Jean-Claude Juncker archivos - Runrun

Jean-Claude Juncker

Duque y representantes de la UE sostuvieron reunión sobre situación de venezolanos en Colombia

IVÁN DUQUE, PRESIDENTE DE COLOMBIA, REAFIRMÓ este miércoles en la Unión Europea (UE) su compromiso con el acuerdo de paz y con la acogida de ciudadanos venezolanos en el país.

Duque destacó el papel que Colombia ejerce al recibir a casi un millón de venezolanos, de los casi 2,5 millones que han salido de Venezuela en los últimos cuatro años, según datos de la Organización Internacional de las Migraciones y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

El presidente colombiano pidió “condenar todos los hechos de la dictadura en Venezuela” e insistió en la necesidad de “tener una política migratoria que acoja con fraternidad los hermanos venezolanos y que también permita tener una reacción multilateral importante”.

Federica Mogherini, alta representante de la UE para la Política Exterior, destacó la contribución de la UE a Venezuela y los países de acogida de refugiados y su “trabajo para encontrar una solución pacífica y democrática a la dramática crisis de Venezuela”.

“Veo con gran recibo la presión que vienen ejerciendo las autoridades europeas para que el ELN se mantenga en la lista de grupos terroristas y que se entienda que un proceso de conversación debe exigir la liberación de todos los secuestrados y que se le ponga fin a todas las actividades criminales”, afirmó el colombiano.

Tras la primera reunión con Duque, el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, abogó por llevar al presidente de la República, Nicolás Maduro, ante la justicia internacional.

“Esto es ahora un asunto para el sistema de justicia internacional. Este hombre tiene que ser llevado ante los tribunales”, dijo Juncker en rueda de prensa.

“No nos gusta esta dictadura y apreciamos mucho el papel pacífico que Colombia está jugando en este contexto. El número de refugiados que está acogiendo no es una pequeña contribución. Si Colombia hubiera rechazado acoger a estas personas la catástrofe en Venezuela sería mucho más dramática”, señaló.

El presidente colombiano agradeció a la Unión Europea su ayuda financiera para hacer frente a la llegada de migrantes venezolanos.
La UE impuso en el último año sanciones contra Venezuela, país sumido en una crisis política, económica y humanitaria, por menoscabar, a su juicio la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos.
Además de adoptar un embargo de armas, el bloque impuso la prohibición de visados y la congelación de activos para 18 responsables europeos, entre ellos la vicepresidenta Delcy Rodríguez, aunque evita sancionar a Maduro, como hizo Washington, para mantener los canales de comunicación.

*Con información de El Universal y El Nacional.

Unión Europea presiona a Gran Bretaña para una salida rápida

UE1

 

BRUSELAS, Bélgica (AP) — Líderes de la Unión comenzaron el martes a trazar un futuro sin Gran Bretaña, exhortando a Londres a que se separe lo más rápido posible de las otras 27 naciones del bloque a fin de poner fin a la incertidumbre que está afectando los mercados financieros mundiales.

El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk dijo que convocará a una reunión de los líderes de la UE sin el primer ministro británico, en Bratislava, en septiembre, para forjar los planes futuros.

El martes, el primer ministro británico saliente David Cameron sostuvo conversaciones con el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, poco antes de una cumbre en Bruselas donde se espera que el líder británico diga que las negociaciones para una salida de su país no comenzarán antes de octubre. Han surgido rumores de que Gran Bretaña desea negociaciones informales sobre cómo funcionarán sus futuras relaciones con la Unión Europea antes de que se concrete la salida, lo cual es rechazado por muchos miembros del bloque.

Juncker y otros líderes europeos insisten en que no habrá ningún tiempo de negociaciones hasta que Gran Bretaña active el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que genera un proceso de dos años para separarse del grupo creado para unir a Europa tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial.

En una inédita sesión de emergencia del Parlamento Europeo, convocada después del referendo británico del jueves, Juncker exigió que Gran Bretaña clarifique su futuro.

“Quiero que el Reino Unido clarifique su posición. No hoy, no mañana a las nueve de la mañana, pero rápidamente”, dijo al parlamento. “No podemos continuar en un período prolongado de incertidumbre”.

Juncker dijo que prohibió a los miembros de la comisión mantener conversaciones secretas con los británicos antes de que Londres invoque la cláusula de salida.

“Nada de notificaciones. Nada de negociaciones”, dijo en medio de fuertes aplausos.

Tusk ya elaboraba planes a largo plazo. Dijo que de los jefes de gobierno y de estado de la Unión Europea – con la exclusión de Cameron – sostendrán una reunión especial en septiembre para analizar “el nuevo proceso de reflexión, el nuevo impulso para Europa, un nuevo futuro para Europa”.

“Necesitamos unas cuantas semanas para preparar este proceso”, expresó.

La reacción inmediata en el Parlamento Europeo el martes fue emotiva. Nigel Farage, miembro británico del Parlamento Europeo y destacado líder del movimiento por la salida, recibió abucheos cuando exhortó a Europa a celebrar un buen acuerdo comercial con Gran Bretaña cuando salga, y dijo que en caso contrario la industria automotriz alemana perdería empleos.

“¿Por qué no actuamos de manera pragmática, sensata, adulta, racional… y llegamos a un acuerdo sensato sin tarifas?”, se preguntó.

En un discurso interrumpido varias veces por los abucheos, Farage advirtió que “el Reino Unido no será el último estado miembro que abandona la Unión Europea”.

Confirmando sus palabras, la dirigente ultraderechista francesa Marine Le Pen calificó el voto británico de “victoria extraordinaria para la democracia, una cachetada a un sistema europeo basado cada vez más en el miedo, la extorsión y las mentiras”.

La canciller alemana Angela Merkel dijo que empeñará “todas sus fuerzas” para impedir la disgregación de la UE. Varios líderes de la UE iniciaban una cumbre de dos días para conocer la posición de Cameron y planificar los próximos pasos.

Los líderes de la salida británica esperan que el país siga gozando de muchos privilegios empresariales del mercado interno de la UE a la vez de poder negar a los ciudadanos europeos el ingreso a Gran Bretaña para enfrentar las inquietudes por la inmigración que fueron un factor clave en la votación. Merkel, quien encabeza la primera economía europea, dijo claramente que eso era imposible.

En un discurso en el parlamento alemán antes de viajar a Bruselas, Merkel dijo prever que Gran Bretaña mantendrá “estrechas relaciones” con la UE, pero que Londres no puede esperar que todo siga como antes.