cual, de paso, tampoco estoy de acuerdo.

La exigencia de una fecha para que se inicie un proceso revisto en la Constitución, como lo es el referendo revocatorio, no puede ser vinculada a una acción golpista. Es simplemente el ejercicio de un derecho, y la tensión en torno al 1 de septiembre se acabaría de dos maneras:

Una, que el Poder Electoral fije la fecha sin más dilaciones, que sigan colocando en entredicho su imparcialidad, y otra, que el Gobierno deje que se exprese pacíficamente ese importante sector de la población que hace un reclamo en los términos establecidos en la Carta Magna que usted y yo, junto a otros venezolanos, contribuimos a redactar.

En los últimos días ha circulado profusamente por las redes un vídeo en el cual el difunto presidente Hugo Chávez aseveraba que el único permiso necesario para manifestar es la Constitución. Lo contrastan con uno en el cual, usted señor Presidente, dice que para manifestar es necesario un permiso. ¿Mintió Chávez cuando dijo lo que dijo? ¿Por qué no permitir que una válvula de escape, como lo es cualquier manifestación, se exprese sin más limitaciones que las señaladas en la Constitución y las leyes?

Una democracia se fortalece cuando los sectores críticos tienen pleno derecho de expresarse y movilizarse. Estoy plenamente seguro de que la inmensa mayoría no quiere ni golpes ni violencia. Y que los que anden en esa tónica van a ser aislados y cuestionados por esa mayoría.

Venezuela no es Turquía , y la actuación del gobierno tiene que estar inspirada en la Carta Magna y no en lo que haga un presidente que responde con un golpe de Estado al golpe que intentaron darle. Presidente Maduro, ni referendo es golpe ni usted es Erdogan . Ah, y tampoco somos turcos.

 

@Vladivillegas

 

 

El  giro de las relaciones con la Turquía de Erdogan, por Milos Alcalay

turquia

Las opciones extremistas de la diplomacia bolivariana al identificarse con las peores causas en el mundo, han conducido al país a asumir papeles protagónicos  en conflictos en los que Venezuela no tiene nada que buscar. Ya en el pasado vimos con preocupación la identificación  incondicional con tiranos como Sadam Hussein, Kadaffi, Mugabe, Bashir Al Assad, o los respaldos a movimientos como las FARC, ELN, Hizbola, Hamas, ETA, sin mencionar sus incondicionales y costosos apoyos a los Castro, los Ortega, Evo y otros modelos cuyo mantenimiento gracias a la generosidad de los petrodólares, nos ha llevado a la ruina que padecemos en la actualidad.

Por ello no es de extrañar que fue suficiente con que Turquía dejase de lado la histórica posición democrática y pro occidental inspirada en las enseñanzas  de Kemal Ataturk para dar un giro en sus relaciones en momentos en que sus ciudadanos están sometidos a las más inclementes purgas con un saldo de 58.000 funcionarios públicos destituidos, 9.000 policías removidos, militares institucionalistas en las cárceles o en el exilio, además de maestros, religiosos, sindicalista, demócratas, contra quienes  una justicia manipulada por el Gobierno multiplica las condenas de pena de muerte e  inunda las cárceles de presos políticos demostrando  las peores violaciones al Estado de Derecho, basado en una hegemonía de un ejército incondicional al régimen  con una claro acercamiento a la política anti occidental asumida por Putin y a interpretaciones de un islam fundamentalista .

No deja de llamar la atención que mientras crecen  en el mundo las denuncias por el papel represivo asumido por el Presidente  Recep Tayyip Erdogan debido a la brutal represión del Gobierno Turco,  el Presidente Maduro se siente identificado con la barbarie y se inspira en ese modelo  al afirmar en su gira por el Estado Monagas: “Erdogan se va a quedar como un niño de pecho para lo que va a hacer la Revolución Bolivariana… Y no lo digo por decirlo: estoy preparado para hacerlo y me sabe a casabe lo que diga la OEA” para reiterar la abierta amenaza contra la anunciada marcha del 1 de septiembre que  “la represión en Turquía se verá como un niño de pecho ante lo que se hará en Venezuela” mientras que al mismo tiempo el capitán Diosdado abanica una lista Tascon exigiendo a Gobernadores, Alcaldes y Ministros que inicien la purga para despedir a los funcionarios que formaron parte del 1% para el revocatorio.

