sexo archivos - Runrun

sexo

Así es la vida sexual en Venezuela, un país donde no hay anticonceptivos

Condones

 

“El sexo muchas veces dejó de ser placentero por la presión de no terminar adentro. Mi novia y yo no podíamos disfrutar como cualquier pareja normal. Mi vida sexual cambió”, cuenta Francisco Araujo, ingeniero civil venezolano, de 24 años. “A finales del 2015 incluso tuve que pedirle a un familiar que vive en Miami que me mandara condones, ya que por esa época de verdad desaparecieron de los anaqueles”.

Además de la inseguridad en las calles y la terrible situación económica que ha llevado a nuestra moneda a ser el hazmerreír del mundo, tenemos que pasar más de la mitad de nuestros días resolviendo cómo vamos a encontrar productos que en cualquier parte del planeta abundan en todos los mercados y farmacias. Y encima de todo esto, lo que muchísima gente no sabe es que en este momento Venezuela se ha convertido en un país en donde a las personas les da miedo tener sexo.

“Utilizo mucho el Grindr ya que es una manera rápida de encontrar pareja sexual, pero la escasez de condones realmente ha afectado, por lo que me tocó guardar los que tenía para utilizarlos con la persona con la que realmente no aguante las ganas”, platica Alejandro Bohórquez, arquitecto de 28 años. La otra opción es “aguantarse las ganas o no tener penetración. Tengo miedo de contraer alguna enfermedad, así que prefiero abstenerme y no correr el riesgo de tener sexo sin protección”.

La organización StopVIH ha recibido reportes de escasez de condones en estados como Amazonas, Anzoátegui, Aragua, Bolívar, Carabobo, Lara, Miranda, Monagas, Nueva Esparta, Sucre, Táchira y la gran Caracas. Esto significa que en casi el 50 por ciento de Venezuela es difícil conseguirlos, cosa que afecta el trabajo de prevención del VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual que realizan distintas ONGs en el país. Además, Venezuela es el tercer país con mayor número de infecciones de sida por habitante en Sudamérica y tiene una de las tasas de embarazos de adolescentes más altas del continente.

asi-es-la-vida-sexual-de-los-venezolanos-en-un-pais-donde-no-hay-anticonceptivos-body-image-1455564194

¿Ya esto parece lo suficientemente terrible? ¿Qué pasa si les cuento que no hay pastillas anticonceptivas? Seguro estarán pensando: “Compra una pastilla de emergencia para el día después y sales de ese rollo”. Pues tampoco existen. En Venezuela puedes pasar el día entero recorriendo tu farmacia favorita —si es que no te asaltan a medio camino— y ten la certeza que no vas a encontrar ninguno de estos productos. Las palabras más comunes en las farmacias y mercados venezolanos son: “no hay”.

Vivo en el país del rebusque, en el que si no tienes el teléfono del dealer de (inserte aquí cualquier producto) te vas a tener que prostituir para poder pagarlos en el mercado negro. En Venezuela hay dos precios para todo debido a la escasez: neumáticos, leche, pasta de dientes, papel sanitario, pastillas anticonceptivas, DirecTV, pasajes de avión.

 

 

BBCMundo Dic 07, 2015 | Actualizado hace 4 años
Estas son las 8 ventajas de envejecer

envejecer

 

Bienvenido a la era del envejecimiento. Con más de 800 millones de personas mayores de 60 años, y más centenarios que la población de Islandia (eso son unas 329.000 personas), el mundo se tiene que preparar para las consecuencias económicas… y sociales.

Desde un aluvión de enfermedades a flacidez de la piel y el entumecimiento de los sentidos, la tercera edad está asediada de insidiosas fallas, intervenciones médicas y pocas expectativas.

Pero, ¿puede haber un resquicio de esperanzas para aquellos que se unen a la brigada del cabello gris?

Desde la antigüedad, envejecer ha sido sinónimo de decadencia corporal.

Los griegos tenía una visión particularmente extrema, pues muchos consideraban la vejez una enfermedad.

Sin embargo, el último estudio científico sugiere que el envejecimiento, después de todo, no se traduce en un declive sin más.

