Claudio Uberti archivos - Runrun

Claudio Uberti

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 09.07.2019: BAJO: ¿Y el grupo Grecia?
BAJO
¿Y EL GRUPO GRECIA?:

¿Sabrán el ministro Padrino, Diosdado, Ceballos Ichazo, Hernández Dala, Suarez Chourio, Rodríguez Cabello y otros generales de las torturas y penumbras a las que ha sido sometida la pareja de su compañero del 4F y exministro de Interiores y exdirector del SEBIN, el M/G Miguel Rodríguez Torres? Rocío, la dama en cuestión, esta hospitalizada tras haber sido hostigada y maltratada. El viejo refrán decía “a las damas ni con el pétalo de una rosa”. Sin embargo, entre las víctimas que conversaron con la Alta Comisionada estuvieron varias mujeres con evidentes signos de tortura. Para ella, según confesó, fue uno de los peores momentos de ese encuentro junto al de las madres y padres de las víctimas del FAES. En una de las listas entregadas estaba ese nombre. De allí su enjundioso reporte en ese segmento del Informe Oficial. Nada se puede esconder. Menos ahora que tantos han perdido el miedo y están contando hasta secretos de ultratumba…

 

A 12 AÑOS DE LA VALIJA:

De Guido Antonini Wilson. Les he venido diciendo que este caso se estaría reabriendo en días próximos. La liebre saltó primero por Argentina pero sus saltos llegaran a Miami muy pronto y no contra quien actúo como un carga maleta que ya pagó su precio sirviendo de colaborador con las autoridades estadounidenses. Vienen por otros venezolanos que aunque pagaron condena les encontraron ciertas marramuncias financieras que darán bastante que hablar. ¿Guapos y enchufados todavía a pesar de que no pueden venir a Venezuela y sus fotografías, junto con otros familiares, están en los carteles internos del SEBIN? Mientras en nuestro país nada se hizo contra los que perpetraron el ilícito es ahora, en Buenos Aires, que “se abrió el caso donde la Cámara en lo Penal Económico confirmó el pasado viernes el procesamiento de Julio De Vido, Ricardo Echegaray, Claudio Uberti y ex funcionarios de la Aduana en el marco de la causa por la valija de los u$s 800.000 que intentó ingresar al país el venezolano Guido Antonini Wilson el 4 de agosto de 2007.

Fuentes judiciales informaron que el Tribunal ratificó los procesamientos que en primera instancia impuso el juez en lo penal económico Pablo Yadarola, así como los embargos de hasta 50 millones de pesos. En su fallo, la Cámara revocó el procesamiento de la ex secretaria de Uberti, Victoria Bereziuk. Los tres: Uberti, Bereziuk y Espinoza formaron parte de la comitiva del avión alquilado por la estatal Enarsa que los trasladó junto al venezolano Antonini Wilson y a Daniel David Uzcátegui Spech, hijo del ex titular de PDVSA Diego Uzcátegui Matheus. Echegaray -según el juez- “habría impartido directivas ilegítimas a los funcionarios de la Aduana sabiendo que aquellas se habrían de concretar por intermedio del sistema de organización estatal (servicio aduanero), tendientes a evitar el despliegue del debido control respecto de los equipajes que arribaban al país en determinados vuelos provenientes de Venezuela”.

“De Vido, aprovechándose ilegítimamente de un aparato organizado de poder estatal y su estructura funcional, habría estado a cargo de la organización de la maniobra de obtención del dinero en trato, para lo cual habría autorizado a Uberti a viajar a la República Bolivariana de Venezuela en esa oportunidad”, sostuvo el juez. Uberti, en tanto, además de haber sido parte de la comitiva, “habría impartido directivas a su chofer para que esperara” a Antonini Wilson “en el aeroparque mientras era retenido” por una agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

“Los nombrados habrían formado parte de una estructura tendiente a facilitar el obrar del aparato organizado de poder encabezado por De Vido y, en ese marco, no sólo habrían intentado garantizar la impunidad de los responsables materiales del suceso, con posterioridad a que el dinero fuera advertido, sino que, en primera instancia habrían intentado omitir el control de los equipajes arribados en el vuelo”, sostuvo en su momento el juez Yadarola. Respecto de las hipótesis sobre el origen y destino de los fondos, el juez evalúa no sólo que era para la campaña electoral del kirchnerismo, sino también por un negociado de la venta de bonos argentinos Boden colocados en el sistema financiero venezolano o bien una “coima” a algún funcionario argentino. Mientras tanto, está pendiente el pedido de captura sobre Antonini Wilson, quien reside en Estados Unidos” (pero que como fue cooperante con el gobierno americano no tendrá extradición a ningún otro país). De ese caso pagaron condena en cárcel de Florida Moisés Maionica y Carlos Kauffmann Ramírez. Junto al caso Odebrecht, investigado en todos los países de América Latina donde actuó la empresa brasilera, este caso no ha sido investigado por la justicia venezolana debido a los altísimos funcionarios que estuvieron involucrados. Desde la PDVSA de Rafael Ramírez hasta la DISIP del general Henry Rangel Silva hoy flamante gobernador del estado Trujillo. Ramírez disfrutando de la vida en Italia y su mano derecha en seguridad, Rafael Ernesto Reiter Muñoz, detenido en España donde se aprobó su extradición a los Estados Unidos. Reiter fue quien llevó la valija con el dinero en la camioneta que fue hasta el aeropuerto a entregársela a los señalados. Recuerdo las fotos de Chávez abrazado con De Vido en Buenos Aires y la de Rafael Ramírez abrazado con el mismo sujeto en la presidencia de PDVSA…

Involucran a Ramírez y Merentes en cobro de sobornos por $50 millones en Argentina

El ex representante especial de Néstor Kirchner ante Venezuela, Claudio Uberti, involucró al expresidente del Deustch Bank en Argentina y secretario de Finanzas de Kirchner, Alfredo Mclaughlin; al expresidente de Pdvsa Rafael Ramírez Carreño y al extitular del Banco Central de Venezuela Nelson Merentes, en el cobro de un soborno de 50 millones de dólares por la compra de bonos argentinos Boden 2012.

En su ampliación de indagatoria completa como arrepentido, Uberti reveló detalles increíbles de cómo Chávez aceptó el pedido de Kirchner de mandarle “11 de los 25 millones de dólares” en un vuelo privado y que la operación fue realizada por “bancos amigos”, que no identificó. El acuerdo eran $ 25 millones para Kirchner y $ 25 millones para Chávez, mientras que los bancos intermediarios se llevaron otros $50 millones.

Mclaughlin había asesorado a Kirchner sobre cómo invertir en el exterior los $630 millones de los fondos de Santa Cruz y luego fue nombrado secretario de Finanzas de la Nación, señala el diario Clarín.

En el 2003, Kirchner tenía una cuenta con $1,7 millón en el Deustch Bank de Nueva York. Por su parte, Ramírez Carreño fue embajador de Venezuela ante la ONU y Merentes, presidente del Banco Central hasta diciembre del año pasado cuando el presidente Nicolás Maduro hizo cambios en su Gabinete.

En su declaración, a la que accedió Clarín de fuentes judiciales, Uberti recordó que en agosto de 2005 escuchó a Kirchner que le dijo al entonces ministro de Economía Roberto Lavagna: “Explícale a Chávez cómo es el tema de la ayuda financiera que necesitamos”.

Entonces, Lavagna le respondió: “Necesitamos que compre unos 500 millones de dólares de bonos argentinos”.

Uberti, que era además titular del OCCOVI (el organismo de control de los peajes), se había ganado la simpatía de Chávez el año anterior cuando le había pedido que le autografiara una versión de bolsillo de la constitución bolivariana.

Luego, en diciembre de ese año, viajó a Caracas con el subsecretario de Combustibles, Cristian Folgar. Sorpresivamente, Chávez los invitó al palacio de Miraflores -sede del gobierno- y durante una charla de tres horas les preguntó si aún la Argentina necesitaba los 500 millones. Uberti, entonces, le pidió permiso a Chávez para salir y llamar a Kirchner. Finalmente, lo ubicó, a través del secretario privado Daniel Muñoz y al trasladarle la pregunta, el presidente le contestó: “Pedazo de pelotudo, decile a ese que los mande inmediatamente”. Volvió a la reunión y le comunicó a Chávez el mensaje sobre los denominados bonos Boden 2012. Cuando regresó a Buenos Aires, la operación ya se había realizado.

