#DiarioDeUcrania | El tercer acto (de la guerra), por Tony Bianchi - Runrun
#DiarioDeUcrania | El tercer acto (de la guerra), por Tony Bianchi
Vladimir Putin podría considerarse a mitad de camino en la guerra de Ucrania. Ha salvado la apariencia tras los fracasos de su ataque inicial. Pero Kiev resiste

 

Al aproximarse los cinco meses de la guerra en Ucrania los combatientes de ambos bandos se preparan para un tercer acto de lucha que podría inclinar la balanza del conflicto.

Esto se está dando al finalizar una marcha lenta y sangrienta a través de la región de Luhansk hace una semana con las fuerzas rusas capturando la ciudad de Lysychansk.

Vladimir Putin podría considerarse a mitad de camino y haber salvado la apariencia luego de los fracasos de su ataque inicial dirigido a Kiev, la capital del país. Pero los expertos del Royal United Services Institute (RUSI) de Inglaterra piensan que el líder ruso no se sentirá satisfecho hasta conquistar Donetsk. Con ello pretende reclamar completamente la región del Donbass que ha albergado facciones separatistas respaldadas por Rusia desde 2014.

Esta nueva ofensiva se daría a pesar de que tanto el ejército ruso como el ucraniano han sufrido grandes pérdidas. Ambos están muy cerca del agotamiento. Es esta la razón por la cual la infantería de Moscú está en medio de una aparente pausa operativa para «descansar, reacondicionar y reconstituir».

Esto podría dar tiempo al ejército de Ucrania de prepararse para defender las partes de Donetsk que conserva. Principalmente el cinturón industrial que corre hacia el sur desde la ciudad de Sloviansk.

Mientras tanto, las fuerzas de Kiev empezaron unas contraofensivas en otras partes del país que incluyen la sureña ciudad clave de Kherson. Con la llegada de nuevos armamentos enviados por la OTAN y los Estados Unidos los ucranianos prepararían más acciones en el sur del país.

Mapa de la invasión rusa a Ucrania, con las ciudades clave. Gráfico de AFP

Max Bergmann, director del programa de Europa en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, señala que las últimas dos semanas han registrado un progreso lento pero constante de Rusia. Despliegue que expone las limitaciones en el arsenal defensivo de Ucrania.

“Sus ventajas en armamento y potencia de fuego han comenzado a mostrarse; por eso preparan las condiciones para una ofensiva más significativa en las próximas semanas o meses”, dijo Bergmann.

En este momento el ejército de Ucrania está en una carrera contra el tiempo para familiarizarse con el equipo occidental recibido. Bergmann da por descontado que la defensa de Ucrania será obstinada. Y que seguirá con la táctica de causar grandes pérdidas y frenar lo más posible a los rusos.

Rusia esperará tomar la delantera y aplastar a la resistencia ucraniana. Moscú considera que Kiev tendrá grandes dificultades en lanzar ofensivas efectivas.

Pero en las últimas semanas, Ucrania recuperó la Isla de las Serpientes. También se anotó cierto éxito con las contraofensivas de Kherson, obligando a Rusia a ponerse a la defensiva. Y luego el ejército ucraniano destruyó lo que dijo era un importante depósito de municiones ruso en la ciudad de Nova Kakhovka, también cerca de Kherson; este se considera como uno de los ataques más grandes y exitosos dentro del territorio ocupado por Rusia desde que comenzó el conflicto.                           

Total, que existe una gran incertidumbre sobre los futuros resultados del conflicto. Tanto es así que dos muy conocidos exgenerales norteamericanos, Mark Hertling y Wesley Clarke, difieren en su pronóstico del enfrentamiento.

Entrevistados por la cadena CNN, Hertling se mostró confiado de que los ucranianos puedan parar los avances rusos gracias a su determinación de sacar al enemigo de su país; mientras que Clark piensa que difícilmente esto pueda suceder sin recibir ayuda militar adicional de Occidente. “La única manera de rechazar la invasión rusa, afirma Clark, “es convencer a Putin de que no va a ganar esta guerra.”

Kiev afirma que en Kherson y sus alrededores, donde los ucranianos han recuperado importantes postaciones, los rusos se están preparando para batallas callejeras en la ciudad. Inclusive grandes cantidades de equipos militares rusos se han visto moviéndose a través de Melitopol; estos incluyen convoyes de tanques y vehículos blindados, hacia Kherson y Zaporizhzhia la semana pasada.

Sin embargo, para completar el confuso panorama bélico, analistas militares han especulado que el uso cada vez mayor por parte de Rusia de misiles más antiguos y menos precisos, como el KH-22 (desarrollado en los 60), sugiere que sus reservas se están agotando.

Moscú también ha sacado del «almacenamiento profundo» tanques de la era soviética. Envió al frente el  T-62, de 50 años de antigüedad. Espera con ello ayudar a las tropas, según la inteligencia británica.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es