Tal y como BBC Future ha explicado antes, la vida alcanza su plenitud más tarde de los que piensas.

El poeta florentino Dante Alighieri pensaba que a los 45.

Una encuesta hecha en Reino Unido concluyó que empieza a los 59. Y mientras mayor era el encuestado, mayor la edad que marcaba como el comienzo de la vejez.

Mientras tanto, las Naciones Unidas –y la mayoría de los científicos- la ubican a partir de los 60 años.

 

Menos resfríos

No sólo es el cerebro el que se hace más sabio con la edad.

El sistema inmune humano se encuentra cada día con millones de potenciales peligros. Como la fuerza policial del cuerpo, necesita aprender a detectarlos.

Para ello, produce glóbulos blancos que adaptan su apariencia a los millones de distintos invasores. Cuando reconocen a un enemigo se quedan cerca, formando una “memoria inmune”.

Así, la próxima vez que aparezca, ayudarán a movilizar una respuesta rápida.

John Upham, de la universidad de Queensland, en Australia, señala que esta memoria puede durar mucho tiempo.

“Las personas que han pasado por varias epidemias tienen un sistema inmune que puede en algunos casos recordar los virus durante40 o 50años”, explica.

“Empieza a desaparecer cuando llegas a los 70 o 80. Pero hay una buena etapa, en particular a partir de los 40 hasta los 60 y principios de los 70, en el que el sistema inmune recuerda los virus que ha experimentado a lo largo de los años”.

Esta protección acumulativa se traduce en menos resfríos.

Mientras que los veinteañeros suelen contraer dos o tres al año, el promedio para quienes están en los 50 es sólo de uno o dos.

Sin embargo, otras defensas inmunes tienden a debilitarse con los años.

El cuerpo produce menos glóbulos blancos, y se hacen perezosos.

Un sistema inmune viejo también produce menos anticuerpos, las proteínas que se adhieren a los patógenos para ayudar a identificar y eliminarlos.

Pero, ¿y si esto pudiera salvar la vida?

 

Sobreviviendo a brotes

La pandemia de gripe de 1918, también conocida como gripe española, fue la más mortal de la historia de la humanidad: por su causa murieron más de 50 millones de personas.

Fue más letal para aquellos que consideramos fuertes, con edades entre los 20 y 40 años.

El brote de la gripe H1N1 siguió el mismo patrón; la mayoría de las muertes fue de personas menores de 65 años.

Se cree que los virus hicieron que el sistema inmune de las víctimas reaccionara de forma exagerada.

Aquellos con un sistema inmune más vigoroso lanzaron las respuestas más dramáticas y dañinas, en lo que se conoce como “tormenta de citocina”.

Una respuesta inmune sana depende de una respuesta positiva. Cuando se detecta un patógeno, los tejidos que le rodean liberan mensajes químicos llamados citocinas que piden ayuda.

En la medida que llegan las células, estas también son alentadas liberar sustancias químicas, lo que hace que lleguen más células.

Pero algunas veces este ciclo se sale de control, matando células sanas y originando una inflamación potencialmente fatal.

Todavía no se sabe qué desata esta tormenta, pero su constante estudio ha inspirado un nuevo tratamiento para la gripe que actúa en la tormenta de citocina, en vez de en el virus.

 

Menos alergias

Para los que sufren de alergias también hay buenas noticias.

Si bien todavía la principal causa de las alergias es objeto de mucho debate, todas están mediadas por anticuerpos.

El principal culpable es inmunoglobulina E y, como los otros anticuerpos, su producción disminuye con la edad.

Mitchell Grayson, del Hospital de Niños de Wisconsin, Estados Unidos, señala quemientras más edad tiene la persona, menos severos tienden a ser los síntomas.

“Es en la niñez cuando las alergias tienen su punto cumbre, luego parecen disminuir en la adolescencia y en los 20. En los 30 hay un resurgimiento hasta que las personas llegan a sus 50 y 60, cuando los síntomas tienden a ser menos comunes”.

 

Más inteligencia

No escasean los términos para describir los efectos destructivos de la vejez en el cerebro.

Sin embargo, en una serie de habilidades de vital importancia, los cerebros de más edad resultan ser más inteligentes.