En julio de 2006, Uberti estaba en una reunión con el entonces gobernador de Córdoba, Juan Manuel de la Sota, y su equipo, en la capital cordobesa, cuando recibió una llamada urgente de Ana Carelli, secretaria privada del entonces ministro de Planificación, Julio De Vido, quien le ordenó “volver urgente a Buenos Aires porque estaba el ministro de Economía de Venezuela, Nelson Merentes”. Pidió disculpas y regresó ese mismo día a Buenos Aires.

Lea el reportaje completo en Clarín

El ex titular del Occovi, Claudio Uberti, confesó ante la Justicia que cuando Hugo Chávez hizo comprar 500 millones de dólares de títulos de la deuda externa argentina en el 2007 se organizó primero una maniobra especulativa que dio “una ganancia de 100 millones de dólares”. Esa ganancia provino de usar las versiones sobre cuándo y cómo se iban a comprar los títulos para especular con su precio.

La mitad de esa ganancia fue como comisión a bancos que intervinieron y “Néstor y Chávez se quedaron con 25 millones de dólares cada uno”, contó Uberti en su declaración ante el fiscal Carlos Stornelli y el juez federal Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos de las coimas, según revelaron a Clarín fuentes judiciales.

Uberti precisó que luego esos 25 millones de dólares fueron traídos “en valijas” por vía aérea a Buenos Aires desde Caracas.

El ex funcionario conoce los negocios venezolanos: era el representante especial del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, en Venezuela.

La forma en que se movilizó la plata se relaciona con la famosa valija del venezolano Guido Antonini Wilson descubierta el 4 de agosto del 2007 por María Luján Telpuk, agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). La causa de la valija de Antonio se había cerrado y la reabrió el juez en lo penal económico Pablo Yadarola, quien seguramente pedirá ahora a Bonadio esta nueva confesión de Uberti.

Los investigadores de la causa de los cuadernos buscan ahora confirmar todos los datos suministrados por Uberti, quien ingresó el mes pasado al régimen del imputado-colaborador. Esta nueva línea de investigación de la plata negra de los Kirchner tendrá una enorme repercusión internacional.

Los datos sobre la conexión Venezuela de estos fondos ilegales del ex matrimonio presidencial están en una ampliación de las indagatorias que ya había hecho Uberti. En las dos primeras había confesado cómo recaudó coimas de los concesionarios viales y cómo se enteró de que cuando murió Néstor, en el departamento de Juncal y Uruguay había 60 millones de dólares escondidos.

Esta nueva confesión de Uberti se relacionada con una operación financiera de agosto del 2007. Ese mes Argentina concretó la colocación de deuda más cara desde el default del 2002: le pagó a Venezuela una tasa en torno al 10,6% por la compra de 500 millones de dólares en Boden 2015, en medio de un extraño contexto.

Con la llegada del presidente venezolano Hugo Chávez a Buenos Aires se avanzó en la negociación para la colocación de estos títulos. En principio, había trascendido que Venezuela compraría Boden 2015 por 1.000 millones de dólares. Pero la operación se hizo, finalmente, por 500 millones.

Este fue el aporte argentino a la tercera emisión del llamado Bono del Sur que se completó con un título propio del gobierno de Hugo Chávez. En aquella visita, el mismo Chávez había detallado que su país compró en dos años en total 4.572 millones de dólares en títulos argentinos.

Pero luego Venezuela ya se había desprendido de, al menos, la mitad de estos bonos, contribuyendo a la caída del precio de los papeles de la deuda argentina. “Es una cifra importante”, dijo Chávez en aquel momento. “Seguramente será suficiente por este año. Y si Argentina lo requiriera podríamos seguir en 2008”, aseguró en momentos en que su país tenía excedente de dólares por el aumento del precio del petróleo a nivel internacional. Con estas palabras, Chávez parecía restarle peso a la posibilidad de comprar otros 500 millones de Boden 2015 hacia finales de este año.

Mientras los bonos argentinos se derrumban, el venezolano aseguró que los papeles argentinos tenían “gran rentabilidad”.

La compra de bonos argentinos no fue la única relación financiera entre Néstor y Chavez. En el 2004 se había creado un fideicomiso argentino-venezolano para el intercambio de fuel oil por productos industriales en el banco suizo UBS.

Continúa leyendo en El Clarín