actitud archivos - Runrun

actitud

Venezuela deplora actitud de Guyana sobre el Esequibo

GuyanaRio

El Ministerio de Relaciones Exteriores se pronunció este martes a propósito de los 117 años del “despojo” de casi 160 mil kilómetros que forman parte de la Guayana Esequiba, “ejecutado por agentes imperiales”.

El texto señala que el actual gobierno de Guyana “ha asumido una actitud arbitraria, ilegal y unilateral al pretender enervar la acción del Acuerdo de Ginebra e intentar escabullirse de los buenos oficios”.

En este sentido, Venezuela ha solicitado a Naciones Unidas reactivar el proceso de buenos oficios vigentes, de conformidad con lo establecido en el Acuerdo de Ginebra de 1966.

A continuación el comunicado completo:

“A 117 años del fraude sufrido por nuestra República, ejecutado por la acción de agentes imperiales que nos despojó de parte de nuestro territorio, constituido por casi 160 mil kilómetros cuadrados que forman parte indivisible de nuestra Guayana Esequiba, manifestamos la más profunda indignación por lo que esta nefasta fecha ha signado en la historia de la diplomacia mundial, que mostró la cara más vil de la depredación sistemática que el imperio británico perpetró contra la integridad territorial de muchas naciones del mundo, mediante la apropiación ilícita de más de dos millones de Km2 en nuestro planeta.

El Fraude Arbitral ocurrido en París el 03 de octubre de 1899, resumió la acción criminal de la piratería diplomática de aquel entonces, evidencia del mas fatídico modelo de la barbarie para justificar el chantaje, la usurpación y el saqueo de las nuevas naciones independientes que, como Venezuela, luchaban de forma denodada contra las hegemonías dominantes de entonces.

Ya avanzado el siglo XX el imperialismo británico, al verse descubierto en sus intenciones plasmadas en el bárbaro fraude arbitral, optó por desembarazarse del asunto, y le endosó como herencia a Guyana, al momento de otorgarle la independencia, la controversia territorial.

El Acuerdo de Ginebra de 1966, ley entre las Partes registrada en la ONU, rige con toda su fuerza normativa la contención sobre nuestra Guayana Esequiba. Guyana siempre ha sabido que nació sin ese territorio y mal podría hoy favorecerse, ni ética, ni mucho menos en Derecho, por una supuesta herencia imperial del mismo.

El actual gobierno de Guyana, motivados por oscuros intereses trasnacionales y aupados por centros corporativos imperiales, ha asumido una actitud arbitraria, ilegal y unilateral al pretender enervar la acción del Acuerdo de Ginebra e intentar escabullirse de los buenos oficios.

Venezuela deplora, una vez más, las absurdas e irracionales acciones desplegadas por el gobierno de Guyana para desconocer sus compromisos internacionales y perturbar el mecanismo de Buenos Oficios vigente, aludiendo falsas protecciones basadas en mentiras y subterfugios con el propósito de generar una situación de agresión contra Venezuela, con la evidente participación y complicidad de fuerzas imperiales.

Venezuela ha solicitado al Secretario General de las Naciones Unidas reactivar el proceso de buenos oficios vigente, de conformidad con lo establecido en el Acuerdo de Ginebra de 1966, que rige y enmarca su participación en esta controversia territorial encaminada a la solución amistosa, práctica y satisfactoria para ambas Partes.

La República Bolivariana de Venezuela ratifica a los pueblos del mundo nuestro indeclinable compromiso con la paz y con el derecho que nos asiste en nuestro reclamo territorial, que nos guía para avanzar en la solución justa y legal de esta controversia, tal como lo afirmó El Presidente Nicolás Maduro: “La paz, la paz, la paz será nuestro puerto, será nuestra vida, y será también nuestra victoria”.

Nov 07, 2015 | Actualizado hace 4 años
¡Soy un jugador del Real Madrid! por Carlos Dorado

RM

 

Cuando era un niño, el día de Reyes a  mi hermano le regalaron un uniforme del Real Madrid: camisa, pantalón y medias. Yo me quedé fascinado viéndolo, repasando el escudo con mi dedo, mientras pensaba que ese mismo uniforme era el  que usaban los jugadores del Real Madrid, que veíamos jugar los domingos en la tarde, en la única televisión que había en el pueblo.

¡Algún día yo también tendría uno! Pasaron unos años, y un buen día me encontré con el uniforme en la gaveta de un armario. Al día siguiente, había un partido contra el pueblo de al lado. La tentación era demasiado grande, sobre todo porque no teníamos uniformes, y cada uno llevaba lo más parecido a un uniforme de fútbol.