Michael Ramscar, de la universidad de Tubinga, en Alemania, explica quetenemos una confusión sobre cómo envejece el cerebro.

“El número de neuronas del cerebro humano llega a su máximo durante las 28 semanas después de nacer, y hasta la mitad de las neuronas producidas mueren hacia el final de la adolescencia. Debido a que no solemos pensar en el período desde que nacemos hasta los 18 años como uno de declive horrible, parece seguro concluir que el tamaño del cerebro medido por el número de neuronas no es un gran indicador de nada”.

El estudio longitudinal de Seattle ha hecho un seguimiento de las habilidades mentales de 6.000 personas desde 1956.

Es la investigación más larga de su tipo, en el que se examina a los mismos voluntarios cada siete años.

Mientras que los más mayores no son tan buenos en matemáticas y son más lentos en la respuesta de comandos, quienes se encontraban a finales de los 50 y los 60 fueron mejores que los veinteañeros en lo que se refiere a vocabulario, orientación espacial, memoria verbal y habilidades para responder problemas.

Gary Small, quien estudia psiquiatría geriátrica en el Instituto de la Investigación del Cerebro de la Universidad de California, considera que esto se debe al conocimiento acumulado a lo largo de la vida.

“Las personas desarrollan una mayor perspectiva sobre lo que de verdad importa, la capacidad para responder problemas se simplifica tras años de práctica. Y también está la acumulación de ciertos tipos de conocimiento, lo que se conoce como inteligencia cristalizada”.

Mejor sexo

Varios estudios han demostrado que las personas de más edad tiene más –y mejor- sexo de lo que se cree.

Un estudio sobre la actividad sexual y satisfacción de las mujeres en los 80 años arrojó que la mitad de las encuestadas todavía tenía orgasmos “siempre” o “la mayoría de las veces” durante el acto sexual.

Otros estudios han llegado a conclusiones similares – uno sobre personas de más de 60 años determinó que el 74% de los hombres y el 70% de las mujeres informaron tener más satisfacciones sexuales que cuando estaban en los 40.

Tara Saglio, una terapeuta de relaciones de pareja en Londres, considera que estos resultados se deben a que las mujeres de más edad son menos inseguras.

“Las mujeres mayores se muestran más seguras para expresar su sexualidad, y es esto lo que hace que el sexo sea mejor”.

 

Menos migrañas

Con la edad, las migrañas se pueden convertir en algo más suave que un dolor de cabeza.

Un estudio sueco con pacientes mayores de 18 años descubrió que los episodios se hacen más cortos, menos dolorosos y menos frecuentes en la medida que la gente se hace mayor.

De las 374 personas que participaron en la investigación, solo cuatro desarrollaron dolores de cabeza crónico.

 

Menos sudor

Las glándulas sudoríparas se encogen y se hacen menos numerosas con la edad.

La ciencia indica que las personas que están en los 20 pueden esperar sudar más que quienes están en los 50 y a principios de los 60.

 

Engañando a la muerte

¿Todavía no estás convencido? Incluso a una edad avanzada, la muerte no necesita estar tan cerca como se podría esperar.

Hoy en día los más mayores están más sanos que nunca, y se encuentran frente una buena probabilidad de celebrar algunos cumpleaños más.

Entre 2011-2014, la persona promedio de 25 años tenía una expectativa de vida de 84 años (para las mujeres) u 80 años (para los hombres), mientras que alguien de 95 años podría esperar celebrar su cumpleaños 98 (mujeres) o 97 (hombres).

Incluso a los 80, las mujeres tienen un 95% de probabilidades de vivir otro año más.

Nov 27, 2015 | Actualizado hace 4 años
Estas son las 12 razones para tener sexo

sexo6

 

Tener sexo ademas de darnos placer trae muchos beneficios para nuestro salud. El portal web enfemenino.com ofrece 12 razones para practicarlo todos los días o cada vez que se pueda.

1. Es muy bueno para quemar calorías

¿Te sientes culpable por la pizza que te has tomado para cenar o por el bollito de chocolate que te comiste por la tarde? Pues se acabaron tus problemas. ¡Qué mejor manera de quemar esas calorías de más que haciendo el amor! El sexo es una manera genial de hacer ejercicio disfrutando.

