Darvinson Rojas, autor en Runrun

#MonitorDeVíctimas | Asesinaron a joven que comenzaba a trabajar como mototaxista
Con motivo de la cuarentena su trabajo como mecánico se paralizó y se vio obligado a cambiar de labor

Darvinson Rojas @darvinsonrojas / Fotografía: tomada de Facebook

Royer Ernesto Morín López tenía 20 años de edad. Su padre es mecánico automotriz y desde adolescente trabajaba con él. Luego que recibió su título de bachiller optó por concluir sus estudios y prefirió seguir reparando vehículos. Pero, con la llegada de la COVID-19 a Venezuela, este trabajo se paralizó.

Para que siguiera generando ingresos propios, un padrino de Royer le encontró un cupo en una línea de mototaxi que funciona en las adyacencias de la estación Caricuao del Sistema Metro de Caracas y está cerca de su residencia en la UD-2 de Caricuao, municipio Libertador.

El joven comenzó a trabajar con su moto el 30 de julio. Ese día, a las 6:00 pm, residentes de la Zona B Central de la UD-2 escucharon varios disparos y encontraron al muchacho herido en la calle al lado de su moto. Según las versiones de los vecinos, dejó a un cliente ahí.

Un familiar contó que “su papá lo sintió con vida y lo levantó” del pavimento. En un jeep lo llevó al hospital Pérez Carreño de La Yaguara donde, cinco minutos después, le informaron que había fallecido.

#MonitorDeVíctimas | Hombre asesinó con una tijera a la madre de sus hijos
La dama hizo todas las denuncias de maltrato físico y psicológico, que su ex pareja le proporcionaba, ante los organismos competentes y un tribunal emitió una orden de alejamiento que no se cumplió

 

@darvinsonrojas / Fotografía: Carlos Ramírez

MELISSA SIDNEY ARCILA RUIZ tenía 38 años de edad, era ama de casa y desde hace un mes laboraba como manicurista. Durante 15 años mantuvo una relación sentimental con José Gregorio Pérez, un hombre con una edad cercana a la de ella.

De esa unión hubo dos hijos, una adolescente de 12 años de edad y un niño que tiene 7. Cansada de los maltratos físicos, Melissa lo abandonó hace un año. Sus familiares contaron que dos veces sufrió fractura en la nariz y una vez José Gregorio intentó ahorcarla. Ni siquiera le pedía dinero para sus hijos por miedo.

Hizo todas las denuncias que debía ante los constantes acosos. Incluso un tribunal emitió una orden de alejamiento que no se cumplió. La dama no tuvo custodia policial y ni siquiera le dieron el documento en físico porque en la oficina judicial no había papel para imprimirla.

Tenía la posibilidad de irse del país por tener familia afuera, pero el hombre no le iba a dar permiso y no quería dejar a sus hijos, así lo contaron sus allegados.

El domingo, Melissa conversó por teléfono con su padre y le confesó que tenía un mal presentimiento.

El crimen

El lunes, a las 6:30 de la mañana, luego de llevar a sus hijos hasta el transporte escolar que los traslada a un colegio en Santa Mónica, en el municipio Libertador de Caracas, la mujer subió hacia su apartamento, en el piso 12 del edificio Unep, cerca del hospital materno infantil de Los Jardines de El Valle.

Su expareja la esperaba en las escaleras. Cuando ella iba a abrir la puerta de su residencia, el hombre la atacó. Le tapó la boca y la hirió 12 veces con una tijera.

Ella, herida, gritó y los vecinos la llevaron al hospital Universitario, donde llegó sin vida.

El homicida se fue hasta la casa de su familia, también en la parroquia El Valle, en el edificio Savoy del callejón La Matanza. Ahí reveló el crimen. Luego se lanzó al vacío desde el piso 14.

Él era santero y estuvo preso porque lo vincularon como autor intelectual del homicidio de un hermano.

Darvinson Rojas

@DarvinsonRojas

Ocho jóvenes, entre 15 y 24 años, murieron dentro de una vivienda de la calle Apure del sector Las Filas, en la parroquia El Valle de municipio Libertador de Caracas, en medio de un supuesto enfrentamiento con fuerzas de seguridad del Estado, que fue posteriormente desmentido por sus familiares.

El suceso, en el que participaron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB), terminó con la explosión de una granada.

