Runrunes de Bocaranda: MEDIO – LIBRO "LA RECLAMACION VENEZOLANA SOBRE LA GUAYANA ESEQUIBA" - Runrun
Runrunes de Bocaranda: MEDIO – LIBRO “LA RECLAMACION VENEZOLANA SOBRE LA GUAYANA ESEQUIBA”

 LIBRO LA RECLAMACION VENEZOLANA SOBRE LA GUAYANA ESEQUIBA

El libro La reclamación venezolana sobre la Guayana Esequiba, editado por la Academia de Ciencias Políticas y Sociales, recoge el ciclo de conferencias de las Academias de Historia, Ciencias Políticas y Sociales sobre el litigio. La pléyade de estudiosos sabios conocedores de la reclamación estuvo integrada por los embajadores Rafael Armando Rojas y Carlos Sosa Rodríguez, los excancilleres Marcos Falcón Briceño, Ignacio Iribarren Borges, Isidro Morales Paul y Efraín Schacht Aristeguieta, además de los sacerdotes jesuitas Herman González Oropeza y Pablo Ojer, quienes manejaron el Archivo de la Cancillería en sus estudios de los límites con la Guayana inglesa por varias décadas desde los años 40/50. Todos, sin excepción, dedicados a estudiar la causa venezolana en todos sus aspectos.

Debería ser lectura obligatoria para los militares que deben “defender la Patria” y para los funcionarios que -enchufados- han manejado el caso de manera improvisada y ateniéndose solo a los dictados de Chávez y Cuba, para vergüenza de sus ciudadanos.

 RAZONES INSENSATAS

“Chávez cambió su postura con respecto a la reclamación en 2004 bajo preceptos ideológicos. Después de esto, Maduro continuó una política entreguista, que luego modificó por la premura electoral de 2015.

Un lustro más tarde, 2020, su ministerio de Exteriores opta por no reconocer la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el caso de la pugna territorial con Guyana por el Esequibo, pero una decisión de esa instancia es inminente”, señalaron de inmediato jurisconsultos, especialistas en el tema limítrofe, como Emilio Figueredo Planchart y otros más que han manejado el tema desde nuestra democracia de 1958 a 1998 y por varias décadas antes.

Siempre fue una “razón de Estado” y allí se forjó un consenso auspiciado por asesores y expertos. Y fue así como el 18 de diciembre de 2020 la CIJ dio la razón a Guyana y se declaró competente para juzgar la validez del Laudo Arbitral de 1899, que estableció la frontera entre este país y Venezuela.

El alto tribunal de la ONU decidió, por doce votos a cuatro, que tiene jurisdicción para analizar “la validez del laudo arbitral del 3 de octubre de 1899 y la cuestión sobre el asentamiento definitivo de la frontera terrestre”, dijo el juez presidente de la CIJ, Abdulqawi Ahmed Yusuf, en la lectura pública de la sentencia. La decisión supone una derrota diplomática para Venezuela, que rechazó participar en las vistas orales previas y ha defendido en todo momento que la disputa se resuelva de manera bilateral.