Periódicos regionales no resisten ante la ausencia del papel
Periódicos regionales no resisten ante la ausencia del papel

periodicos

Diario Los Andes de El Vigía, La Prensa de Barinas y Última Hora en Acarigua, se suma a los más de 10 medios impresos regionales que han tenido que salir de circulación durante este año.

A continuación el porqué de los cierres:

1.- El papel periódico es un recurso que el Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM) le ha negado a los medios impresos críticos al gobierno de Maduro, por todos es conocido que su distribución se hace de manera discrecional cuando la materia prima debería ser suministrada para todos por igual.

2.- El Complejo Editorial Alfredo Maneiro S.A, empresa estatizada que les suministra el papel, no les envía las bobinas de papel que cancelan por adelantado algunos medios impresos.

3.- Muchos han circulado por más días, gracias al préstamo de unas bobinas mientras esperan la llegada del material.

4.- Medios como la Prensa de Barinas tuvo que suprimir la impresión a color porque no consigue las planchas que permitan la aplicación con esa técnica.

Tanto Última Hora como La Prensa de Barinas mantendrán su página web, pese a los desafíos que representa puesto que, según Ramírez Paz, en las entidades llaneras hay resistencia de muchos habitantes a informarse por medios digitales.

Tiempos difíciles para los medios impresos

El Sindicato Nacional  de Trabajadores de la Prensa informó por medio de cuenta de Twitter este martes 29 de agosto, que El Diario Los Andes de El Vigía ya no imprimirá periódicos, y en Táchira pasó de ser diario a semanario, mientras que en Trujillo redujo la cantidad paginas a 16.

Esta situación la han atravesado varios periódicos del país en los últimos tres años. Carlos Correa, director de la ONG Espacio Público, declaró a Efecto Cocuyo que en la actualidad registran en su base que 15 diarios impresos han cerrado en el país, otros se han convertido en semanarios o han migrado a la web debido a la escasez de papel.

 

“Es difícil tener una cifra fija porque a lo largo de estos años algunos diarios han dejado de imprimir por problemas en su inventario, pero luego empiezan a circular de nuevo. Sin embargo, este ha sido un año muy difícil para todos los medios de comunicación” explicó Correa.

El activista señaló que casi todos los periódicos están afectados por la crisis de papel: “Han reducido sus tirajes hasta llegar a un 20% de lo que imprimían anteriormente”, comentó, y esto ha traído consecuencias a quienes indirectamente perciben ganancias por la venta de periódicos.

En febrero del año 2016, el diario El Carabobeño, después de 83 años circulando en físico en la región central, tuvo que migrar a internet, al quedarse sin la materia prima para reproducir su edición en papel, como ahora pasa con los dos diarios llaneros.