De acuerdo con la versión policial, dos personas cayeron en el presunto enfrentamiento, mientras que las otras seis murieron tras la activación de la granada que una de las víctimas supuestamente intentó lanzarle a los agentes de seguridad.

“Si la granada se la lanzaron a los policías, ¿cómo usted explica que no haya un policía muerto o un policía herido?, se pregunta Neida Oropeza, tía de Dennys Yefran Oropeza, de 18 años, quien terminó sus estudios de bachillerato en julio y estaba en búsqueda de trabajo. Él fue uno de los caídos.

“Eso no fue enfrentamiento”, insistió Oropeza, al igual que familiares de las otros jóvenes. Ella escuchó la explosión y luego una “ráfaga” de disparos. “Supuestamente, la policía los masacró después que sonó la granada”, dijo con base en los testimonios que escuchó de los vecinos.

A través de algunos medios de comunicación, la mujer se enteró que a su sobrino le atribuían ser integrante de la banda delictiva de “Danny Mariposa”. “Uno no sabe quién es ese”, aseguró.

“Todo el mundo sabe que no fue ningún enfrentamiento”, agregó la familiar de otra de las víctimas, quien no quiso identificarse por miedo. No es primera vez que pierde a un ser querido en manos de los cuerpos policiales.

Contó que todos eran vecinos y “sanos”. Estaban reunidos en la calle cuando vieron llegar a los uniformados. Corrieron y entraron a una vivienda. “Arremetieron contra todos ellos. Aparte que los mataron con la explosión, tienen tiros también”, afirmó.

Otras víctimas

Los estudiantes Neivi Ramses Chirinos Requena, de 15 años, y Daniel Alejandro Sánchez Vásquez, de 16, fueron dos de los fallecidos. Vecinos de El Valle aseguraron que no son los únicos menores de edad que murieron en el hecho. Dicen que hay otro de solo ocho años.

Javier Eduardo Hernández Ulaso, de 18 años, era bachiller y fue otra de las víctimas. No trabajaba, pero hacía un curso de refrigeración en un instituto privado.

En el hecho también cayeron Yonaiker Javier Ocanto Piñate, de 20 años, quien laboraba por su cuenta como obrero; Dannys Yefran Oropeza, de 18 años, un bachiller en búsqueda de trabajo, y Ediver Daniel Chávez Escalona, de 19 años.

También murió Eddie Alexander Oñate Méndez, de 24 años, quien se ganaba la vida en la organización de eventos y  se encargaba del área de publicidad y montaje de rotulaciones. Era padre de un niño de dos años y tenía planes de irse a Perú. Otro joven de nombre Yordan, de 24 años, también fue otra de las víctimas.

#MonitordeVíctimas | Asaltantes asesinan a ex campeón mundial infantil de kárate en Caricuao

En su infancia Javier Piñango fue un destacado atleta. Foto Carlos Ramírez

@DarvinsonRojas

FRANCISCO JAVIER CARPIO PIÑANGO, de 28 años, tenia planes de emigrar este año. Se debatía entre irse a España o a Estados Unidos. Mientras se decidía, se encontraba legalizando sus documentos preparándose para el viaje. Sus planes de buscar un futuro mejor fuera de las fronteras venezolanas se vieron truncados el 2 de abril cuando lo asesinaron para robarlo.

Carpio era cinta negra en karate. Cuando niño se tituló dos veces campeón mundial en las categorías de ocho y 10 años en Florida, Estados Unidos.

El lunes a las 10:00 de la mañana, el joven fue a su casa a buscar unos documentos para apostillarlos. Llegó al bloque 1 de Ruiz Pineda, en la parroquia Caricuao del municipio Libertador, donde vivía junto a su esposa e hija de cuatro años. Estacionó su vehículo, un Chevrolet, modelo Aveo, color azul. Caminó hacia el ascensor cuando lo mataron.

Dos delincuentes lo interceptaron e intentaron robarlo. Gregori Carpio, hermano de la victima, cree que se resistió al robo y le dispararon cuatro veces. Dos tiros le dieron en el pecho, uno en el abdomen y otro en un brazo.

Al verlo herido, vecinos avisaron a su madre y a sus hermanos quienes lo trasladaron al hospital Miguel Pérez Carreño de La Yaguara, donde falleció una hora después.