Para  evidenciar este respaldo, Maduro envía a la Canciller Rodríguez a Ankara para establecer  vínculos privilegiados con ese país, en el peor momento, sin que le preocupe ni la represión contra los Kurdos,  ni el drama de cientos de miles de refugiados que escapan del genocidio Sirio, ni la amenaza nuclear debido al retorno de la presencia Rusa en la localidad de Akkuyu; ni las arengas anti-europeas de un país que tiene tres millones de turcos solo en Alemania.  La nueva alianza con el Gobierno de Erdogan, nos involucra  en el complicado tablero del Medio Oriente, sin tener ni la tradición ni el conocimiento de la realidad de esos países, pero  embarca una vez más  a Venezuela en una aventura sin sentido, gracias al nuevo giro en las relaciones con la Turquia de Erdogan.

Maduro: Si la oposición intenta un golpe, reaccionaré con más fuerza que Erdogan

NicolásMaduro4M (1)

El presidente Nicolás Maduro aseguró que, que si la oposición “pasa la frontera del golpismo”, su Gobierno responderá con fuerza y que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, “se va a quedar como un niño de pecho” con la reacción que tuvo ante el reciente golpe que sufrió.

“¿Ustedes vieron lo que pasó en Turquía? Erdogan se va a quedar como un niño de pecho para lo que va a hacer la revolución bolivariana si la derecha pasa la frontera del golpismo”, dijo Maduro durante un acto con simpatizantes en el oriente del país.

El presidente aseguró que esta no es una frase más, pues “está preparado para hacerlo” al referirse a una reacción fuerte ante algún intento de golpe.

“Estoy preparado para hacerlo y me sabe a casabe (a nada) lo que diga la OEA y lo que diga el imperialismo norteamericano”, señaló.

“Atrévanse, que aquí está la clase obrera y el pueblo unido, quiero paz, quiero diálogo, quiero prosperidad y lo vamos a conquistar”, agregó.

El chavismo ha acusado a la oposición reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de querer darle un golpe de Estado a Maduro.

La MUD intenta activar un referendo para revocar el mandato de Maduro este año como mecanismo democrático para acelerar el fin de su Gobierno.

Turquía: al menos 86 muertos en un doble atentado en una marcha por la paz

Turquía

 

Una marcha por la paz en Ankara terminó hoy de la peor manera: con un doble atentado, aparentemente suicida, que dejó por lo menos 86 muertos y 186 heridos, a tres semanas de las elecciones legislativas anticipadas en Turquía, confirmó el gobierno.

El atentado constó de dos explosiones, que se produjeron con unos minutos de diferencia, cerca de la estación de tren de Ankara antes de la marcha, que reunía a delegaciones de sindicatos y partidos políticos de izquierda, entre ellos la principal formación prokurda del país, Partido Democrático de los Pueblos (HDP, por sus siglas en turco), que afluyeron de toda Turquía para participar en la manifestación.

 


El ministro de Salud turco, Mehmet Müezzinoglu, actualizó el balance de víctimas, entre las que hay 28 heridos graves, en una conferencia de prensa transmitida en directo por la cadena de noticias NTV.

Más tarde, el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, consideró que “hay muy nítidas indicaciones” de que los atentados fueron perpetrados por atacantes suicidas.

“En la investigación se consideran todos los grupos terroristas”, aseguró, y enumeró el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) -que hoy anunció un alto el fuego-, el grupo jihadista Estado Islámico (EI), la red terrorista Al-Qaeda y los grupúsculos de la ultraizquierda turca.