Por supuesto, yo me llevé el uniforme de mi hermano, sin haberle pedido permiso. No quería correr el riesgo de que no fuese a prestármelo. Apenas llegué al campo, que era el típico campo de pueblo; con un poco de grama, mucha tierra, algunas piedras, y dos porterías de palo sin lijar; me di cuenta con qué admiración me miraban mis compañeros: ¡Iba a jugar con el uniforme del Real Madrid!

Apenas toqué el balón, sentí que jugar con ese uniforme era otra cosa. Me sentí un verdadero profesional. “Este uniforme juega solo”, pensé inmediatamente. Hice un par de regates y ya estaba seguro de que jugar bien  con ese uniforme era muy fácil. Ese día metí dos goles, y fue uno de los mejores partidos de mi vida. La razón; muy sencilla: ¡Estaba jugando con el uniforme del Real Madrid!

Nada había cambiado en relación a otros partidos, excepto mi actitud por llevar un uniforme, y sólo por esto, todo había cambiado. Mi madre solía decirme: “Carlos, la distancia entre tú y tus sueños se llama actitud, y si le apuntas al sol, y te quedas corto, al menos seguramente alcanzarás la luna. Por eso, fomenta siempre la ilusión con una actitud positiva, ya que es el motor de la vida y el alimento del alma”

Sin embargo; las actitudes pueden ser positivas o negativas, y es la forma en que nos enfrentamos a los retos, lo que pueden convertirlos en éxitos o en fracasos. De hecho, un estudio realizado por Zig Ziglar concluyó que el 85% de las razones para el éxito y los logros, son el resultado de nuestras actitudes, y sólo el 15% se corresponden con las destrezas técnicas.

Por esto, la diferencia entre un obstáculo y una oportunidad, tiene que ver con la actitud con que se enfrente. ¡Toda oportunidad tiene una dificultad, y toda dificultad tiene una oportunidad! Que sea una oportunidad o una dificultad lo determina precisamente la actitud con que se está dispuesto a enfrentarla; y quizás, en muchos momentos de nuestra vida no nos sea posible controlar las circunstancias que nos rodean; pero sí podemos elegir  la actitud para enfrentarnos a ellas, y eso es precisamente lo que hace la diferencia.

Cuando mi hermano se dio cuenta de que había usado su uniforme, aparte de un buen regaño, nunca más tuve la oportunidad de usarlo, y creo que nunca volví a jugar igual, o al menos así lo creía yo.

Años más tarde, jugando con la selección de fútbol de la UCAB, el entrenador durante una charla, nos dijo: “Muchachos, el fútbol está en la cabeza, y la actitud con que jueguen es fundamental, y de allí la diferencia entre ganar o perder”.

Hoy después de muchos años, creo que eso no sólo es en el fútbol; lo es en la vida. Por eso, siempre hay que tratar de ser un jugador del Real Madrid, aunque sólo se tenga el uniforme.

 

[email protected]

 

¡Cuarta carta a un futuro empresario! por Carlos Dorado

Actitud

 

¿Cómo saber cuáles son las  diez variables que integran ese talento natural para ser un empresario de éxito?

Segunda: ¡Actitud!

La actitud de una persona puede ser positiva o negativa, y es precisamente ésta la que determina el éxito o el fracaso, no sólo en el mundo empresarial, sino también en la vida personal. Muchos de los proyectos fracasan, aun antes de ser concebidos, precisamente por la actitud con que se enfrentan.

A veces, nos resulta difícil cambiar las circunstancias que nos rodean, y en la mayoría de los casos no depende de nosotros, pero lo que sí depende de nosotros es la actitud con que buscamos nuestros sueños, la actitud con que enfrentamos la vida y el futuro.

Zig Ziglar, un americano que estudió a miles de personas, concluyó que el 85% de los éxitos eran producto de una actitud positiva hacia lo que se emprende, y únicamente el 15% se debía a destrezas técnicas. Por consiguiente, la distancia entre uno y los sueños se llama: ¡Actitud!

Esa actitud, es la que nos permite transformar los fracasos en experiencias, y a levantarnos después de haber caído. Es la que nos permite dar un paso más que los demás, sin escatimar esfuerzos y tiempo. La que no nos permite desmayos, ni vacilaciones. La que nos hace caminar firmes y seguros hacia nuestro objetivo, sin admitir otra alternativa que seguir de pie y hacia adelante.

