Malasia declara como accidente la desaparición del vuelo MH370
Malasia declara como accidente la desaparición del vuelo MH370

MH370

 

KUALA LUMPUR, Malasia (AP) — La Autoridad de Aviación Civil de Malasia declaró el jueves oficialmente que el desaparecido vuelo 370 tuvo un accidente, abriendo la puerta a solicitudes de compensación. La noticia enfureció a las familias de las víctimas que siguen esperando pruebas del siniestro, aunque las autoridades dijeron que la búsqueda del avión seguiría adelante.

Buscar el avión de Malaysia Airlines que desapareció el 8 de marzo de 2014 en su ruta de Kuala Lumpur a Beijing con 239 personas a bordo, “sigue siendo una prioridad”, dijo el responsable de aviación civil de Malasia, Azharuddin Abdul Rahman.

Se cree que el avión se estrelló en el sur del océano Índico, al oeste de Australia. Por el momento no se ha encontrado ningún resto.

“Después de 327 días y basándonos en todos los datos disponibles (…) la supervivencia en las áreas definidas es muy improbable. Es por lo tanto que con el corazón más apesadumbrado y el más hondo pesar que oficialmente declaramos un accidente del vuelo MH370 Malaysia Airlines”, dijo Azharuddin en un mensaje pregrabado y emitido en la televisión malasia.

Se cree que los 239 pasajeros y tripulantes del avión perdieron la vida, indicó el responsable de aviación civil. La declaración oficial facilitará las reclamaciones financieras de las familias, y la aerolínea está preparada para avanzar en el proceso de compensaciones, señaló.

El ministro malasio de Transportes, Liow Tiong, dijo que la declaración estaba acordada por los gobiernos de Malasia, China y Australia, y pretendía “permitir a las familias seguir adelante”.

“La noticia no afecta a las operaciones de búsqueda. La búsqueda del MH370 continuará”, dijo.

En China, de donde procedían la mayoría de los pasajeros, algunos familiares se negaron a aceptar la posición oficial de que el avión se perdió.

“No hay nada nuevo. Las autoridades malasias ocultaron la verdad desde el principio y no tienen ninguna credibilidad. No aceptamos esta conclusión”, afirmó Wen Wancheng, cuyo hijo viajaba en el avión.

“No tienen pruebas en absoluto. ¿Cómo pueden llegar a esa conclusión?”, preguntó Wang Chunjiang, que perdió a su hermano Wang Chunyong. “Se acerca el Año Nuevo chino. ¿Por qué eligieron este momento para hacer el anuncio?”.

Li Jingxin, hermano de Li Zhixin, un trabajador que volvía a China en el vuelo, dijo que su familia no podía aceptar ninguna compensación de la aerolínea por ahora.

“No han encontrado nada. Sin ningún hallazgo, ¿cómo pueden hacer ningún anuncio?”, dijo Li Jingxin, que vive en la provincia norteña de Hebei.

Azharuddin dijo que Malasia, China y Australia no repararon en gastos ni recursos en su búsqueda de la nave, pero aun así no lograron localizarla.

La búsqueda se reanudó en octubre tras un parón de cuatro meses con equipo de sónar más sofisticado. El equipo australiano que coordina la operación dijo que la fase submarina actual podría llevar otro año y sigue sin haber garantías de éxito.

Azharuddin explicó que la Convención Internacional de la Aviación Civil, conocida como la “Convención de Chicago”, indica que la definición del término “accidente” contempla que “la nave está desaparecida”.

La investigación del equipo de seguridad y la policía de Malasia seguían en marcha, dijo, pero ambas estaban limitadas por la falta de pruebas físicas en este momento, en especial las cajas negras que registran datos del vuelo.

“En este punto, no hay pruebas que sustenten ninguna especulación sobre la causa del accidente”, indicó, añadiendo que el 7 de marzo se presentaría un informe interno sobre el progreso en las investigaciones de seguridad.

“Esta declaración no es en ningún caso el final”, aseguró, señalando que Malasia, está comprometida a llevar la tragedia a su conclusión con la ayuda de China y Australia.

Jaquita Gomes, cuyo esposo Patrick Gomes era asistente de vuelo en el avión, dijo estar molesta porque no se hubiera informado primero a los familiares sobre la declaración oficial.

“¿No deberíamos saberlo antes de que se lo digan al mundo entero? ¿Dónde está su corazón? Esto no está bien”, dijo.

Aunque Gomes dijo comprender que la decisión pretendía facilitar el proceso de reclamaciones a las familias, señaló que no podía aceptar ninguna declaración hasta que se hallara el avión. “Tomo la palabra al gobierno en su promesa de que no se detendrán hasta que se encuentre a nuestros seres queridos”, añadió.