Así se violaron leyes y tratados internacionales en el asesinato del estudiante Kluiberth Roa
Así se violaron leyes y tratados internacionales en el asesinato del estudiante Kluiberth Roa

@RonnaRisquez

EN EL ASESINATO DEL ESTUDIANTE Kluiberth Roa, de 14 años de edad, se violaron todas las reglas. El funcionario de la Policía Nacional Bolivariana, Javier Mora, y sus superiores ignoraron las distintas normativas que rigen la actuación de los cuerpos de seguridad del Estado en el control del orden público. Burlaron los acuerdos y tratados internacionales que prohíben el uso de armas de fuego para reprimir manifestaciones. Pisotearon el Manual de Uso Progresivo y Diferenciado de la Fuerza Policial. También intentan obviar que en estos casos la responsabilidad es compartida: supervisores, jefes y ministros también son responsables.

Ve aquí el video que explica cómo fue asesinado Kluiberth Roa.

Captura de pantalla 2015-02-27 a la(s) 12.31.23

A Kluiberth Roa no lo mató un perdigón de goma

Kluiberth Roa no fue herido por perdigones de goma. El estudiante fue asesinado con un bala o con perdigones de plomo, coinciden expertos en investigación criminal. Se trata de un homicidio intencional. “Imposible causar un daño así con perdigón de goma. No se causa esa lesión ni de lejos ni a contacto”, aseguró el comisario Luis Godoy, al referirse a la herida que destrozó el cráneo del estudiante Kluiberth Roa. El ex policía investigó casos similares de homicidios ocurridos durante manifestaciones. “Necesariamente la escopeta debió tener un cartucho vivo de 9 perdigones de plomo o una bala rasa. De ser así, esto indica que hubo la intención expresa de causar daño por parte del funcionario que cargó la escopeta”, dijo el comisario Elisio Guzmán, ex director del Cicpc y secretario de seguridad de la Policía de Miranda. La versión que se conoció sobre la causa de la muerte concuerda también con el hecho de que la herida no fue ocasionada por perdigones de goma. “Erick Roa, padre del joven asesinado, dijo que el acta de defunción señala que la muerte fue causada por arma de fuego, sin especificar cuál”, refirió la periodista Eleonora Delgado en su crónica del funeral del menor.

 

La fuerza se salió del manual

El funcionario de la PNB Javier Mora violó toda la normativa sobre el uso progresivo y diferenciado de la fuerza policial, al dispararle al estudiante Kluiberth Roa y recurrir a la “fuerza potencialmente mortal”, saltándose las etapas previas de “persuasión y diálogo”. “El uso de la fuerza física sólo se justifica ante el agotamiento del despliegue táctico y el diálogo con sus respectivos subniveles (investigativo, persuasión, advertencia y amenaza), o cuando las circunstancias impidan su establecimiento”, dice el Manual de Uso Progresivo y Diferenciado de la Fuerza Policial, elaborado por el Consejo General de Policía. “En el caso de Táchira, quizás el funcionario no estaba preparado para manejos de manifestaciones”, dijo el comisario Luis Godoy, que fue miembro de la División contra homicidios de la antigua PTJ. En la sección referida a las Normas Generales, el manual explica que: “…todo cuerpo policial debe garantizar y proporcionar la formación teórica y práctica de los estándares para el uso progresivo y diferenciado de la fuerza policial, destacando las consecuencias de su indebida o incorrecta aplicación”. Agrega que los cuerpos policiales son los encargados de velar por el fiel cumplimiento de las normas y procedimientos establecidos en el manual. “Todo uso abusivo o arbitrario de la fuerza por parte de miembros de la policía es una violación a los Derechos Humanos y será investigado y sancionado disciplinaria y penalmente, por tanto, la funcionaria o el funcionario policial deben notificar lo sucedido a las autoridades competentes”.

 

No aplica la legítima defensa. La responsabilidad es de todos

No hubo legítima defensa y la responsabilidad es compartida. El estudiante no estaba armado y estaba de espalda cuando el funcionario le disparó en la cabeza, por lo que no representaba ningún riesgo para el policía. “Aunque el funcionario es responsable del hecho y se trata de homicidio intencional, cuando yo mato y pertenezco a un cuerpo armado, legalmente constituido, hay responsabilidades colaterales”, dijo Godoy. ¿Quién lo dejó salir con una escopeta? ¿Porque tenía esos cartuchos? Son algunas de las interrogantes que deben responder los superiores de Mora. “En esto tiene responsabilidad desde el supervisor de la brigada hasta el Director de la Policía Nacional y la Ministra de Relaciones Interiores”, aseguró el ex funcionario de la PTJ. El Manual para el Uso Progresivo de la fuerza dice: “Los funcionarios superiores asumirán la debida responsabilidad cuando tengan conocimiento, o debieran haberlo tenido, de que las funcionarias o los funcionarios a sus órdenes recurren, o han recurrido, al uso ilícito de la fuerza y de armas de fuego, y no adopten todas las medidas a su disposición para impedir, eliminar o denunciar ese uso”.

Ve aquí el testimonio de la madre de Kluiberth Roa: “Nos estamos matando” (VIDEO)

Captura de pantalla 2015-02-27 a la(s) 12.31.15