Chavismo Originario archivos - Runrun

Chavismo Originario

En defensa de Maduro, por Laureano Márquez

 

TOCA HACERLO.  Como nadie ha salido en su defensa, este servidor  se siente convocado por la injusta agresión del llamado “chavismo originario” (en lo sucesivo, chao) en contra del susodicho. La principal acusación que le hacen es la de haber traicionado el legado del comandante,  cuyos postulados y obra son la quintaesencia de el llamado chao. Nada más distante a la verdad. Para fundamentar mi deducción -y mi defensa-, me ceñiré de manera estricta a la llamada lógica aristotélica. Partamos de la premisa mayor: ¿qué es el chao? La respuesta la podemos ofrecer resaltando los rasgos esenciales de este chavismo originario:

  • Destrucción del Estado de Derecho: para tal fin, además de quebrantar la legislación vigente sobre la cual llegó al poder y que nunca juró cumplir, el chao construyó un nuevo edificio jurídico a la medida de sus necesidades de sometimiento de toda disidencia que se pudiera presentar. Se aniquiló así la división de poderes y se hizo del poder judicial un órgano servil, a las órdenes del comandante.

  • Aniquilación de la democracia:desde los tiempos del famoso primigenio “kino Chávez”, el chao  construyó un sistema electoral que procuraba hacer mermar la representación de todo aquel que se opusiera. Para ello, se construyó progresiva y sistemáticamente un sistema electoral  que fue conducido -hábil y gradualmente- del ventajismo sistemático al fraude abierto y descarado.

  • Persecución a la disidencia: todo aquel que se opuso al chao, fue perseguido, expulsado de puestos de trabajo en el Estado. ¿Se acuerdan del famoso pito y de los 18 mil?, ¿se acuerdan de “dojo dojito”?, ¿se acuerdan de la lista Tascón? De la persecución se pasó al encarcelamiento, con juicios amañados, con una fiscalía parcializada que encarcelaba opositores y declaraba locos a los que levantaron su voz: ¿se acuerdan de Franklin Brito?

  • Represión brutal de la oposición: de la persecución a la disidencia, el chao  pasó a la represión y encarcelamiento de líderes opositores. ¿Se acuerdan de “me le echan gas del bueno”?, ¿de la jueza Afiuni, cuya prisión fue ordenada por “el galactico”? La lista de violaciones a los derechos humanos es demasiado larga y estos escritos tienen limitaciones de espacio. Solo hagan ustedes memoria.

  • Silenciamiento de medios: el chao cerró medios de comunicación (¿se acuerdan de RCTV?), amenazó a los que no cerró, persiguió periodistas, los encarceló,  compro periódicos y canales de TV, demandó a otros hasta quebrarlos, les negó el papel, y tantos etcéteras.

  • Destrucción del aparato productivo: para lograr tal fin, el chao expropió empresas (¿recuerdan el “¡expropiese!”?), acorraló a sectores productivos con regulaciones destructivas, sometió y subordinó la voluntad política de  la población a través del control de la distribución de alimentos, persiguió productores, destruyó progresiva y sistemáticamente todo aquello que cayó en sus manos.

  • Corrupción desenfrenada: el chao, según uno de sus propios exponentes, se robó una tercera parte de los ingresos que entraron al país. Seguramente sus cifras son manipuladas a favor, pero démoslas por ciertas. Eso es mucho dinero. Ese es el dinero y el delito que hoy sanciona y persigue la comunidad internacional.

Establecida la premisa mayor en esta breve reseña de lo que es el chao, vayamos a la premisa menor: ¿cree usted que el susodicho reúne todos y cada una de los postulados y acciones que caracterizan la esencia del chao, más allá de los accidentes? Respondida esta pregunta en la intimidad del pensamiento de cada quien, toca concluir lo que la lógica del maestro griego ordena, más allá del conveniente autolavado de conciencia:  ergo, no solo es el más conspicuo, claro y honesto representante del chavismo originario, sino que cuidado y si no es, incluso, como dice el dicho: más papista que el propio Papa (con el perdón de Franciscus), es decir el único exponente del auténtico chao, por algo fue ungido.