Los presuntos asesinos intentaron huir pero fueron interceptados por vecinos quienes intentaron lincharlos. Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana llegaron al lugar e impidieron que hicieran la justicia por sus propias manos. Luego los militares los entregaron al Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Según version policial, uno de los hombres operaba en Las Adjuntas, mientras que el otro delinquia en Agua Salud.

Había cursado el primer semestre de Administración Aduanera. Tenía cinco años trabajando en el Banco Bicentenario donde se desempeñó como analista, luego pasó al área de seguridad interna.

#MonitorDeVíctimas | Asesinaron a hombre en Mamera durante operativo por homicidio de dos PNB

LUEGO DEL HOMICIDIO DE DOS UNIFORMADOS de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) en el sector La cumbres de Antímano en Caracas, funcionarios de dicha institución realizaron un operativo e ingresaron a varias viviendas de la zona. En una de ellas, en La Sequia de Mamera I, asesinaron a Luis Alberto Rodríguez de 34 años de edad. La víctima presentaba dos impactos de bala en la cabeza.

Su esposa, Adriana Ollarves dijo que cuando escuchó los disparos los policías sacaron a su esposo vivo y esposado por detrás de la casa. La víctima tenía tres hijos menores de edad y no tenía un trabajo formal.

Ollarves escuchó decir que los policías dijeron estas palabras: “Nos mataron a dos de los nuestros, nosotros nos vamos a llevar 10 de aquí”.

 

 

Cintillo-monitor-FEBRERO-18_Mesa-de-trabajo-7

#MonitordeVíctimas | Asesinaron a taxista en el Paseo Los Próceres

HENRY AGUSTÍN GÓMEZ ÁLVAREZ (62 AÑOS) tenía 20 años trabajando como taxista en Caracas. El 10 de febrero, respondió al llamado de dos hombre que pidieron un servicio desde el Paseo Los Ilustres. Metros más adelante, le dispararon en el estómago y lo lanzaron del carro.

#MonitorDeVíctimas | Asesinan a dos hombres en hechos aislados en Baruta

DOS HOMBRES FUERON ASESINADOS en dos hechos aislados ocurridos el pasado fin de semana en el municipio Baruta del estado Miranda.

En el primer crimen fue ultimado Reinaldo José León, de 43 años, en momentos en que compartía con varios vecinos frente a su residencia ubicada en la calle El Rosario de Las Minas de Baruta, en horas de la madrugada del sábado.

La víctima fue sorprendida por un encapuchado que caminaba por la zona, quien se detuvo frente a él y le disparó en múltiples oportunidades. León recibió seis impactos de balas. Murió cuando era trasladado al Centro Diágnostico Integral (CDI) de Chuao, contó su hija Mailyn León.

Familiares denunciaron que al centro asistencial fue ingresado sin sus pertenencias. El bolso, teléfono y la cadena de oro que tenía al momento del ataque no aparecieron.

La víctima era de Cartagena, Colombia, pero desde niño vivía en Venezuela, donde tuvo cuatro hijos, todos mayores de edad. Trabajaba en un centro hípico del sector.

En otro hecho aislado ocurrido en el callejón La Pedrera, calle El Rosario de Las Minas de Baruta, fue asesinado un hombre identificado como Mickel Esteban Martínez Toral, de 27 años.

El homicidio ocurrió el domingo a las 4:00 de la tarde, también en la puerta de su casa.

Las autoridades investigan la posible vinculación entre ambos asesinatos.

#MonitorDeVíctimas | Denuncian que CICPC asesinó a adolescente en Las Mayas

GLEINDER BETANCUR, DE DIECISÉIS AÑOS, fue asesinado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) en Las Mayas denunció su familia en la Morgue de Bello Monte.

Los uniformados abrieron la puerta, obligaron a la madre de la víctima y otros familiares a salir y le dispararon. Luego lo sacaron en una sabana para llevarlo al hospital de Coche, donde llegó sin vida.

Lea también: #MonitorDeVíctimas | Por un lío de faldas mataron a un adolescente en La Dolorita

Yasneidy Medina, hermana de la víctima relató que los efectivos se llevaron toallas, comida y desodorantes. Descartó que su allegado fuera delincuente, pero afirmó que vecinos contaron que en esa vivienda habitó un hombre involucrado en delitos y cree que se confundieron con su hermano.

Betancourt era estudiante y aficionado al fútbol. Era oriundo del estado Apure y vivía en Caracas desde hace dos meses.