“Este ataque no se dirige contra ningún grupo determinado ni contra ningún colectivo político. Es un ataque contra toda la nación”, aseveró el primer ministro, quien además anunció tres días de luto en el país.

Por su parte, el presidente, Recep Tayyip Erdogan, condenó el atentado como un “abominable ataque contra la unidad y convivencia”, pero agregó que “no se distingue en nada de los actos de terror contra ciudadanos inocentes, funcionarios, policías y soldados”, en referencia a los ataques de la guerrilla kurda.

La protesta pretendía pedir el fin de la renovada violencia entre rebeldes kurdos y fuerzas de seguridad turcas.

“Escuchamos una explosión fuerte y otra pequeña. Hubo un gran movimiento de pánico, y luego vimos cadáveres en la explanada de la estación”, dijo Ahmet Onen, un jubilado de 52 años.

“Una manifestación que debía ser por la paz se ha convertido en una masacre. No entiendo lo que pasa”, añadió con los ojos llenos de lágrimas.

“Maldecimos y condenamos este ataque atroz contra nuestra democracia y la paz de nuestro país”, dijo el ministerio.

Dos horas después de las explosiones, los agentes dispararon al aire para dispersar a los manifestantes encolerizados por la muerte de sus compañeros en las explosiones, y que gritaban “policías asesinos”, comprobó la agencia AFP.

Alto el fuego

Después del atentado, los rebeldes del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), que desde hace tres meses multiplicaron sus ataques contra las fuerzas de seguridad turcas, anunciaron la suspensión de sus actividades al menos hasta las elecciones legislativas.

“Teniendo en cuenta los llamados venidos de Turquía y del extranjero, nuestro movimiento decretó un periodo de inactividad de nuestras fuerzas de guerrilla, salvo si nuestros militantes y combatientes son atacados”, anunció en un comunicado la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), que agrupa a todos los movimientos rebeldes.

El antecedente de Suruç

“Estamos ante una masacre terrible. Se ha cometido un ataque bárbaro”, dijo el copresidente del HDP Selahattin Demirtas.

La cadena de información NTV difundió imágenes de video de un testigo donde se ve a manifestantes cantando y bailando agarrados de la mano, y que de pronto caen al suelo por la potencia de la explosión.

“Vi a un hombre con la pierna arrancada, tumbado en el suelo. También vi una mano seccionada sobre el asfalto”, dijo otro testigo, Sahin Bulut, miembro de la Asociación de Ingenieros de Estambul. “Es como en Suruç”, añadió.

El pasado 20 de julio, un atentado suicida atribuido al grupo Estado Islámico (EI) mató a 32 militantes de la causa kurda en la ciudad turca de Suruç, muy cerca de la frontera con Siria.

Tras el atentado de Suruç arreciaron los enfrentamientos entre el ejército turco y los rebeldes del PKK, que hicieron saltar por los aires un frágil alto el fuego vigente desde marzo de 2013.

Más de 150 policías o soldados han muerto desde entonces en atentados atribuidos al PKK. Las autoridades turcas afirman por su lado que han “eliminado” a más de 2000 miembros del grupo rebelde en sus operaciones de represalia.

Clima preelectoral caldeado

El ataque tiene lugar a tres semanas de las elecciones legislativas anticipadas, previstas para el 1° de noviembre. El clima político está caldeado por los enfrentamientos diarios y sangrientos entre las fuerzas turcas y los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste de mayoría kurda.

En las legislativas del 7 de junio pasado, el partido del presidente islamista conservador Recep Tayyip Erdogan perdió la mayoría absoluta que tenía en el Parlamento desde hace 13 años, en parte gracias al buen resultado del HDP.

Tras fracasar las negociaciones para formar un gobierno de coalición, Erdogan convocó unas elecciones anticipadas para el 1 de noviembre en las que espera recuperar la iniciativa política.