Se le atribuye a Aristóteles la frase “Amicus Plato, sed magis amica veritas” (soy amigo de Platón, pero más aún de  la verdad). Eso asegura Ammonio en su obra “La vida de Aristóteles”, pero para nuestros fines, podríamos revertir la frase llegando una similar conclusión a la inversa, partiendo  de la misma lógica aristotélica: soy enemigo de Platón, pero más enemigo soy de la mentira.

@laureanomar

Balada del chavista originario, por Carlos Blanco

 

 

SE ENTIENDE QUE UNA PORCIÓN DEL CHAVISMO DESCONTENTO QUIERA SEGUIR en contacto con sus bases chavistas y recurra a expresiones como la del título. Sería una jugada para abandonar la nave nodriza sin que los acusen de haberse “vendido a la derecha”. El problema es que si no es un disfraz para pasar de puntillas a la rebeldía en contra del régimen, es un timo.

Para poner las cosas en su sitio, hay que recordar que el chavismo se alimentó de adecos, copeyanos y chiripero de la época, así como la oposición de hoy se alimenta del chavismo. Son como gigantescas olas de opinión que recalan, a veces con fanatismo, en aceras contrarias. La oposición actual se nutre en buena medida de masas que fueron chavistas; de otro modo no se explicaría el casi 90% opositor.

El asunto no es tan obvio con los dirigentes que abandonaron el chavismo desde el propio inicio de la pesadilla en 1999 o poco después. En estos casos ha habido controversias públicas. Hay quienes no admiten que los que llevaron a Chávez al poder y pronto se desligaron de él tengan cabida en la diversidad opositora. Son aceptados más por los dirigentes que por muchos opositores de a pie. Curiosamente, en la medida en que arrecia la crisis, lo que fue tolerancia antigua puede tornarse en intolerancia reciente. A pesar de que nadie tiene derecho para admitir o no al Sancta Santorum opositor a quien quiera entrar. La oposición no tiene dueño, y ahora menos que nunca.

El problema es diferente con el movimiento denominado chavismo originario. No es un nombre inocente y ya se han visto manifestaciones en sus dirigentes. Se trata de un movimiento en contra de Maduro y su mafia al que consideran un traidor a la causa de Chávez, y por cuyo rescate actúan. Es una operación de salvamento de la pesadilla original. Se ve en las manifestaciones altisonantes en contra de “la derecha”, así en uso del más insolente “estilo originario” increpan a Almagro, a quien le solicitan una audiencia hablándole golpeadito.

Lo que Chávez hizo fue construir una sociedad bajo el yugo del Estado y, en particular, de sus aparatos represivos, la dilapidación de los recursos públicos en nombre de los pobres a los que finalmente arruinó más de lo que estaban originariamente, la conversión del país en un “territorio libre” para la guerrilla, el narcotráfico y el terrorismo; en medio de la más brutal corrupción que propició y amparó.

Al chavismo originario y a los chavistas originarios que genuinamente buscan una oportunidad democrática bien les vale despojarse de ese fantasma que fue el autor de esta tragedia.

El Nacional

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 23.10.2018: ALTO: Pasaporte,

 

ALTO

¿COBARDIA?:

Ya cumplí 9 semanas sin mi pasaporte venezolano vigente y renovado hasta el 2020. Recuerden que fui ilegalmente despojado del mismo, pues no hay ninguna orden judicial en mi contra, una funcionaria del Saime en el aeropuerto de Maiquetia -que díjo obedecer órdenes superiores- me lo quitó pues “estaba anulado”. Tras una docena de visitas a la oficina principal del Saime en Caracas esta es la fecha que no me han dado respuesta. Ningun funcionario se atreve a decir quien les dio la orden. Por esta via solicito al presidente Nicolás Maduro, la autoridad máxima de la Venezuela ROJA, que dé la orden para que se me entregue mi pasaporte cuanto antes. Le recuerdo, además, que en el mismo estan las visas vigentes para otros países. Es mi derecho al libre tránsito y a tener identificación personal lo que se estas vulnerando por el capricho de algún cobarde capitoste del régimen…

