#MonitorDeVíctimas | Denuncian que FAES "disfrazaron" de funcionarios a padre e hijo para sacarlos de su casa y asesinarlos - Runrun

#MonitorDeVíctimas | Denuncian que FAES “disfrazaron” de funcionarios a padre e hijo para sacarlos de su casa y asesinarlos

faes_informemonitor.jpg
Los funcionarios policiales vistieron a los Cisneros con ropa negra y los encapucharon para que los vecinos no supieran que se los llevaban de su apartamento, ubicado en la Misión Vivienda de La Limonera, en Baruta

 

@loremelendez 

Desde una de las habitaciones de su apartamento, la esposa e hija de José Luis Cisneros Rivas escucharon los disparos con los que lo asesinaron a él y a su hijo de 15 años. Una hora antes, cuando las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) entraron a su apartamento la mañana del pasado lunes 19 de marzo, los uniformados encerraron a ambas en un cuarto mientras que a los dos hombres de la casa los detuvieron, les ordenaron vestirse, los encapucharon y sacaron de su vivienda.

Las detonaciones que oyeron las mujeres provenían de la parte de atrás del edificio donde viven, en el urbanismo de Misión Vivienda La Limonera de Baruta, al sur del municipio mirandino. Hasta allí fueron llevados Cisneros Rivas, de 40 años, y su hijo menor, José Luis Cisneros Monasterios, quien estudiaba octavo grado en un liceo de la zona.

No era la primera vez que las FAES entraban al conjunto residencial. Semanas atrás lo habían hecho en un par de oportunidades. Practicaron allanamientos ilegales, robaron y los vecinos denunciaron la situación ante los cuerpos policiales. En uno de estos procedimientos, intentaron sacar a un joven de su apartamento, pero la comunidad se interpuso y evitó que se lo llevaran.

“Por eso a José Luis y a su hijo los disfrazaron de FAES”, contó un pariente de las víctimas. “Los vistieron de negro y los encapucharon para que la gente no supiera que los estaban sacando. Se enteraron fue cuando oyeron los disparos”, afirmó el allegado. Ambos recibieron varios disparos.

“Los mataron como a unos perros, sin importarles si era menor o no. Le metieron un ‘psicoterror’ a la esposa, la amenazaron con matar a toda la familia si se atrevía a salir del cuarto”, denunció el familiar.

Cisneros Rivas tenía tres semanas de haber salido de la cárcel. Desde julio de 2014, cuando fue detenido por la Policía de El Hatillo mientras cometía un atraco en el sector Botalón de La Unión, en Miranda, había permanecido tras las rejas. Cuando lo mataron, todavía estaba desempleado. Dejó huérfana a una hija adolescente.

Durante 2018 se registraron 59 homicidios en Baruta, de acuerdo con cifras de Monitor de Víctimas. De este total, 20 (33 %) fueron cometidos por funcionarios policiales. En seis participaron las FAES.

Entre enero y febrero de 2019 han ocurrido 10 muertes en el municipio mirandino: cinco por arma de fuego, cuatro por arma blanca y una por fuerza física. Con el asesinato de los Cisneros, la lista sube a 12.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios