Así se prendió el ventilador de las cuentas ocultas en Suiza
Así se prendió el ventilador de las cuentas ocultas en Suiza

@boonbar

SOBRE CÓMO SE SACARON 60 MIL ARCHIVOS de la filial del banco HSBC en Suiza hasta el impacto que ha tenido la publicación de una de las mayores filtraciones de información de los últimos tiempos, hablan los periodistas venezolanos Joseph Poliszuk y Emilia Díaz Struck, quienes participaron en la investigación global conocida como Swiss Leaks, que demostró cómo el secreto bancario favorece actividades ilícitas en el mundo.

Poliszuk y Díaz formaron parte de los 145 reporteros de 45 países que agrupa el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), que coordinó la investigación basada en el análisis de más de 100 mil clientes de la institución financiera en Ginebra.  El nombre de Venezuela resalta especialmente en el escándalo de la también llamada Lista Falciani, al ubicarse como el tercer país con mayor cantidad de dinero en cuentas ocultas de la banca suiza, después de la propia Suiza y Gran Bretaña. El reportaje sobre el capítulo venezolano, publicado en el portal www.armando.info el domingo 8 de febrero de 2015, confirma que 85% de los fondos colocados por Venezuela en la filial suiza del HSBC (casi 12 mil millones de dólares de $14.800) corresponde a las estatales Tesorería Nacional y Banco del Tesoro. El exteniente Alejandro Andrade y el actual ministro de Finanzas, Rodolfo Marco Torres, figuran como los depositantes.

Pero ¿y cómo lo hicieron? ¿Cuál es el “detrás de cámara” de este escándalo internacional?

 

Captura de pantalla 2015-02-11 a la(s) 16.35.46 Los periodistas Joseph Poliszuk y Emilia Díaz Struck revelan los entretelones del Swiss Leaks

 

 

Diez pasos para destapar las cuentas ocultas con dinero venezolano en la banca suiza:

 

  • Se filtraron los documentos

Hervé Falciani, programador informático franco-italiano, quien trabajaba en la sucursal HSBC en Ginebra, extrajo 60 mil archivos digitales de la institución, registrados entre 2005 y 2007, con los cuales huye a Francia en 2008 por temor de ser apresado. Se convirtió de inmediato en testigo protegido y la Hacienda francesa abrió una investigación sobre el caso, que compartió con los gobiernos de Argentina, Bélgica, Inglaterra y España.

La reputación de HSBC ya era cuestionada por una investigación del Congreso norteamericano, que en 2012 advirtió sobre la falta de controles de la filial suiza,  que permitió el posible manejo de millones de dólares provenientes de los carteles de la droga en América Latina y vínculos con la organización terrorista Al Qaeda . Para evitar que las denuncias llegaran a un juicio, los directivos de la institución pagaron 2.000 millones en EEUU.

 

  • El primer contacto

En 2014 el periódico francés Le Monde tuvo acceso a los archivos del banco HSBC que Falciani proporcionó a la Hacienda francesa. En vista de que el diario sólo estaba en capacidad de manejar periodísticamente 3 mil cuentas bancarias correspondientes a Francia, contactó al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) para gestionar el resto del trabajo sobre clientes de otros países.

El ICIJ es una organización sin fines de lucro, con reconocida experiencia en coordinar investigaciones transnacionales,  sobre temas globales como el crimen organizado, evasión de impuestos y lavado de capitales. Con sede en Washington, agrupa a 160 periodistas de investigación alrededor del mundo. Entre sus investigaciones globales, destacan la filtración sobre los paraísos fiscales (conocida como los Off shore leaks) y Luxemburg leaks, acerca de la evasión de impuestos de empresas.

 

  • Había que distribuir el trabajo

Debido a la dimensión de los archivos, el ICIJ reparte el trabajo entre 45 medios aliados en todo el mundo para procesar los datos periodísticamente. El capítulo venezolano lo asumen, en septiembre de 2014, los periodistas Emilia Díaz Struck (miembro del ICIJ), quien también actuó como editora de la investigación global, y Joseph Poliszuk, que ha participado en investigaciones transnacionales coordinadas por el ICIJ, como el tráfico del mineral Coltán. Los hallazgos sobre cuentas de Venezuela fueron publicados en el portal armando-info, dedicado a reportajes de investigación.