¿PUNTO DE ENCUENTRO?: Ahora que apareció un grupo que se identificó como el “Chavismo Originario” pidiendo ser oído en la OEA y otros entes que han sido críticos -como ellos- con el gobierno de Maduro, se abre una nueva via de encuentro entre todos los que se opondrían -de convocarse el referendo obligatorio- a la aprobación de una nueva “constitución” hecha entre gallos y medianoche por la ilegítima Asamblea Constituyente. Ese punto coincidente permitiría, de convocarse la votación, a no aceptar ese cambio de la Carta Magna que cercenaría aún mas los derechos de los venezolanos. Por supuesto que aún faltan días para saber las verdaderas intenciones del régimen y, sobretodo, la disposición de los partidos democráticos a participar …

EL SENADOR A QUIEN MADURO ESCUCHA: Es Bob Corker, republicano, pero crítico del presidente Trump y quien se retira del Congreso estadounidense en unas semanas. Estuvo aquí dos días y se reunió con Maduro, Cilia, Lacava y Jorge y Delcy Rodríguez en una casa de Fuerte Tiuna. Una buena fuente me manifiesta que esta puesta en escena con un Senador al que le quedan apenas tres semanas en su cargo es para darle un mensaje a lo interno de los factores de poder rojo rojitos de que “si se puede negociar con los EE. UU. el tema de las sanciones y otros puntos álgidos”. Este tema los preocupa hasta el alma. Se les olvida que ya hay un acuerdo bipartidista en el Congreso estadounidense en referencia a Venezuela y que, además, es muy completo. A los rojos les preocupan mucho mas las sanciones de la Unión Europea. Saben que vienen más y muy específicas contra funcionarios responsables de lucrar con los dineros públicos y de coartar libertades y democracia. Estos días Corker ha llevado la delantera republicana denunciando al gobierno saudita por el asesinato del periodista Khashoggi. Su posición ha obligado al presidente Trump a llamar mentiroso al gobierno de ese país pidiendo el esclarecimiento de dicha trama en suelo turco. Como ya esta por jubilarse del Congreso estadounidense no teme a represalias de su partido por salirse de la tónica oficial …

¿POR QUÉ NO ACTÚA?: El ministro de Información, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, pidió a España “devolver a Venezuela el dinero que fue incautado por corrupción y lavado de dinero” a varios venezolanos detenidos en ese país. Pura propaganda sabemos. Hasta ahora no se ha puesto ninguna denuncia internacional contra siquiera uno u otros varios venezolanos (¿funcionarios o enchufados?) partícipes de las múltiples tramas de corrupción que se han descubierto en estos 20 años rojos. Casos conocidos, y en algunos países investigados, de PDVSA, CITGO, PDVAL, CLAPS y otros famosos guisos bolivarianos no han llegado hasta el fin pues Venezuela no ha hecho las denuncias pertinentes ni ha aceptado integrarse a esos procesos judiciales pues aún hay gente en el gobierno de Maduro (algunos vienen desde 1999 con Chávez) que obstaculizan cualquier acción de ese tipo por el temor de que aparezcan sus nombres o sus cuentas. Por ello se hacen los locos cuando casos como Odebrecht salpican desde los dos presidentes hasta al menos una docena de exministros y funcionarios actuales. Dense cuenta de que el ejecutivo no ha movido ni un dedo para averiguar sobre esas cuentas. El doble discurso es tal que cuando oficiaron al gobierno de España con el nombre de Rafael Ramírez, expresidente de PDVSA, para averiguar sus andanzas lo hicieron a sabiendas de que el hoy convertido en feroz crítico de Maduro vive en Italia. Como no hay denuncias sobre ese dinero -supuestamente lavado- proveniente de coimas, comisiones, contratos, bonos o simplemente traspasos a cuentas de terceros, ningún tribunal ni policía extranjera puede llegar al fondo. Fíjense que los casos de Odebrecht, Camargo-Correa, Andrade-Gutiérrez y otras empresas brasileras, hasta la gigante Petrobras, no siguieron la investigación requerida ni se pidió información a las policías y tribunales de Brasil como tampoco de Portugal en el caso del conglomerado Teixeira Duarte o del Banco Spirito Santo.