“Sit down” o la generación de sofá, por Juan Fernández - Runrun
“Sit down” o la generación de sofá, por Juan Fernández

@SoyJuanette 

Hola querido lector te escribo estas líneas desde la comodidad de un elemento de la casa que se ha puesto de moda en tiempos de cuarentena: el sofá.

Para aquellos que todavía dudan de que los guionistas de Los Simpson no pueden predecir el futuro, les tengo una pista: si los tipos no hubiesen sabido que íbamos a pasar todo el día tirados en el sofá ¿por qué en la introducción de cada uno de los episodios metieron una acción de la familia más famosa del mundo justamente en el sofá? Evidentemente nos estaban preparando para este nuevo tiempo.

Sit down” o la generación de sofá, por Juan Fernández

Esta época es el sueño cumplido del holgazán. Seguramente tu abuelo, tu padre o algún tío te habrá retado porque te la pasabas tirado en el sofá mirando dibujitos, y comiendo todo el día. ¿A quién no le dijeron bueno-para-nada en algún momento? Creo que, si mis abuelos vieran que ahora para salvar al mundo solo hay que quedarse tirado viendo Netflix y comiendo snacks, resucitarían y volverían a morir de la indignación. Pero bueno, los tiempos cambian.

Estoy convencido de que, así como la pintura rupestre, la escritura, el motor a vapor y la electricidad son símbolos de una era, el sofá será el emblema de este nuevo mundo que nos tocará vivir. 

Supongo que cada uno desde su trinchera está viendo cómo el coronavirus ha modificado la manera en que hacíamos las cosas y, en algunos casos, irreversiblemente. Por ejemplo, en lo que a mí me corresponde, que es el humor, he notado en estas semanas cómo los Live de Instagram se han vuelto el escenario para hacer comedia en todo el mundo.

El que me hubiese dicho hace un mes que tendría mi primera presentación de comedia en un circuito de Madrid (recuerden que estoy en Buenos Aires), le habría dicho que estaba loco. Pero sí, la semana pasada gracias a mi amiga, la comediante española Nuria Jiménez, hice quince minutos con público español, argentino y por supuesto venezolano. Lo particular de todo esto es que lo hice en la comodidad de mi sofá, sin volar largas horas, y sin jet lag (igual hoy no estamos como para ir a caminar por El Retiro, o por La Puerta del Sol).

No nos creamos ahora que hemos descubierto América, (que después de esta pandemia, un poco sí), porque esto de hacer stand up sentado se llama “Sit down”, y yo se lo vi a mi amigo Laureano Márquez en el Teatrex El Bosque de Caracas, hace varios años. Y seguramente, antes de Laureano, otros muchos habrán hecho stand up sentados (y es que algún comediante paralítico habrá)

Por eso quiero aclarar que el estar todo el día con el culo pegado a tu sofá no es excusa para no hacer nada. Yo en estos 14 días he tenido mucha actividad. Por ejemplo, he participado en varios Open mic, he hecho varios “Vivos” con mis compañeros de Producciones Wakanda y Kamize, grabamos un video cómico y, como les conté en artículos anteriores, retomé la costumbre de escribir… Y si yo, que soy un tipo superholgazán he podido, ¿por qué tu no?

Lo que me queda claro es que, luego de esta pandemia, seguramente el mundo no vuelva a ser nunca más lo que fue, pero lo bonito de todo esto es que ahora podrá ser como queramos que sea. Me gusta pensar que estamos a las puertas de un nuevo orden mundial, donde el ser humano se preocupe más por lo que es el otro y no por lo que tiene.

La humanidad se ha dado cuenta finalmente de que es muy frágil, y que podemos perderlo todo simplemente con el aletazo de un murciélago.