Runrunes de Bocaranda: MEDIO - LA VENGADORA - Runrun
Runrunes de Bocaranda: MEDIO – LA VENGADORA

LA VENGADORA:

La vicepresidenta Delcy Eloína Rodríguez Gómez pareciera seguir empeñada en el papel que confesó a José Vicente Rangel en su programa. Son varios los incidentes en los que ha incurrido sin importarle las reglas de juego, la diplomacia o la compostura. Solo recordar aquel intento en 2016 de entrar por las ventanas del Palacio de San Martín en Buenos Aires  a la reunión de Mercosur como lo reseñó ampliamente la prensa argentina. Un segmento de la prensa de ese día:

“La novela de la suspensión de Venezuela del Mercosur no tiene fin, y aquello de no presentarse donde uno no ha sido invitado no parece ser parte del guion, al menos por parte de la diplomacia del gobierno de Nicolás Maduro. La canciller de la República Bolivariana se metió “por la ventana” en una reunión extraordinaria de cancilleres del grupo que se realizaba este miércoles en Buenos Aires, luego de la decisión del bloque de suspender al país caribeño por incumplir compromisos técnicos y políticos adquiridos cuando ingresó”.

Lo que aconteció en el aeropuerto de Barajas donde llegó en un avión con registro turco y cuyo periplo costó $400.000 la vuelve a colocar en el papel de niña malcriada y autoritaria al sentirse guapa y apoyada por Maduro. Su desempeño, cuestionado no solo por los medios sino por los propios funcionarios del gobierno del pusilánime socialista Pedro Sánchez, obsecuente además con su segundo vicepresidente Pablo Iglesias (el mismo que fue financiado por Hugo Chávez para que fundara Podemos y se convirtiera en su “pica en Flandes” en tiempos de los gobiernos de Aznar y de Rajoy) para darle el trato de “dirigente de la oposición” sin siquiera reconocerle la presidencia de la única y legítima Asamblea Nacional venezolana. La torpeza de la vicepresidenta en su afán de torpedear la visita de Guaidó a España la convirtió en una “patata caliente” para el gobierno socialista español. El cuestionamiento de la Unión Europea a la violación de sus sanciones por un estado miembro arranca las discusiones de esta semana entre sus miembros. Delcy Eloína tuvo que salir de Barajas en un vuelo comercial de Qatar Airways con destino a Doha mientras los funcionarios españoles aseguraban que “no pisó en ningún momento territorio español en las 14 horas que estuvo el aeropuerto. Solo el “área internacional de tránsito”. Lo importante del caso es que se demostró que los chavistas y maduristas incursos en crímenes de lesa humanidad y en abultado enriquecimiento ilícito proveniente del erario venezolano se convierten cada vez más en los “parias rojos rojitos” del globo. Por eso se atrincheran en un estado cada vez mas represivo y fallido. Estas líneas en el diario El País afincan la irregularidad violatoria a las sanciones europeas: “Ni dentro ni fuera del aeropuerto. España tenía la obligación de impedir que la vicepresidenta de Venezuela pusiera un pie en territorio europeo, según las sanciones aprobadas en 2017 por la UE para castigar al régimen de Nicolás Maduro.

La presencia de Delcy Rodríguez durante varias horas en el aeropuerto de Madrid, donde incluso se encontró con el ministro español de Transporte, José Luis Ábalos, habría incumplido el mecanismo sancionador de la UE, salvo que España comunicara previamente por escrito su intención de conceder una excepción a la vicepresidenta.

No hay constancia de que se cursara esa petición por lo que el Gobierno puede verse obligado a dar explicaciones ante el órgano del Consejo de la UE encargado de velar por el cumplimiento de las sanciones pactadas por los 28 Estados miembros. Las sanciones contra Venezuela obligan a los Estados de la UE a adoptar “las medidas necesarias para impedir que entren en su territorio o transiten por él” las personas sometidas a una prohibición de viajar a la Unión Europea, según la decisión del Consejo de la Unión Europea aprobada en 2017. Esa decisión inició una batería de sanciones que se han ido ampliando progresivamente y que ya incluye a 25 altos cargos venezolanos. A todas esas personas, entre las que figura Delcy Rodríguez, se les prohíbe la entrada en Europa y se les somete a la congelación de los fondos o recursos económicos de que dispongan en territorio comunitario”.

 

NO IDEOLOGIA, SI CLEPTOCRACIA:

Moisés Naim y Francisco Toro escribieron hoy un articulo para la revista Foreign Affairs titulado “El problema de Venezuela no es el socialismo. El lío tiene poco que ver con ideología”. Detallan como el caso venezolano es invocado en las campañas electorales desde Brasil a México y desde Italia hasta los Estados Unidos como una moraleja de los peligros del socialismo. Ese señalamiento esconde mas de lo que revela. “La adherencia doctrinaria de maduro al socialismo no es el motor de la implosión de Venezuela. Lo real es el colapso del estado venezolano y la toma de sus recursos por una confederación de criminales implacables tanto de adentro como de fuera del país”. Coincide con la apreciación observada en la reciente Cumbre Anti-Terrorismo en Bogotá: “un estado fallido y en vías de desintegración territorial a manos de grupos criminales y terroristas que incluyen las FARC y el ELN en al menos 10 estados”. Terribles ambas opiniones…