CRONOLOGÍA | Petróleo no ha dejado de derramarse durante la administración de Maduro - Runrun
CRONOLOGÍA | Petróleo no ha dejado de derramarse durante la administración de Maduro
Son al menos 28 derrames petroleros que han ocurrido en Venezuela desde 2013. Anzoátegui es el estado en el que se ha registrado la mayor cantidad de derrames petroleros
Desde 2012, en el Lago de Maracaibo se registra un derrame constante de entre uno y ocho barriles diarios

@fefamaya

 

Desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia de Venezuela en el año 2013, han ocurrido al menos 28 derrames petroleros a lo largo del territorio nacional. Hasta los momentos, 2018 fue el año con mayor cantidad de derrames petroleros, registrando nueve a lo largo del año. 

Durante 2018, siete de los derrames ocurrieron en el estado Anzoátegui y seis tienen como origen la operadora petrolera de Pdvsa, Petrocedeño. El derrame restante tuvo su origen en Complejo Industrial Petrolero José Antonio Anzoátegui. 

2000 barriles también fueron derramados en el estado Monagas en 2018, específicamente en el río Guarapiche. El derrame se originó en la fosa de petróleo residual de la Planta de Recuperación Secundaria de Pdvsa en el Complejo Operacional Jusepín. 

El noveno derrame registrado en 2018, ocurrió en el Lago de Maracaibo, estado Zulia. No se conoce ni la magnitud ni la procedencia de la fuga de crudo. El más reciente ocurrió el 20 de agosto de 2020, en la Refinería El Palito. Golfo Triste es la principal zona afectada por los residuos de petróleo. 

Según el ingeniero químico, Fernando Morales, los derrames son eventos instantáneos que ocurren generalmente por colisiones, hundimientos, explosiones, etc. La mayor parte de las veces desde buques aunque también desde instalaciones en tierra.

Mientras que, las fugas provienen de instalaciones y/o operaciones defectuosas y pueden ser permanentes, no tienen carácter instantáneo. “Lo que ocurrió y sigue ocurriendo en El Palito”, señaló Morales. 

El profesor de la Universidad Simón Bolívar (USB) explicó que las fallas de los equipos son predecibles, el diseño contempla la minimización de riesgos y las operaciones modernas obedecen a criterios de confiabilidad.

“Tanto fugas como derrames tienen su origen en fallas humanas, como defectos de diseño, operación defectuosa, falta de mantenimiento, selección inapropiada de materiales, entre otras”, dijo.

Morales aseguró que la mayor parte de los derrames petroleros no se hacen públicos a menos que su magnitud o exposición lo exija.

La recopilación de los datos sobre derrames petroleros que realizó Runrun.es fue a través de reportes de prensa. A lo largo del territorio nacional existen derrames petroleros constantes, como es el caso de las fugas de hidrocarburos en Lago de Maracaibo. La profesora Flora Barboza aseguró que desde 2012, en el Lago de Maracaibo hay un derrame constante de entre uno y ocho barriles diarios. 

Anzoátegui, Falcón, Zulia y Monagas son los estados más afectados

El estado más afectado en cuanto a cantidad de derrame los últimos siete años ha sido Anzoátegui, con un total de 11. Seguidamente, se encuentra Falcón, un estado que ha debido enfrentar al menos siete derrames en sus costas desde 2013. 

En el caso del estado Zulia, los derrames son constantes, tal como se mencionó anteriormente, diariamente entre uno y ocho barriles son derramados en el Lago de Maracaibo.

Por otro parte, el estado Monagas se ha visto afectado por la magnitud de los tres derrames que han ocurrido desde 2013. 122 mil barriles de petróleos se han esparcido en las tierras del estado durante los años de mandato de Nicolás Maduro. 

Pdvsa solo atendió seis de 28 derrames petroleros

De acuerdo a los datos recopilados para este trabajo, Petróleos de Venezuela activó los planes de contingencia correspondientes a las diferentes refinerías solo una vez por año desde 2014 hasta 2019. Los 22 derrames restantes, en el que caso de ser atendidos, voluntarios, funcionarios de protección civil y alcaldías eran los encargados de realizar el saneamiento. 

Fernando Morales reiteró que la soledad y precariedades reinan en los campos petroleros. “No tiene personal ni medios para producir y hacer mantenimiento. Es imposible que puedan atender derrames, los cuales van a producirse espontáneamente por corrosión y otros problemas y no van a poder ser atendidos”, dijo. 

El 26 de octubre de 2014, un derrame en la Bahía de la refinería de Amuay fue atendido por un equipo del Centro de Refinación Paraguaná, que se trasladó al sitio para inspeccionar el área. El Plan local de contingencia, en el que participan la comunidad organizada con los pescadores de la zona, fue activado de manera inmediata. 

Cinco meses después, el 15 de marzo de 2015, tras el derrame de 80 mil barriles de petróleo, proveniente del Complejo Jusepín de Monagas, en el Río Guarapiche; Pdvsa aseguró activar los protocolos correspondientes para solventar la situación. 

En 2016, 25 mil barriles provenientes de un oleoducto de Petroanzoátegui se derramaron en los ríos Aribi y El Palo, en el estado Anzoátegui. En esa oportunidad Pdvsa afirmó a través de un comunicado que las comunidades afectadas fueron atendidas.

Tras el derrame del en los municipios Complejo Industrial Petrolero José Antonio Anzoátegui Peñalver y Píritu del estado Anzoátegui, Pdvsa comunicó los planes de contingencia y saneamiento, contaban con más de 120 personas y 20 botes tipo peñero para la recolección del crudo en tierra firme y en el mar. Según el Ministerio de Ecosocialismo (Minec), más del 70% del crudo fue recolectado.

La última fuga de crudo atendida por la petrolera estatal fue el 22 de julio de 2019, cuando un derrame originado en la termoeléctrica Planta Centro afectó 30 kilómetros de costa venezolana, principalmente la costa Palma Sola, en Carabobo y las costas de Falcón.

El 23 de abril de 2017, la refinería Point-A-Pierre de la empresa estatal PetroTrin, en Trinidad y Tobago, derramó 300 barriles que afectaron cinco cayos del Archipiélago de Los Roques, el Golfo de Paria y las costas de Sucre, Nueva Esparta y Delta Amacuro. 

El 15 de mayo de ese mismo año, miembros de la comunidad y autoridades de la isla llevaron a cabo una jornada de verificación y limpieza para hacer frente a la situación. Henry Ruozzo, gerente de la escuela de deportes acuáticos Play Los Roques, señaló que al mediodía había alrededor de siete lanchas recorriendo la barrera.

Cinco meses después, el 26 de septiembre de 2017, se produjo un derrame petrolero del Oleoducto Caño Limón Coveñas, Santander, en Colombia que afectó la Cuenca del Catatumbo. En este caso, un plan de contingencia de Ecopetrol, petrolera colombiana, y labores de sobrevuelo de Pdvsa en la cuenca del río Catatumbo.