Mi madre solía decirme: “Carlos, querer es hacer”. No es suficiente con querer; hay que hacer. No es suficiente con hacer; hay que querer. Es ese querer, lo que te lleva a hacer sin descanso. En la vida, lo más importante no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace.

El deseo interno comienza con una elección, pero lo más importante es  la actitud con que enfrentamos esa elección. Es bueno y positivo esperar mucho de la vida, pero nunca debemos olvidar que también la vida espera mucho de nosotros.

Uno de los dichos más bellos que recuerdo de mi padre, y que lo tengo presente todos los días en mi mente y en mi corazón, es: “Cada mañana en África una gacela se despierta y sabe que tiene que correr más rápido que el león, porque si no morirá y será el alimento del león. Cada mañana un león se despierta en África y sabe que tiene que correr más rápido que una gacela, porque si no se morirá de hambre. Carlos, no importa si eres una gacela o eres un león, cada mañana cuando sale el sol, es mejor que corras”

Por eso cada día, con la actitud correcta, con voluntad, tenacidad y trabajo; y manteniendo un reto constante con uno mismo, es sólo una cuestión de tiempo, la llegada del verdadero éxito. Sin embargo, hay muchos que ni siquiera logran regir su vida, y pretenden regir su destino. ¡Una  auténtica utopía!

En la única taberna que había en mi pueblo, tenían una báscula para pesar, con dos platos a ambos lados. En uno de los platos ponían las pesas de diferentes pesos, y en el otro ponían la verdura, fruta, carne o lo que estuviesen pesando. Recuerdo que ponían más pesas cuando la báscula estaba muy inclinada hacia el plato de la mercancía; o ponían más mercancía, cuando la báscula estaba inclinada hacia el plato de la pesas.

Si alguien quiere triunfar en el mundo empresarial, debe ponerle más trabajo, más horas, más dedicación, más empeño al plato de la mercancía; en vez de ponerle más peso a su vida.

¡Por todo esto, inclinar la balanza hacia el plato del triunfo es una cuestión de actitud! Sólo depende de cuánto estás dispuesto a ponerle a cada plato.

[email protected]

Carlos Dorado Feb 21, 2015 | Actualizado hace 5 años
¡Bienvenidos a Miami! por Carlos Dorado

AeropuertodeMiami

 

El otro día, en un vuelo que hice a Miami por American Airlines, me llamó la atención que al salir del avión había toda una hilera de sillas de ruedas esperando a los pasajeros, las cuales ocupaban todo el corredor de salida. ¡Eran, aproximadamente 21 sillas de ruedas!

De camino hacia la aduana, me iba preguntando: ¿por qué en un mismo vuelo hay tantas personas con problemas físicos? Antes de llegar, y aún faltando un largo pasillo para acceder a la puerta de entrada, me encuentro con una larga cola. ¿Esta es la cola para Inmigración? Le pregunté al señor delante de mí. “Sí señor, y dijeron que desde este punto tardaremos aproximadamente tres horas, ¡Si todo va bien!”

¿Si todo va bien? En eso observo, el desfile de sillas de ruedas que pasan a mi lado, con sus acompañantes incluidos, avanzando hacia la entrada. “es que los que están en sillas de ruedas pasan directos”, me comentó la misma persona.

¡Típica viveza criolla! me dije. ¡No es posible que en un vuelo comercial casi el 20% de los pasajeros tenga problemas físicos que ameriten una silla de ruedas! ¿Por qué será que los venezolanos siempre queremos ser más vivos que todos, pensando que somos más inteligentes, o quizás que los otros son más tontos? Pienso en lo que me solía decir mi madre: “Carlos, la inteligencia es útil para muchas cosas, la viveza para muy pocas” ¡Todavía no lo hemos entendido como país!

“Welcome to Miami” indicaban unos televisores colocados en el recinto de la aduana, mientras repetían un video promocional de Miami. ¡Me pregunto si el “Bienvenido” es sincero o es de burla! Un poco más adelante en la fila, una persona estaba hablando por teléfono, seguramente para decirle al que lo esperaba afuera que tuviese paciencia, ya que esto iba para rato. De repente, le apareció una de las señoras que ordenan las filas, que supuestamente las hacen más eficientes, y con cara de pocos amigos, y en forma bien desafiante, le dijo (mejor dicho le gritó): “Sir, Not phone”. El pobre hombre sólo atinó a decir: “!sorry, sorry!”

