ONG exigen se investigue asesinato de indígenas waraos en Delta Amacuro - Runrun
ONG exigen se investigue asesinato de indígenas waraos en Delta Amacuro

ORGANIZACIONES INDÍGENAS EXIGIERON AL ESTADO venezolano que se realice una investigación imparcial por el asesinato de los waraos Belki y Samaritana Mendoza, supuestamente crimen cometido por funcionarios de la Guardia Nacional (GN) del estado Delta Amacuro el pasado 29 de abril.

El Grupo de Trabajo de Asuntos Indígenas (GTAI) de la Universidad de Los Andes, La Guarura.info, Laboratorio de Paz (LabPaz), Organización de Mujeres Indígenas del Amazonas Wanaaleru, el Observatorio de derechos indígenas Kape Kape, el Programa Venezolano de Educación Acción en Derecho Humanos (Provea) y Wainjirawa también exigen la libertad de los sobrevivientes y testigos del crimen, quienes fueron fueron apresados días después del doble asesinato.

25 indígenas waraos de la comunidad de Mariusa, en Delta Amacuro, salieron en dos embarcaciones fluviales en busca de agua dulce a un pozo ubicado aproximadamente a un kilómetro de la comunidad el pasado 29 de abril. Durante el retorno fueron alcanzados por una lancha tipo peñero con dos motores, procedente de Trinidad y Tobago, tripulada por dos personas de esa nacionalidad.

Ante la llegada de la embarcación, los indígenas pidieron apoyo para el traslado hasta la comunidad de 16 bidones de agua que llevaban en sus lanchas fluviales. Primero recogieron a nueve waraos en la primera embarcación y posteriormente a 11 waraos en la segunda, para un total de 20 indígenas.

Cuando se dirigían a la comunidad, una embarcación de la GN en la que se encontraban cinco funcionarios, cuatro de ellos con el rostro tapado, dispararon contra la lancha en la que se trasladaban los waraos, sin ningún motivo aparente.

Belki Mendoza, de 23 años, embarazada de 6 meses, y Samaritana Mendoza, de 6 años de edad, resultaron asesinadas. Edgar Pérez, de 42 años, fue herido con un disparo en el pie.

Los sobrevivientes se encuentran detenidos, pues el 5 de mayo una comisión de la Guardia solicitó llegó a la residencia en Tucupita donde se encontraban indígenas waraos y solicitaron trasladar a los sobrevivientes y testigos al comando Desur 61 para una supuesta entrevista que se convirtió en una detención hasta ese momento sin alguna justificación.

Familiares de los waraos apresados precisaron que los militares informaron que se hizo una inspección a la lancha y encontraron un compartimiento secreto donde encontraron 439 panelas de marihuana; por lo que están siendo acusados de tráfico de drogas.

Los waraos aseguran que la GN intentan incriminarlos para justificar los asesinatos y dicen que desconocen si la embarcación del trinitario llevara un cargamento de estupefacientes.

Familiares de los detenidos denunciaron que no han podido verlos ni constatar el estado de salud en el que se encuentran.