Si lo practicas durante media hora puedes quemar aproximadamente unas 200 calorías. Con esto, ¿quién necesita ir al gimnasio? Eso sí, no vale quedarse tumbada dejándose llevar, tienes que tomar partido y variar de postura, que el kamasutra tiene mucho que ofrecerte.

2. ¿Quién necesita las espinacas de Popeye? El sexo te hace más fuerte

Sí, el amor te hace más fuerte y no estamos hablando en sentido metafórico. La liberación de endorfina durante las relaciones sexuales hace que se nos quite el dolor menstrual, el dolor de cabeza y otros dolores del cuerpo.
Lo sentimos pero a partir de ahora el típico “hoy no porque me duele la cabeza” no es excusa que valga.


3. El mejor antidepresivo

Tanto tener relaciones con otra persona como la masturbación son los mejores antidepresivos que existen.
Y no, no lo decimos sólo porque te sientes mejor con un ratito de placer. En las relaciones sexuales el cuerpo libera dopamina y serotonina, los mismos componentes químicos que contienen los medicamentos que recetan para la ansiedad o la depresión. ¡A partir de ahora no hay días malos! Ya sabes, enciende unas velas y pon alguna de estas canciones para hacer el amor y a disfrutar.


4. Reduce la posibilidad de caer enfermo

Las personas que tienen relaciones sexuales una o dos veces por semana tienen menos posibilidad de caer enfermas ya que el sexo aumenta en un 30% los niveles de un anticuerpo llamado inmunoglobulina, que estimula el sistema inmunológico. ¡Un gran remedio para la enfermedad!

5. Ayuda a conciliar el sueño

¿Te acuerdas cuando tu madre o tu padre te cantaban la típica canción o te contaban el típico cuento para dormir cuando eras niño? Pues esto es igual: practicar sexo antes de dormir es la mejor manera de conciliar el sueño.
 
Después del orgasmo se libera prolactina, una hormona responsable del sueño y de la relajación. Y, ya si llegas cansada a la cama después del sexo, todavía mejor.

6. Adiós, productos de belleza. Hola, brillo natural

¿Cansada de probar mil cremas y productos para el rostro sin resultados? Pues aquí tienes una nueva solución. Como ya hemos dicho antes, el sexo es bueno para nuestro sistema inmunológico, para adelgazar y también para dejarnos una mejor expresión facial. Practicando sexo sudamos, por lo tanto, eliminamos toxinas y es bueno para los poros del rostro. Olvídate de las cremas. ¡Aumenta la práctica de sexo y lucirás una piel radiante!

7. Reduce el riesgo de infarto

Sí, esta afirmación es totalmente cierta. Al practicar sexo aumentamos la frecuencia cardíaca y mantenemos los niveles óptimos de estrógenos, que cuando bajan es cuando comienzan los problemas como la osteoporosis o las enfermedades del corazón. Nosotras no queremos ser víctimas de esas enfermedades, ¿a qué no? Pues ya sabéis, ¡más sexo por favor!

8. Une más a la pareja

¿Estás pasando por un momento de crisis con tu pareja? Pues el sexo es una buena manera de volver a acercarlos más el uno al otro. Intenta sacar cualquier momento para tener intimidad y volver a sentiros más unidos. El sexo no es milagroso ni solucionará problemas de comunicación o confianza, pero sí es verdad que innovar en este ámbito puede hacer que volváis a encender una llama que estaba comenzando a apagarse.


9. El sexo te hace más inteligente

Por supuesto que no queremos echar por tierra tus objetivos, si tu idea era estudiar en este mismo momento, hazlo y no pienses en otras cosas. Pero debes saber que un estudio realizado recientemente en Estados Unidos demuestra que practicar sexo con frecuencia reduce la posibilidad de perder la memoria. Por lo tanto, ya sabes lo que tienes que hacer antes de ponerte a estudiar.

10. Menstruaciones más cortas y sin dolor


Cuando las mujeres tenemos orgasmos el útero se contrae y estas contracciones ayudan a expulsar la sangre
y los tejidos más rápidamente ayudando a tener una menstruación más rápida y menos dolorosa.

