Futuro de la industria de los hidrocarburos, por Eddie A. Ramírez S. - Runrun
Futuro de la industria de los hidrocarburos, por Eddie A. Ramírez S.
Todos los indicadores evidencian el foso en que se encuentra Venezuela. Pero el petróleo, en otras y mejores manos, aún tiene futuro

 

Todos los indicadores evidencian el foso en que se encuentra Venezuela. Las causas no han sido guerras civiles o confrontación con otros países, tampoco fenómenos naturales, sino por malas políticas de los gobernantes.

El descenso se inició gradualmente durante los últimos gobiernos de la etapa democrática. Pero a partir de la presidencia de Hugo Chávez se produjo una caída abrupta por su política populista de apropiarse de la propiedad privada y destrucción del aparato productivo. Sus desaciertos pasaron un tanto desapercibidos por los elevados precios del petróleo y su poder de comunicación. Con Maduro se produjo la tormenta perfecta: precios bajos del crudo, pésima política económica y nula habilidad para convencer.

Afortunadamente, tenemos varias opciones para iniciar la recuperación. En este artículo nos referiremos a la visión del futuro de la industria de los hidrocarburos, captada a través de las charlas y escritos de distinguidos conocedores del tema, que generalmente forman parte de grupos de trabajo.

Varios de ellos participaron en los excelentes webinar organizados por Venamérica-VAPA; y el reciente por Gente del Petróleo.

Los equipos interdisciplinarios están integrados por profesionales jubilados de Pdvsa, por despedidos ilegalmente de la empresa a raíz del paro cívico nacional y por otros conocedores del tema. Todos comprometidos con la recuperación de nuestra industria de los hidrocarburos y petroquímica.

Hay consenso en que Venezuela no tiene la cantidad de reservas probadas de petróleo y gas que dice el régimen, pero que las mismas son muy abundantes, y que parte de ese petróleo se quedará bajo tierra ante el surgimiento de fuentes alternas de energía.

Consideran que la transición energética es inevitable, pero que el petróleo seguirá teniendo un importante rol como fuente de energía durante varios años.

Ante la presión mundial para reducir las emisiones de CO2, para limitar el calentamiento global, una de las opciones es inyectar, o sea secuestrar, ese gas en el subsuelo; para aplicar esta solución, tenemos la ventaja de disponer de numerosos yacimientos ya explotados.

Como es sabido, la mayor parte de nuestras reservas son de petróleo pesado y extrapesado en la Faja del Orinoco. Algunos piensan que el esfuerzo debe dirigirse a explotar dicha faja. Otros consideran que todavía tenemos mucho petróleo mediano y liviano. Al respecto, hay que evaluar qué tipo de petróleo demandan los diferentes mercados a los que nos conviene exportar.

En vista de que el sector automotor es el que está migrando más rápidamente del uso de diésel y gasolina a vehículos eléctricos, recomiendan que las nuevas plantas petroquímicas se ubiquen a la par de las refinerías. Ello facilitará que, a medida que descienda la demanda de combustibles, aumente la producción de productos petroquímicos, que tienen una demanda creciente. 

Así mismo, consideran que el Estado no tiene suficientes recursos para invertir en la recuperación y crecimiento de esta industria. Por eso, es imprescindible la participación del sector privado internacional e ir incorporando empresas venezolanas. Así mismo, dar prioridad a las empresas mixtas existentes, reduciendo la participación accionaria de Pdvsa y otorgándoles mayor autonomía. Existe la certeza de que el actual sistema fiscal de impuestos y regalías no estimula a los inversionistas, por lo que recomiendan flexibilizarlo, considerando la rentabilidad de cada proyecto.

Desde el 2016 Pdvsa no presenta informes, por lo que se desconoce la cifra actual de trabajadores. Para esa fecha tenía 168.905; en el 2002 eran 69.000. En ambos casos se incluyen los contratados. Lo que se conoce es que muchísimos han desertado por temor a los accidentes, inconformidad con las malas decisiones gerenciales, rechazo a la corrupción, bajísimos sueldos y deficiente atención médica. Para la recuperación de la empresa hay que contar con el personal existente, sustituyendo a los directores y gerentes generales, así como al personal que no agrega valor.

Recomiendan la creación de un Ente Independiente de Energía, que otorgue los permisos para explorar y extraer crudo, mediante rondas de licitación, y supervise el cumplimiento. Algunos piensan que en el corto plazo debe desaparecer Pdvsa y que el Estado no tenga ninguna empresa; otros que es recomendable una petrolera estatal redimensionada. La realidad es que, se esté o no de acuerdo, durante unos años Pdvsa tendrá que seguir existiendo. Después corresponderá al sector político decidir su futuro.

Un punto mencionado en los diferentes grupos es que Venezuela tiene también importantes fuentes alternas de energías renovables e inmensas áreas de bosques y posibilidades de replicar la experiencia de las plantaciones de Uverito. Eso permitiría satisfacer holgadamente los requisitos de disminuir la llamada huella de carbono, e incluso lograr la meta de equilibrio entre lo que se emite y se captura en las operaciones industriales.

Las industrias del acero y aluminio, ubicadas en una zona con producción de energía hidráulica, tienen una reducida huella de carbono y bajo costo de producción.

La conclusión es contundente. El futuro de la industria de los hidrocarburos, base de la recuperación de nuestra economía, es promisorio. Además, Venezuela tiene la oportunidad de convertirse en un centro energético regional. Ojalá el sector político acepte las recomendaciones de los expertos, para que el nuevo gobierno las ejecute y podamos salir del subdesarrollo.

Como (había) en botica

  • La dictadura de Chávez-Maduro rinde homenaje a nuestros indígenas caídos durante la conquista, pero asesina a nuestros actuales compatriotas, sean yanomani, wayúu, pemones o waraos.
  • Se robaron Agroisleña y ahora tenemos que pagar 1600 millones de dólares en compensación; crearon Agropatria y la quebraron, perjudicando a miles de agricultores.
  • El genocida Putin solo cuenta con el apoyo de sus iguales, Lukashenko, Maduro y Daniel Ortega.
  • Lamentamos los fallecimientos de Marisol Schiaffino y de Rafael Tinaure, compañeros de Gente del Petróleo y de Unapetro. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es