Carlos Villamizar, exdirectivo de Directv acude al Sebin: Espero que haya justicia, yo soy inocente - Runrun
Carlos Villamizar, exdirectivo de Directv acude al Sebin: Espero que haya justicia, yo soy inocente
El abogado Jesús Loreto explicó que desconocen los cargos que se le imputan a los directivos y habían acudido a Fiscalía y al TSJ para narrar los hechos 

El exvicepresidente de Estrategia y Negocios de Directv Venezuela, Carlos Villamizar anunció que acudirá a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) luego de que emitieran una orden de aprehensión en su contra.

Villamizar explicó en una rueda de prensa -antes de dirigirse al centro de el Helicoide- junto a su abogado Jesús Loreto, que el día martes, 2 de junio, acudieron a la Fiscalía General y al Tribunal Supremo de Justicia, para introducir una denuncia en contra de la empresa por despido injustificado y también por la interrupción del servicio de televisión por cable, el pasado 19 de mayo. 

“El 19 de mayo fuimos notificados de que fuimos removidos y despedidos de todos nuestros cargos. Fue una gran sorpresa, en ningún momento estuvimos enterados”, agregó.

Sin embargo, a pesar de la entrega de documentación y denuncias la Fiscalía emitió orden de captura contra Villamizar, el gerente general, Héctor Rivero y Rodolfo Carrano, vicepresidente de operaciones, quienes ya se encuentran presuntamente detenidos en el Helicoide, Caracas.

Igualmente Villamizar señaló que esta medida del cierre de Directv en Venezuela ha afectado a 600 trabajadores en el país y que desde el 19 de mayo, día que fue despedido, no ha tenido contacto con AT&T, dueña de Directv en Estados Unidos. 

“No tengo acciones en la empresa, no tengo beneficios, era un trabajador contratado”, señaló.

Sobre su entrega a las autoridades, Villamizar aseguró que espera que con esto se demuestre la verdad de toda la situación. “En el momento que me dieron la noticia, lo primero que hice fue prender la televisión y ver cómo iban desapareciendo los canales”. 

Parte de sus deseos es que “se reconozca que es un error, que fuimos un afectado más y que nos quedamos sin trabajo y no tuvimos nada que ver con esto. Siempre demostramos la mayor colaboración con el ente regulado, siempre nos ajustamos a todos sus requerimientos”.

Carlos Villamizar ratificó que ningún trabajador de Directv en el país, tiene las herramientas para restablecer la señal o poner operativa la empresa. “Espero que haya justicia. Yo soy inocente”, reflexionó. 

No hay razones

El abogado de los directivos venezolanos, José Loreto explicó que el martes, 2 de junio, acudieron a la Fiscalía y al TSJ, para denunciar y aportar documentación sobre lo sucedido el pasado, 19 de mayo.

Loreto agregó que Héctor Rivero, al enterarse del despido y la decisión de AT&T de dejar de operar en Venezuela, comunicó la información al ente regulador de las telecomunicaciones, Conatel. 

“Los tres señores supieron que habían sido despedidos horas antes de que se interrumpiera la señal. Antes de eso el señor Rivero notificó al gobierno nacional y su imposibilidad de evitarlo”, relató el abogado.

También destacó que los tres extrabajadores de Directv, se mantuvieron en el país y que son otras víctimas de la situación. “Presentamos la denuncia en Fiscalía. En esa denuncia aportan toda la información y todas las evidencias que dan cuenta de cómo y que ocurrió el día que se suspendió la señal de Directv en Venezuela”, explicó.

Hasta el momento desconocen los cargos que se le imputan, aunque Loreto aseguró que cualquier cargo no tendría sentido. “Estos señores no participaron en la interrupción de la señal, no conocían esa decisión. Fueron despedidos en virtud de de la decisión de AT&T”. Agregó que la información aportada fue previa a la orden de captura y que tampoco se les informó de una posible orden de detención.

Igualmente indicó que a los tres ciudadanos se les prohibió la salida del país y tienen sus cuentas congeladas, donde además tienen depositada su liquidación. 

“Creemos que se cometió un delito pero contra el señor Carlos Villamizar y hemos aportado la pruebas y documentos que le permite al Estado reconstruir el hecho”, aseveró. 

En la demanda interpuesta por los trabajadores ante la Fiscalía, se indica que fue la coerción ejercida por el gobierno de Estados Unidos, la que obligó a AT&T a dejar de operar en Venezuela. “En tal sentido, queremos hacer énfasis en que, aunque estas dos decisiones fueron tomadas en el territorio de los Estados Unidos de América, han afectado a un número importante de venezolanos. Asimismo, queremos destacar que ni nosotros ni nadie en Venezuela pudo evitar estas decisiones, ya que no contamos con las facultades fácticas, ni jurídicas para hacerlo”.