#DiarioDeUcrania | La retirada rusa, por Tony Bianchi - Runrun
#DiarioDeUcrania | La retirada rusa, por Tony Bianchi
Para el ejército de Volodímir Zelenski sería de vital importancia la reconquista total de Jersón, convirtiéndola en una victoria simbólica en términos militares y diplomáticos

 

La retirada rusa de la ciudad de Jersón y sus alrededores cambia radicalmente la situación del conflicto entre Moscú y Kiev en Ucrania.

Sergei Surovikin, el comandante “duro” la justifica con esta excusa: “ya no podíamos suministrar a nuestros soldados”. Por ello, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, se sintió obligado a ordenar la retirada sin abandonar totalmente la región.

Se trata de una derrota importante que confirma el valor y la determinación de las fuerzas de Kiev y las debilidades de un ejército ruso. Este no parece tener muchas ideas de cómo derrotar al enemigo.

Jersón era la única ciudad conquistada por los rusos al oeste del río Dniéper que domina la región que está situada al norte, o sea por encima de Crimea, ocupada militarmente por Putin en 2014.

Es desde aquí que se envían suministros de agua para la península, a través de un canal de origen soviético bloqueado hace ocho años por los ucranianos y reabierto por los rusos tras la invasión.

Los últimos dos kilómetros del corredor que conecta a Crimea por tierra con la madre patria también pasan por Jersón y son actualmente accesibles solo a través del puente de Kerch, el que atacaron los ucranianos el mes pasado.

Para el ejército de Volodímir Zelenski sería de vital importancia la reconquista total de Jersón, convirtiéndola en una victoria simbólica en términos militares y diplomáticos. Pues puede ser divulgada internacionalmente y recibir más apoyos.

Desde un punto de vista militar, el ejército del Kremlin está ahora en las trincheras: no tiene la fuerza ni la autoridad moral para aplastar la resistencia ucraniana. Pero tanto Kiev como militares de la OTAN consideran que la importancia de la retirada se descubrirá en los próximos días, al conocer la reacción rusa y sus nuevas intenciones ofensivas.

La retirada rusa… ¿una trampa militar? 

Por el momento, lo cierto es que, si se realiza plenamente el abandono de Jersón, la ciudad que se suponía que se iba a quedar “rusa para siempre», certificaría el fracaso sustancial de la inexcusable invasión orquestada por Moscú.

Por el momento, los invasores han establecido tres líneas defensivas en la ribera derecha del Dniéper, una elección calculada en vista de los duros meses de invierno. Y pronto se podrá determinar si es cierta la sospecha de que Moscú está tratando de atraer a los ucranianos en una trampa militar bien estudiada.

Probablemente ha llegado el momento de presionar para que Moscú reconozca que está en un callejón sin salida y se retire del país que ha invadido. Pero de ninguna manera existe la seguridad de que Putin esté dispuesto a dar un paso que lo acercaría a su fin político.

La estrategia de Putin, si es que tenía una, se ha derrumbado. Sobre todo ahora, cuando su amigo Xi Jinping también le ha advertido que no juegue con amenazas nucleares.

Lo que aparece obvio es que cualquier iniciativa diplomática o discusión sobre las esperadas negociaciones debe llevarse a cabo en primer lugar con la aprobación de Kiev. Ucrania debe asegurarse de que a Rusia no se le otorgará el tiempo suficiente para reconstituir un ejército diezmado y que actualmente enfrenta una grave crisis.

Mientras tanto, a Zelenski se le está confirmando que las elecciones de medio periodo americanas no están interrumpiendo el apoyo bipartidista de los políticos de Washington. En los últimos días recibió la promesa de un envío de 400 millones de dólares adicionales en ayuda militar.

Por su parte el Reino Unido acaba de anunciar el congelamiento de activos rusos por valor de 18.400 millones de libras (21.000 millones de euros) como parte de las sanciones impuestas a Moscú. Se prevé que las medidas británicas contra Rusia afectarán a 1200 personas, más de 120 empresas y congelará los activos de 19 bancos rusos.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es