 

  • Se capacitaron para usar una plataforma especial

La data digital original, almacenada en discos duros, era muy compleja para procesar e interpretar. Estaba estructurada por diferentes tipos de archivos, entre ellos los que detallaban números, o los que presentaban listas de nombres sin datos, por lo que se requirió la ayuda de un equipo de especialistas en área informática no sólo para realizar una primera filtración sino también para crear plataformas que permitiesen compartir información de manera segura entre los periodistas involucrados en la investigación transnacional.

 

  • Crearon una redacción virtual

De esta manera, los 145 periodistas desde los 45 países podían intercambiar datos y compartir pistas para el seguimiento de los temas. También fue necesaria la capacitación para el manejo de archivos e interpretación de datos.

 

  • Empezó el análisis de datos

Cada periodista en su respectivo país emprendió la búsqueda de información en la base de datos procesada por el ICIJ. El consorcio trabajó en el análisis global y algunos casos puntuales, pero los reporteros extrajeron datos de los archivos para construir su propia historia.

 

  • Armar el cuento

A pesar de que Venezuela es un cliente VIP del HSBC en Suiza, fue un capítulo difícil de investigar porque a diferencia de otros países, existen muy pocos registros de las operaciones efectuadas por los venezolanos. En otros casos, el banco dejó por escrito constancia de visitas de titulares, detalles de sus requerimientos e incluso las cuestionadas recomendaciones para evadir impuestos mediante la creación de empresas en paraísos fiscales. No ocurrió así con los clientes venezolanos, de los cuales no hay rastro ni de posibles visitas a la oficinas bancarias.

En Venezuela, las pesquisas no fueron menos complicadas. Pocas personas accedieron a declarar sobre temas financieros, salvo el diputado Andrés Velásquez, quien solicitará abrir una investigación sobre el caso en la Asamblea Nacional. Las fuentes involucradas en Swiss Leaks venezolano, el exteniente Alejandro Andrade, ex secretario privado de Hugo Chávez y el ministro de Finanzas, Rodolfo Marco Torres, no respondieron a las reiteradas peticiones de entrevista.

 

  • Publicación mundial simultánea

Los 60 medios de 45 países que participaron en la investigación acordaron publicar las primeras revelaciones el domingo 8 de febrero  a las 4:30 pm (hora local Venezuela) para lograr un mayor impacto internacional.

 

  • Definiendo la lista

Aunque se habla de la “Lista Falciani”, que remite al responsable de la filtración de documentos, en los Swiss Leaks no existe una lista única de nombres como tal sino una serie de documentos con información dispersa que debe depurarse.

La investigación no pierde de vista que no todo aquel que tenga una cuenta en un banco en Suiza sea necesariamente un delincuente. Entre los 100 mil clientes del HSBC provenientes de 34 países, hay que distinguir los que comenten ilícitos. Por ello, atendiendo a la política común del ICIJ de privilegiar el interés público, los periodistas venezolanos investigan responsablemente si existen o no irregularidades detrás de cada nombre para evitar quedarse en la simple publicación de una lista de clientes.

Tampoco es ilegal que un Estado deposite fondos públicos en una cuenta internacional, aunque estas prácticas pueden revelar los intereses y cómo el poder mueve el dinero en cada país. En el caso venezolano, se cuestiona la falta de transparencia de las autoridades sobre el destino del erario público. Mientras que en España, la polémica está encendida por la evasión fiscal de multimillonarios, como el banquero Emilio Botín, ex presidente del Banco Santander.

 

  • Esta historia continúa

La investigación sobre las cuentas de venezolanos en la banca suiza está en progreso. La publicación del 8 de febrero de 2015 es apenas una primera entrega.

El Swiss Leaks va más allá de los movimientos del dinero en cada país. Se trata de la punta del iceberg de los manejos irregulares de la institución bancaria en el mundo. Abre el debate sobre el secreto bancario en la lucha global contra la corrupción y el tráfico de armas y drogas. El impacto que ha tenido la investigación del ICIJ local e internacionalmente confirma que los mecanismos para evadir impuestos o desviar recursos de los países terminan afectando al ciudadano común.

 

Lee el trabajo completo sobre los Swiss Leaks venezolanos publicado en www.armando.info