Después de 3 horas y 18 minutos, finalmente uno se encuentra delante de un funcionario que en un modo intimidante, y a pesar de que uno trata de ponerle la mejor de las sonrisas, apelando a toda la amabilidad y simpatía del mundo; te pregunta, o mejor dicho te interroga: “¿A qué viene usted a Miami? “, mientras alza el pasaporte a la altura de la cara de uno; me imagino que tratando de entender si el de la foto del pasaporte y el que está delante es el mismo.

¿A qué vengo? Quizás si le respondo con todo lo que siento en ese momento, me mandaría de regreso a mi país, bajo el argumento de que: “si no le gusta, para qué viene”. Por un momento pienso: “La mejor actitud respecto a las palabras es no usarlas, ya que muchas veces (como ésta) tienes todo el derecho a decir de forma libre y únicamente lo que te permiten que digas”.

Dicen que un cambio de actitud lo cambia todo, y suele haber una pequeña diferencia entre la gente, cuando esa pequeña diferencia hace una gran diferencia. ¡La pequeña diferencia es la actitud! La gran diferencia está en si es positiva o negativa. La mía sigue siendo de simpatía y amabilidad. La del agente; desafiante e intimidadora.

¡Sin embargo, su actitud no me sorprende!, es como cuando uno es sorprendido por una repentina tormenta, se puede correr o caminar; pero siempre terminarás empapado. Si uno está preparado mentalmente a la idea de estar mojado, se estará muy poco contrariado con la llegada de la lluvia. Continuará la próxima semana……

 

[email protected]

Los 10 mejores correos electrónicos de Steve Jobs

Steve-Jobs

En estos mensajes se refleja la forma de trabajar que empleaba Jobs

Todas las personas que conocieron al fundador de Apple Steve Jobs, concuerdan que era un hombre directo, franco y a veces tosco al hablar. Pero esas actitudes no sólo se limitaban a sus encuentros cara a cara, también se podían observar en los emails que enviaba.

Te mostramos los 10 mejores correos electrónicos de Steve Jobs, donde se refleja la manera en la que manejaba a su empresa y su política de acción.

10) Mensaje enviado a ejecutivos de Apple para evitar que usuarios de iPod compren música desde un servicio rival.

“Tenemos que asegurarnos de que cuando Music Match lance su tienda de descarga de música no pueda utilizar el iPod. ¿Será que esto representará un problema?”

9) Mensaje enviado a una periodista universitaria que no lograba conseguir una respuesta por parte del equipo de relaciones públicas de Apple.

“Por favor, déjanos en paz”.

8) Mensaje enviado a Jame Murdoch, ejecutivo de la empresa Newscorp encargado de supervisar a la compañía HarperCollins, un rival de Amazon que estaba tratando de aumentar los precios de los libros electrónicos.

“Únete a Apple y veremos si todos podemos tener éxito para crear un importante mercado de libros electrónicos a 12,99 dólares y 14,99 dólares”.

7) Para el jefe del área de recursos humanos de la compañía de la manzana, luego de enterarse que Google despidió a un empleado que estaba robando trabajadores de Apple, cosa que ambas empresas habían prohibido hacer.

” 🙂 ”

6) Mensaje para Ed Colligan, director ejecutivo de Palm, luego que esta compañía intentará robar un empleado a Apple.

“Estoy seguro de que te das cuenta de la asimetría que existe en los recursos financieros de nuestras respectivas empresas. Mi consejo es que le des un vistazo a nuestra cartera de patentes antes de tomar una decisión final al respecto”.

5) Para un anunciante que dijo que Steve Jobs estaba siendo un “imbécil” respecto a la publicidad para los móviles.

“Por cierto, eres un vendedor genial”.

4) Parte de un correo electrónico donde se planteaba la estrategia de Apple para el 2011.

“2011: Guerra santa con Google”

3) Mensaje enviado a usuario de una “MacBook Pro” que no lograba que Apple Care le reemplazara su equipo, a pesar que este se había mojado.

“Esto es lo que sucede cuando tu MacBook Pro sufre daño por el agua. Son máquinas profesionales y no les gusta el agua. Pareciera que solo estás buscando a alguien con quien enfadarte en lugar de hacerlo contigo mismo”.

2) Mensaje a los creadores de iPodRip, a quienes Apple había amenazado con demandarlos.

“Cámbienle el nombre a sus aplicaciones. No es la gran cosa”.

1) Mensaje al dueño de un iPhone 4, luego que este se quejara que la intensidad de la señal de su dispositivo se debilitaba cuando sostenía el borde inferior izquierdo (Antennagate).

“Simplemente evita sostenerlo de esa manera”.