11. Mayor confianza en ti misma

Quitarte la ropa delante de tu pareja, hacerle un striptease o, simplemente, poder charlar con él ligera de ropa, es mucho más bueno de lo que parece. Cada cuerpo tiene imperfecciones y somos muchas las que encontramos cosas que nos gustaría cambiar pero vamos, casi todo el mundo podría decirte algo de su cuerpo que le acompleja. Por eso, ver que tu pareja te quiere y te desea tal y como eres, hará que ganes confianza en ti misma.

12. Aumenta la líbido

¿No te apetece practicar sexo? Pues haz un esfuerzo de vez en cuando. Olvida por un día la tele, las series o el libro y céntrate en dar placer a tu pareja y recibirlo. Es una cuestión de causa y efecto. Mantener relaciones sexuales de forma frecuente provoca que el sexo cada vez sea mejor (de mayor calidad) y, por otro lado, mejora nuestra libido y hace que nos apetezca más. En nuestro caso, las relaciones generan mayor lubricación vaginal, un aumento del flujo sanguíneo y una mejora de la elasticidad, por lo que cuanto más lo hagamos más ganas tendremos.
¿Por qué arde la vagina luego tener sexo?

VAGINISMO

 

El vaginismo hace que los músculos que rodean el aparato reproductor femenino tengan espasmos cuando se produce la penetración.

La ‘dispareunia’ es una condición que las mujeres han descrito como “ardor en la vagina luego de tener sexo”. Esta sensación es provocada por numerosas razones, sin embargo, la mayoría de las veces es resultado de un problema en las vías urinarias o en los genitales.

 

Aquí te mostramos las causas más comunes:

 

1. Sequedad en la vagina:

Cuando una mujer no lubrica bien, ya sea por la edad o porque está tomando pastillas anticonceptivas con bajos niveles de estrógenos, esto puede conducir a la sequedad vaginal. Cuando la sequedad está presente en las relaciones sexuales, la vagina se puede dañar después del sexo sin lubricación, para evitar estos daños es necesario utilizar un lubricante artificial de venta libre en cualquier farmacia.

2. El vaginismo:

El vaginismo hace que los músculos que rodean el aparato reproductor femenino tengan espasmos cuando se produce la penetración, algo que provoca un enorme dolor a la mujer. La razón por lo que puede ocurrir esto varía entre algo fisiólogico o totalmente mental.

3. Infecciones por hongos:

Uno de los mayores signos de tener una infección por hongos es la sensación de ardor en la vagina después de tener sexo. La vagina está inflamada y duele y hasta que no se pase la infección es mejor abstenerse de las relaciones sexuales.

4. Tener una ETS:

El herpes o de la clamidia puede causar sensaciones de quemadura durante y después del sexo. La vagina podría tener lesiones internas y estar inflamada debido a la enfermedad.

5. Una infección de orina:

Una infección de orina puede ocurrir a una mujer en cualquier momento de su vida, causándole grandes sensaciones de ardor después de tener relaciones sexuales o también durante el sexo.

Sexting: ¿Es bueno para mantener viva una relación?

sexting

 

Los fans de las series de TV dan por cierta la teoría de que, mientras más avanzada la noche, menos texto hay que escribir para cuadrar un sensual encuentro furtivo. Para probarlo, Barney Stinson, el personaje de Neil Patrick Harris en “How I Met your Mother”, espera a las tres de la mañana y manda un signo de interrogación vía SMS. Como respuesta recibe un signo de exclamación, lo cual significa que el trato está cerrado y que Stinson tendrá sexo esa noche.

El detalle que se omite en la teoría es que para que funcione es indispensable que el emisor y receptor de los mensajes hayan tenido sexo antes. Esa intimidad preexistente –y previsiblemente «legendaria»– hace posible que la cita fluya con la velocidad con la que devoraríamos un chocolate en medio de un cuadro de ansiedad. Sin ella, no queda más que ponerse creativo y escribir con más elocuencia. Para lograrlo, entendamos que el #Sexting es un anglicismo que nace de la contracción de «Sex» (sexo) y «Texting» (enviar y recibir SMS) y que describe el intercambio de contenido erótico a través de celulares.

Con el avance de la tecnología, el sexting ha dejado de limitarse solo a escritura de mensajes subidos de tono, sino que implica imágenes, audiovisuales y archivos de voz. Del mismo modo, se empiezan a hacer populares servicios como Snapchat, una app para crear y enviar fotos y videos de caducidad limitada que desaparecen tan pronto como la otra parte los ha visto. Así, es posible hacerse una foto desnuda y enviársela a tu novio para que la vea durante cinco segundos, por ejemplo, en medio de una reunión de trabajo y con su jefe sentado al frente de él sin que quede rastro/huella de aquel mensaje. Suena divertido ¿no?

¿Para quién es el sexting?

Desde el punto de vista ético, toda persona adulta que consienta intercambiar contenido erótico propio con alguien más. Desde el tecnológico, cualquiera con un Smartphone. De hecho, existen campañas que exhortan a los menores de edad a no fotografiarse desnudos ni a compartir su sexualidad a través de Internet. Tomarse un selfie es tan fácil que los más jóvenes no suelen reflexionar sobre los riesgos de exponer su intimidad en redes sociales o a través de servicios de mensajería instantánea.

¿Entonces es malo practicarlo? ¡Para nada! Según Rafael Herrera Garland, terapeuta sexual y de pareja del Instituto de Terapia Racional Emotiva, el sexting es saludable para mantener vivo el deseo en una pareja, puesto que erotiza la mente de las personas y genera un clima apto para una relación sexual. Sin embargo, como con toda actividad que se realiza en conjunto, hay que establecer reglas previamente:

Consentimiento. Preguntar a la otra persona si le provoca entrar en este tipo de juego erótico. El sexting debe ser un intercambio feliz. A nadie le gusta recibir fotos de tetas o entrepiernas que no ha pedido.

Límites. Medir hasta dónde se quiere llegar con las palabras y proposiciones. Un coqueteo digital puede llegar muy lejos.

Prevención. Nunca mandes fotos o videos donde aparezca tu rostro. En el momento que un contenido sale de nuestro poder y entra en las redes, dejamos de controlar cuán privado es.

Si se respetan estas reglas, el sexting es positivo porque favorece la imaginación y la creatividad, crea complicidad en la pareja, ayuda a conocer ciertos gustos y deseos en la práctica y puede resultar hasta romántico, porque hace que sientas una urgencia juvenil por ver a tu novio o esposo: con todo lo que se han escrito durante el día, la temperatura de ambos se irá elevando hasta dejarlos listos para ir de los dichos al hecho.

 

El iPhone monitoreará qué tan seguido tienes sexo

Captura de pantalla 2015-06-11 a la(s) 15.13.50

Cuando se actualice tu iPhone a iOS 9 este otoño, será posible que monitorees tu salud reproductiva –incluyendo qué tan seguido tienes sexo y si usaste protección o no.

Como parte de su próximo lanzamiento del iOS 9, Apple lanzará un nuevo set de características HealthKit que permitirán que ingreses información sobre ciclos menstruales y cambios físicos específicos, como la temperatura basal, cualidad del moco cervical y goteo.

También habrá una forma de monitorear la actividad sexual en la aplicación preinstalada. Incluso puedes ingresar los resultados de exámenes de ovulación.

Apple mantiene esa información privada de manera predeterminada, aunque puedes elegir enviársela a tu doctor, o anónimamente enviar tu información a universidades y doctores para investigación.

No hay límite en los artilugios y aplicaciones ya disponibles en la app store que monitorean la información de la salud reproductiva, y la versión actualizada de la aplicación HealthKit va a funcionar con esas aplicaciones y dispositivos por igual.

Apple está listo para englobar todas estas funciones en su nueva marca “Reproductive Health”, la cual la empresa reveló este lunes en la mañana en su conferencia World Wide Developers Conference. Apple está haciendo más que un esfuerzo en desarrollar software para las usuarias – un área que había ignorado antes.

Si estás ansioso por probar esta nueva característica, estará disponible una versión de prueba del iOS 9 para el público en general en Julio.

May 22, 2015 | Actualizado hace 5 años
Diez datos estadísticos que no sabías sobre el sexo

saludse

 

En el tema del sexo, existen quienes presumen de saberlo todo, sin embargo, hay datos que seguramente desconocen; y es que seamos sinceros, por muy buenos que seamos debajo de las sábanas, el tema es sumamente extenso, por lo que prácticamente es imposible tener conocimiento de todo.

Por ejemplo ¿sabes cuántos litros de semen produce un hombre en su vida? O ¿cuántas mujeres llegan vírgenes al matrimonio?

Hemos recopilado información y traemos la respuesta a estas y otras preguntas sobre sexo.

1. La célula más grande del cuerpo. El óvulo mide aproximadamente 0.14 milímetros, tamaño de un hueso de aceituna, y puede ser visible al ojo humano. Es la célula más grande del cuerpo humano. Por su parte, los espermatozoides miden alrededor de 60 micrómetros y tardan sólo 5 minutos en llegar a las trompas de Falopio.

2. Las mujeres y el sexo. Se estima que, en promedio, un 29 % de las mujeres llega virgen al matrimonio. Otros datos afirman que el 5% de las mujeres es alérgica al semen, y al menos el 50% de las féminas han fingido el orgasmo en algún momento de su vida.

3. Los hombres. ¿Sabías que el hombre genera en toda su vida cerca de 53 litros de semen? Según estudios, ellos tienen su etapa de mayor excitación sexual por las mañanas durante el otoño. El 60% de los hombres admite haberse masturbado alguna vez en su vida, de los cuales, el 41% siente culpabilidad al hacerlo.

4. El orgasmo femenino. Según los sexólogos, es posible que algunas mujeres lleguen a experimentar hasta 100 orgasmos por hora; para lograrlo, las mujeres necesitan en promedio 15 minutos. En su máxima excitación, el clítoris dobla su tamaño y el punto G puede llegar a ser del tamaño de una almendra.

5. El tamaño del pene y la satisfacción sexual. El 85% de las mujeres están satisfechas con el tamaño del pene de su pareja, mientras que sólo el 55% de los hombres se dice contento con este. El 63% confiesa que su ansiedad por el tema comenzó por comparaciones durante la niñez, y el 37% asegura que fue por la pornografía.

6. La clasificación del pene por su tamaño. Según la Asociación Española de Andrología, los penes se clasifican en: Pene Pequeño, si mide entre 12 y 13 centímetros; Pene medio: si está entre los 13 y 15 centímetros; Pene normal, entre 15 y 17; Pene grande, entre los 17 y 20 centímetros; y Macropene, si mide más de 20 centímetros.

7. ¿Y dices que no te quedan los condones? Como norma internacional, los preservativos para salir a la venta, deben poder estirarse 7 veces su tamaño usual, además de que deben soportar 39 newtons y tener la capacidad que resistir un mínimo de 18 litros de aire, antes de romperse.

8. El pueblo con más sexo en el mundo. En un pueblo de Polinesia, llamado Mangaiano, las parejas de 18 años tienen relaciones sexuales en promedio 3 veces por la noche, todas las noches, hasta que cumplen 30 años, cuando su promedio baja a sólo 14 veces por semana.

9. Exhibicionismo en el siglo XIV. En Europa del siglo XIV, los nobles más destacados tenían permitido exhibir públicamente sus genitales bajo una túnica corta, mientras que aquellos no tan bien dotados podían, si querían, usar un falsete de cuero que llamaban “bragueta”.

10. Asexualidad. Un 10% de la población no siente ningún tipo de atracción por ningún género, ni masculino, ni femenino, es decir, es asexual; no se excitan con el contacto con otros seres humanos sean del sexo que sea.

Dispareunia: cuando el sexo se convierte en un tormento

sexo

Angela Lyons, una británica de 66 años, lleva 44 años felizmente casada, pero a su matrimonio le falta algo: sexo.

Un estudio publicado en 2008 en la revista científicaMenopause, basado en los resultados de un cuestionario anónimo, indicó que lo sufre un 40% de las mujeres.

Sin embargo, otro informe publicado en elScandinavian Journal of Public Health, concluyó que afecta a alrededor del 10% de las mujeres.

Determinar el número real de las mujeres que experimentan dolor durante el acto sexual es dificil ya que muchas están demasiado avergonzadas para buscar ayuda.

“Es más común en mujeres de mediana edad a partir de los 40-45 años o tras un parto con episiotomía (incisión quirúrgica que se practica para facilitar la salida del feto”, según Mariano Rosselló Gayá, médico andrólogo y especialista en Medicina Sexual del Instituto de Medicina Sexual en España.

 

Causas

“Las causas físicas u orgánicas pueden ser falta de lubricación, himen hipertrófico, trastornos del introito vaginal, irritación, infección, atrofia vaginal, cicatrices o lesiones de procedimientos anteriores, etc.”, dijo el experto.

“Las pacientes refieren un dolor de intensidad media o media alta que se puede dar en dos lugares, o bien en el primer tramo del conducto vaginal o bien a nivel más interior, en penetraciones más profundas. Lo describen como sensación de ardor, quemadura o dolor agudo.

“Hay que discernir si se trata de un dolor que aparece en todas las ocasiones de coito o sólo a veces, en según qué circunstancias o posturas”.

En opinión del especialista, es importante buscar ayuda ya que puede convertir la vida sexual de la mujer en un tormento.

“La dispareunia puede provocar que la mujer no sólo no disfrute de sus relaciones sexuales, sino que las acabe evitando por completo con tal de no enfrentarse al dolor.

“Muchas mujeres aguantan esta situación y se resignan, pero lógicamente los efectos a medio plazo sobre la relación de pareja y su complicidad son devastadores. Una consulta a un especialista, a tiempo, puede evitar rupturas y malestar en ambos miembros de la pareja.

“El hombre también sufre ya que se siente perpetrador del dolor que ocasiona a su pareja cuando irónicamente lo que desea es justamente lo contrario”, añadió Rosselló Gayá.

 

Menopausia y parto

La dispareunia es más común en mujeres menopaúsicas o en aquellas que han experimentado un parto con episiotomía.

Durante la menopausia, la caída de los niveles de la hormona femenina estrógeno, que normalmente mantiene los tejidos húmedos y saludables, puede causar sequedad vaginal.

“Además, después de la menopausia, la vagina no es tan elástica y extensible como lo fue”, según Kate Lough, fisioterapeuta del suelo pélvico en la Western Infirmary de Glasgow.

Esto es debido a que la disminución de estrógeno también afecta al colágeno, la proteína que ayuda a mantener los tejidos sanos.

Este fue el caso de Angela Lyons.

Pero después de reunir el coraje para ir al médico, su problema mejoró con una crema de estrógeno.

Algunas mujeres pueden experimentar dolores durante la penetración como resultado del tejido cicatricial en el perineo a raíz de una episiotomía durante el parto.

Por lo general, el problema provocado por el tejido de la cicatriz puede ser resuelto gracias a un sencillo procedimiento -conocido como procedimiento de Fenton- donde se elimina el tejido cicatricial.

Normalmente se realiza con anestesia local y la mujer se recupera rápidamente abandonando el hospital el mismo día de la operación.

 

Causas psicológicas

“Existen también causas psico-sexuales que pueden ser abordadas en consulta”, agregó Mariano Rosselló Gayá.

“Una de las más comunes es la falta de excitación, lo que origina que no exista una buena lubricación vaginal ni una relajación muscular adecuada para favorecer la penetración.

“Un traumatismo sexual previo podría ser también la causa si éste ha dejado secuelas”, explicó.

“También pueden influir factores como el miedo al sexo o al embarazo, una educación sexual pobre o un alto nivel de estrés o ansiedad mantenido en el tiempo”.

En todos los casos lo importante es ir al especialista para lograr la ayuda adecuada para cada caso.

“Hoy en día podemos optar por tratamientos farmacológicos o quirúrgicos si se trata de un problema anatómico del introito vaginal, o bien por terapia psico-sexológica en casos en los que la dispareunia aparezca en forma de somatización de un conflicto de pareja o personal”.