Maduro busca renovar el liderazgo del PSUV con fichas jóvenes y leales a su causa - Runrun

Maduro busca renovar el liderazgo del PSUV con fichas jóvenes y leales a su causa

Maduro-_1.jpg

El jefe de Estado brinda mayor protagonismo a la juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, que tiene como grandes referentes a su propio hijo, Nicolás Maduro Guerra, y el gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez

Pedro Pablo Peñaloza

LA JUVENTUD PSUV NO TIENE, ni debe tener jamás grupos ni fracciones que dividan, nosotros somos un todo”, exclamaba el pasado 8 de octubre Rodbexa Poleo, flamante secretaria general de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (JPSUV).

Nadie pone en duda la cohesión del movimiento juvenil, aunque fuentes consultadas afirman que entre la muchachada roja se levantan dos referencias importantes que marcan el ritmo de su vida interna: el gobernador del estado Miranda, Héctor Rodríguez, y el constituyente Nicolás Maduro Guerra, hijo del Presidente de la República.

En una entrevista concedida al periódico estatal Ciudad Caracas en septiembre de 2017 el mandatario regional recordaba cómo el difunto comandante Hugo Chávez le encomendó la tarea de fundar la JPSUV. “Yo quiero que me acompañes al Despacho y quiero darte la tarea de que crees la juventud del partido”, le dijo Chávez, quien en 2008 lo designó ministro del Despacho de la Presidencia con tan solo 26 años de edad y ninguna experiencia en cargo público.

Promotor del Proyecto de Integración Estudiantil (PIE) y expresidente del centro de estudiantes de la Escuela de Derecho de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Rodríguez “siempre controló la JPSUV”, apunta un correligionario. Pese a que ya el dirigente de 36 años se sienta en la directiva nacional con los hermanos mayores, conserva su influencia dentro de la organización juvenil.

En su intervención en la plenaria del IV Congreso del PSUV, Poleo agradeció “al compañero Héctor Rodríguez, quien fue encargado junto al comandante Chávez de fundar y dirigir la juventud a lo largo de diez años, y al compañero Pedro Infante”, actual ministro de la Juventud y el Deporte. Antecesor de Poleo, Infante es visto como una figura cercana a Rodríguez y, además, hoy ocupa carteras que anteriormente manejó su buen amigo.

La nueva cúpula de la JPSUV refuerza la presencia de Maduro Guerra, ahora comisionado de Ideología y Formación, y vicepresidente del Distrito Capital y el estado Vargas. “La renovación de la estructura de la JPSUV responde a una estrategia del presidente Maduro, en la que claramente participa su hijo como punta de lanza”, expresa otro militante rojo.

Nuevos y fieles

El jefe de Estado ha ido impulsando –o forzando, según se vea- el relevo generacional en el chavismo. “Yo voy a proponer, en las instancias de decisión, rumbo a la Asamblea Nacional y con la vista puesta en la formación de la generación de oro para que ustedes más temprano que tarde, reciban la banda presidencial y asuman la conducción de este país, que las candidatas y candidatos a diputados para la próxima Asamblea Nacional, el 50% sea menor de 30 años”, fijó en septiembre de 2014, al clausurar el II Congreso de la JPSUV.

Maduro declaró en junio de este año que la renovación de su gabinete entregaría la mitad de los viceministerios a los jóvenes de su partido y del Gran Polo Patriótico. “Quiero hacer un gobierno de jóvenes, para jóvenes, con jóvenes. Quiero hacer un gobierno de la juventud y quiero que lo más brillante de la juventud venga a ocupar puestos de mando fundamentales en las empresas del Estado, en los ministerios a todo nivel”, expresó el mandatario.

En esa misma línea, frente a las elecciones municipales del 9 de diciembre, planteó: “Debemos generar una norma electoral interna para que por lo menos 50% de los candidatos y candidatas a los concejos municipales, sean jóvenes menores de 35 años y sea la juventud la que tome el poder político y los concejos municipales de los 335 municipios del país”.

Si el ejemplo entra por casa, pocos jóvenes más “empoderados” en los últimos seis años que el vástago del dignatario venezolano. Maduro Guerra, de 28 años, asumió en 2013 como “jefe del Cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia de la República” y continuó su ascenso hacia la cúpula de la JPSUV y su curul en la Constituyente.

Quién es quién

De los más de 1.500 delegados que intervinieron en el III Congreso de la JPSUV, 80% tenía menos de 25 años, según el registro oficial. Más allá de las edades, hay una práctica compartida en el chavismo por grandes y chicos: el dedazo presidencial. Así llegó a la secretaría general Rodbexa Poleo, de 29 años, derrotada en las elecciones parlamentarias de 2015, luego constituyente y ahora viceministra de Cultura.

Runrunes intentó contactar a Poleo y le solicitó una entrevista a través de su asistente, que jamás respondió a la petición. Igualmente, trató de conversar para esta nota con otros tres miembros de la dirección nacional de la JPSUV, pero al final su “responsable de análisis de medios” se limitó a contestar: “No han autorizado”. De tal palo…

“A diferencia de Héctor Rodríguez, Poleo no viene del movimiento estudiantil sino de un liderazgo ‘territorial’ que crece en los sectores populares”, explica un vocero del PSUV. Al igual que Maduro Guerra, la cantante de hip hop egresó de la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Unefa).

Pieza cercana a Maduro Guerra es el internacionalista Rander Peña, director de organismos internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, es el comisionado de relaciones internacionales de la formación juvenil.

El segundo de a bordo es Jorge Pérez, organizador nacional que ejerce como viceministro de Comunidades Educativas y Unión con el Pueblo. Pérez y Nosliw Rodríguez, constituyente y comisionada de movimientos sociales de la JPSUV, tuvieron una breve pasantía por la AN donde representaron al estado Cojedes gracias al apoyo de la entonces gobernadora Erika Farías, actual alcaldesa de Caracas.

Antonio Galíndez, comisionado de movilización y vicepresidente de los estados Anzoátegui y Miranda, es el secretario de Juventud y Deporte de Héctor Rodríguez. Al sociólogo Salvador Lugo, comisionado de la Clase Obrera Joven, también se le relaciona con el gobernador de Miranda.

En la dirección nacional de la JPSUV está Oliver Guzmán, hermano del diputado asesinado Robert Serra. Además de constituyente, Guzmán es el responsable partidista de “juventud productiva Inces (Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista)” y del plan Chamba Juvenil”.

Al margen de sus vínculos y distintos orígenes, las fuentes consultadas coinciden en señalar que el Presidente impulsa un liderazgo juvenil comprometido con su gestión. “Queremos tener mayor participación de la juventud para gobernar mejor”, ha insistido Maduro al prometerle a la muchachada que se ceñirá la banda presidencial. En el futuro.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios