opresión archivos - Runrun

opresión

¿Libertad ilusoria? por Antonio José Monagas

LibertadExpresion1

Hablar de libertad, podría sonar efímero si acaso el ambiente donde resuena tan hermosa palabra, se encuentra contaminado de la demagogia propia de un populismo totalitario. O simplemente, de una democracia apagada por la precariedad de la ideología política que sirve de cauce a promesas sin certeza. O quizás, sin razón ni determinación.

El concepto de libertad, trasciende las fronteras de lo que su valor ético y moral, implica. Es una condición establecida no sólo bajo realidades particulares. También, ante consideraciones que comprometen expectativas que tocan la moral, la dignidad, la responsabilidad, la cultura política y las ansias de superación como el espacio dentro del cual se moviliza el hombre cuando busca conciliar el umbral de su vida con el ocaso de su existencia.

Con la palabra “libertad” se ha abusado mucho pues ha sido utilizada para cuantas estupideces puedan prometerse obviando la naturaleza y justeza de su significado. Cuando un gobierno sin exacto sentido de su responsabilidad, pretende garantizar libertad a los hombres bajo un cierto amparo político, alcanza algunas ejecutorias que tienden a crear solamente la sensación de vivir exento de la preocupación de verse constreñido por las coyunturas que puedan asaltarle en su tránsito por conmocionados parajes.

¿O es que libertad se llama al hecho de franquear, instado por la el ociosidad, la estrechez del canal que empalma una situación agobiada por el infortunio a otra conculcada por la desesperanza? O acaso es excusarse en la impunidad que anima la anarquía en la que cualquier persona pudiera permitirse hacer lo que le resulte más plácido sin importarle las consecuencias que sus actos acarrearían en perjuicio de otro? ¿O es el derecho a obrar según la inercia de la coyuntura conmine la decisión a tomar?

En fin, “libertad” pareciera ser la instancia en la cual el hombre tiende a confundir sus intereses con sus necesidades. Por supuesto, a sabiendas que lo que puede hacer logrará llevarlo a cabo sólo en un momento en el que todo lo demás sobra. Sin embargo, he ahí el riesgo que su concepción puede inducir de no tenerse y contarse con el suficiente escrúpulo que evitaría que el hecho mismo se convierta en una reluciente desgracia.

Cuando la libertad se presupone asociada a un proyecto político amañado a una causa de anticipada ideología, no siempre su concepto se pliega a la motivación que mejor sitúa al hombre en el punto de equilibrio entre posturas ordenadas por la acción y la imaginación. O en medio de las posibilidades entre construirla o aceptar aquella libertad que las circunstancias suelen ofrecer.

El problema puede apreciarse desde la perspectiva comprendida por Robert Browning, extinto poeta y dramaturgo inglés, cuando advirtió que “parecemos estar libre y ¡estamos tan encadenados!”. Aunque el problema adquiere dramática connotación, cuando se explora la significación y alcance del concepto “libertad” en medio de distorsiones políticas acuciadas por regímenes totalitarios y autoritarios. Para quienes gobiernan a partir de tales procederes, la libertad se convierte en una mera palabra de la cual se valen para subordinar el talante liberador del pueblo al cual buscan subyugar.

Por eso, en el fragor de tan alevosos sistemas políticos, las medidas a tomar se hallan  implícitamente desligadas de escenarios donde se comulgue libertad. Es la razón para que disposiciones políticas de tan torcida naturaleza, busquen moldear realidades condonadas de una educación que incite valores y asiente capacidad de crítica y de reflexión como palanca de cambios de todo lo que plantea la democracia constructiva y organizada.

En el trajín de un gobierno que convulsiona y enrarece realidades mediante mecanismos opresores y represores, la libertad la envilecen convirtiéndola en un mecanismo de transacción para cambiar dignidad por inmoralidad, valores por servilismo. O principios por desvergüenza y deshonor. Sobre todo, cuando con inicuas medidas, dicho régimen adopta la sumisión como condición de apesadumbrada humillación. Es negociar libertad por subordinación. Es creer que puede vivirse soñando realidades improbables con la consciencia postrada. Aceptando someterse a un sistema inmoral que concede derechos al egoísmo. Entonces, ¿será posible concebir la vida bajo una libertad tapada? O acaso que entre los resultados del “socialismo del siglo XXI”, ahora el país vive bajo una ¿libertad ilusoria?

[email protected]

EEUU denuncia en el Consejo de Seguridad de la ONU

NikkiHaley

 

A petición de EEUU, el Consejo de Seguridad de la ONU abordará hoy en un encuentro a puerta cerrada la situación en Venezuela por primera vez desde el inicio de la actual crisis en el país.

“En Venezuela, estamos al borde de una crisis humanitaria. Manifestantes pacíficos han sido heridos, arrestados e incluso asesinados por su propio Gobierno. Las medicinas no están disponibles, a los hospitales les faltan suministros y se ha hecho difícil encontrar comida”, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, en un breve comunicado.

“Por el bien de los venezolanos, y por la seguridad en la región, debemos trabajar juntos para asegurar que” el presidente Nicolás “Maduro detenga esta violencia y opresión y restaure la democracia al pueblo”, defendió Haley.

Los miembros del Consejo recibirán un informe sobre la situación de parte del subsecretario general para Asuntos Políticos de Naciones Unidas, Miroslav Jenca, y tendrán un intercambio informal de opiniones, según fuentes diplomáticas.

Uruguay, que este mes preside el órgano, no espera que de la reunión salga ningún resultado concreto, según dijo a los periodistas su representante permanente adjunto, Luis Bermúdez.

Entre las cuestiones que se abordarán, según señaló, estará la de introducir o no el caso de Venezuela como un punto regular en la agenda del Consejo de Seguridad, aunque tampoco se espera una decisión hoy.

El embajador británico, Matthew Rycroft, aseguró que su país respalda la iniciativa de Estados Unidos, pues está “muy preocupado por la situación en Venezuela, por el impacto humanitario en los venezolanos, por el creciente riesgo de flujos migratorios y por la posibilidad de inestabilidad regional

Ene 23, 2017 | Actualizado hace 3 años
Carta abierta a Vladimir Padrino, por Tamara Suju Roa

vladimirpadrinolopez

 

A lo largo de estos 17 años de deterioro moral de la Fuerza Armada, y digo deterioro moral porque no se que es peor, si verlos cantar consignas alusivas a una corriente política, formados como batallón de focas, verlos usar mujeres y niños para justificar una actividad militar propia de un desquiciado que argumenta que se prepara para una guerra imaginaria que ya estaba en mente del difunto Chávez, y que parece que se la inoculo antes de morirse a su sucesor, o ver como los hijos de esta patria nuestra son torturados y maltratados, incluso asesinados por manifestar y pensar distinto, por algunos miembros de esa Fuerza Armada que juró defender a Venezuela y su Constitución.

El horror plasmado en las caras de las víctimas del uso excesivo y abusivo de la fuerza pública, aquellas que nunca olvidarán quienes son esos soldados usados vilmente para torturarlos y maltratarlos, es algo que no podré borrar de mi memoria. Cada vez que escucho o recibo un nuevo testimonio, me indigna pensar que esos soldados puedan gozar al agredir a sus compatriotas con tanta saña, enfermos de mente, porque nadie en su sano juicio puede arremeter de esa manera contra un joven, una mujer o un anciano.

Quizás sea este el mayor daño que el desgraciado proyecto de poder llamado “revolución del siglo XXI” le ha hecho a quienes han sido utilizados y de alguna manera adoctrinados para servirla, y garantizar su subsistencia y perpetuidad. Esa especie de odio al ciudadano, al que exige sus derechos y defiende su libertad, el que manifiesta su descontento por este barco a la deriva que es hoy nuestro país, conducido por la mafia de la corrupción, del narcotráfico y de los mas viles delitos de violación de DDHH del continente.

Lo más indignante es oírlos hablar de “democracia” y respeto a la Ley, cuando persiguen, encarcelan, torturan, matan, conculcan los derechos constitucionales civiles y políticos de todos, y usando el dinero de la renta nacional, viajan por el mundo para justificar la quiebra de un país petrolero, que tiene a sus hijos comiendo basura, a sus enfermos muriendo por falta de medicinas, a sus presos y ancianos muriendo por desnutrición, y a la oposición, a quienes piensan distinto, a quienes se oponen valientemente a esta mafia que nos gobierna armada y vil, perseguida, presa o exiliada, e incluso siendo juzgada por tribunales militares, utilizados para demostrar que la Institución es un brazo más de la Tiranía.

Usted, General Padrino, sabe y conoce quienes son. Usted sabe cómo han formado guerrillas urbanas, paramilitares que han hecho de barrios enteros, territorios donde ni la misma Fuerza Armada puede acceder. Usted conoce perfectamente las alianzas del régimen con el narcotráfico internacional, conoce el peligro que significa las relaciones con Irán y el fundamentalismo islámico, conoce como están acabando con nuestra selva, patrimonio de la humanidad, permitiendo desesperadamente la explotación minera, sin estudiar el daño ecológico ni pensar en que le vamos a heredar a nuestros hijos y nietos.

Usted debe conocer el malestar interno, porque esos soldados, esos oficiales también son venezolanos y tienen familia, y yo estoy segura que la gran mayoría no quiere para sus hijos el horror que se esta viviendo hoy, y no quieren que crezcan bajo la amenaza, la delincuencia desatada, el adoctrinamiento, la desidia y el abandono en el que están las instituciones y los servicios públicos, la mala educación que se complementa con la mala alimentación, afectando su desarrollo intelectual y su crecimiento. Muchos han sido desincorporados, otros se están yendo en masas y la mayoría aguanta porque necesita el sueldo. Pero pregúntese usted, General, cuantos están dispuestos verdaderamente a enfrentarse contra sus propios compatriotas, esos que Maduro insiste en llamar enemigos de la revolución, si en algún momento sucediera.

La historia lo juzgará General. Porque solo Usted ha escogido estar del lado de la historia que ante los ojos del mundo, es la de la tiranía y la opresión. Usted ha escogido estar del lado de los opresores, de los que han permitido que el Castro comunismo se infiltre en nuestros sistema de identificación, registros y notarias, sistema de salud, inteligencia social y educación y además, en los cuarteles. El entreguismo de Venezuela a los Castro por parte del régimen de Chávez-Maduro debe ser estudiado minuciosamente por expertos que nos expliquen y dejen constancia en la historia, como fueron capaces de poner en manos de la dictadura más longeva e inepta del mundo, el futuro de nuestro país, de Venezuela.

Los venezolanos si estamos en guerra General Padrino, en guerra contra la corrupción, el despilfarro de nuestras riquezas, por el respeto de nuestros derechos constitucionales, contra la alevosía de un Tirano que quiere que los venezolanos nos enfrentemos los unos con los otros, provocado por el miedo que tiene a medirse y perder el poder, porque sabe que cuando esto suceda, la olla podrida que encontraremos en la administración pública, será recordada como la peor en toda la historia latinoamericana.

Venezuela clama hoy por sus ciudadanos. Venezuela necesita de todos aquellos que puedan trabajar para devolverle el Estado de Derecho y de justicia, la Independencia de los Poderes y las Instituciones del Estado, la seguridad y verdadera paz social, el respeto a la libertad de pensamiento y opinión, de concordia y solidaridad, y ante todo, el uso de sus riquezas naturales y su renta petrolera para beneficio de los venezolanos.

@TAMARA_SUJU

Noticiero Digital

Capriles pide a Mujica actuar para frenar “opresión” en Venezuela

HCR1

 

En una carta dirigida a Mujica en su condición de presidente pro tempore de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el político venezolano pide que los presidentes de los países miembros sean informados sobre “la gravedad de la situación política” de Venezuela para que sus cancilleres actúen en consecuencia.

Mujica traspasará el poder este domingo a Tabaré Vázquez, también integrante del izquierdista Frente Amplio, y a las ceremonias está previsto que asista la mayoría de los presidentes de los países de Unasir (Unión de Naciones Suramericanas).

Capriles solicita en la carta que los cancilleres de la Unasur “procuren una acción” del mecanismo para “impedir que el Gobierno venezolano continúe esta política de opresión y represión contra ciudadanos y lideres políticos que lo adversan, al igual que la exigencia de la liberación de los presos políticos”.

El dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela también pide que se establezcan condiciones adecuadas para que las elecciones parlamentarias que se celebrarán este año se realicen en un clima propicio en el que se respete “la verdadera manifestación del pueblo”.

Las solicitudes son realizadas por el también gobernador del céntrico estado Miranda después de exponer, en la misma carta, lo que a su juicio está sucediendo el país.

“Venezuela vive una crisis social, económica y política sin precedentes como consecuencia de la aplicación de un modelo económico fracasado que ha destruido el aparato productivo y generado la mayor inflación del mundo, inestabilidad cambiaria, desabastecimiento de medicinas y productos alimentarios básicos”, dice el político.

Asimismo, denuncia que supuestamente “el gobierno maneja sin prueba alguna, el argumento de supuestas conspiraciones de gobiernos extranjeros y líderes venezolanos de la oposición, así como pretendidos planes desestabilizadores para desviar la atención sobre el verdadero foco de la crisis”.

El político también acusa al oficialismo de amenazar a empresarios, medios de comunicación nacionales y extranjeros y a dirigentes políticos de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“El gobierno de Nicolás Maduro ha tomado medidas concretas de esta campaña de agresiones contra dirigentes opositores utilizando a un poder judicial conculcado a su servicio”, dice y menciona la detenciones del opositor Leopoldo López y de los alcaldes Enzo Scarano, Daniel Ceballos y Antonio Ledezma.

Protesta, además, por “el hostigamiento contra la diputada María Corina Machado y las amenazas bajo falsas acusaciones contra el diputado Julio Borges a quien pretenden involucrar en un supuesto plan de desestabilización montado por la propaganda oficialista y allanarle su inmunidad parlamentaria”.

Acusa también a la Administración de Maduro de encarcelar a estudiantes y a ciudadanos “sin otro motivo que por protestar pacíficamente” contra las acciones del Gobierno.

La misiva sale a la luz en un escenario de tensión tras las denuncias gubernamentales de un plan de golpe de Estado que fue frustrado.

Según el Ejecutivo venezolano, en el plan estarían involucrados militares de la aviación, apoyados por Estados Unidos, cuyo Gobierno lo ha negado, y dirigentes opositores, entre ellos el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, detenido la semana pasada.

 

 

Carta Henrique Capriles a Unasur by La Patilla