Socialistas encaletados, por Armando Martini Pietri - Runrun
Socialistas encaletados, por Armando Martini Pietri

Todos los opositores, con pocas excepciones, como el partido Vente Venezuela, son socialistas. Incluso inscritos en la Internacional Socialista

 

@ArmandoMartini

De PSUV a PUV solo falta una letra y sinceridad. Dejemos la hipocresía. Una república o Estado socialista es aquel que se declara constitucionalmente abocado a la construcción del socialismo y tránsito hacia una sociedad comunista.

Tanto hablar del socialismo como devastación, fatalidad y desgracia; del comunismo como ruina, muerte, corrupción y desfachatez, olvidando que, con pocas excepciones como la del partido Vente Venezuela que persistente en su terquedad, no da su brazo a torcer ni doblega sus valores y principios, los demás opositores son socialistas, incluso inscritos en la Internacional Socialista.

Absurdo de creer, de quien suele presentarse como heredero consanguíneo de aquél aristócrata de cuna que fue el esmirriado, bajito y malcriado Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Ponte Palacios y Blanco, que nació, creció, se casó y viajó viudo por Europa como joven criollo adinerado de noble origen, que invirtió fortuna en su empeño y firmeza independentista pero jamás dejó a sus hermanas en la indigencia. Agonizó y murió con camisa ajena, prestada no por pobreza sino por descuido. Su generosidad y atención fue siempre a los pueblos que liberó y afanes a sus propuestas, hoy comentadas y expuestas como premoniciones geniales pero nunca atendidas.

El descendiente de estirpe, estudiado en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, campus de Harvard y Princeton, dos nombres de tronío en Estados Unidos, con lo cual mínimo habla inglés y quizás piense que socialism no es lo mismo que socialismo. Exiliado, con bagaje familiar y un padre diputado del centrista conservador Partido Popular de España, espera la caída del régimen castro-chavista, ahora castro-madurista pero militarista, para regresar con pretensión presidencial, ya realizado ya concluido el fracasado ensayo interino de su dócil y obediente discípulo.

Poco hay que destacar de la decadente Acción Democrática, inscrita en la Internacional Socialista desde tiempos de Rómulo Betancourt y el laboralista Raul Leoni. Del partido socialcristiano COPEI autodenominado demócrata cristiano, devoto del socialismo católico marcado por el papa León XIII desde fines del siglo XIX en su encíclica, libro de texto de adaptación cristiana del socialismo, Rerum novarum (latín: de las cosas nuevas o cambios políticos) es el primer comunicado social de la Iglesia católica. Este discutía sobre las relaciones entre el gobierno, empresas, trabajadores y la Iglesia, proponiendo una organización socioeconómica que se llamaría distributismo), a finales de aquel siglo en el cual el socialismo surgió y creció como opción tolerable, de fines democráticos contra el comunismo marxista-leninista.

En la Internacional Socialista están inscritos AD, el Movimiento al Socialismo (MAS) tras su reajuste del castro-comunismo a la socialdemocracia; y Un Nuevo Tiempo (UNT), pequeño partido zuliano dedicado la negociación politiquera conveniente que no depende del mando adeco, pero pulula dentro de la misma línea. Y, como mencionamos antes, Voluntad Popular, donde quizás le pregunten cómo es esa gilipollez socialista de su muchacho cincuentón.

Y quien nació de una ONG, programa de televisión en RCTV llamado, no es casualidad, Justicia para todos, cobija del candidato eterno a la presidencia y otras ambiciones. Primero Justicia no se autocalificó de “socialista” sino de “humanista”, aunque sobran los comentarios de su tendencia socialcristiana. En cualquier caso los fundadores fueron serenos burgueses.

La diferencia fundamental entre PSUV y PUV, aparte de la letra, es solo la falta o exceso de castrismo. Y un miembro de la PUV, que respalda el interinato, no acepta la palabra “socialista” sino que usa la de “humanista”. Por eso, sin problema pero con el aguaje previo acostumbrado y llamando la atención cuando se hace alguna acción de forma exagerada para distraer, convalidan sobreexcitados de emoción la segunda vuelta de las primarias socialistas el 21N. Recordando, que la composición del himno oficial de la Segunda Internacional (ahora Internacional Socialista), representa el cántico principal del socialismo y comunismo. La letra original, en francés, es de Eugène Pottier, escrita en 1871.

De manera que a estas alturas deberían dejar las pendejadas y las diferencias que se refieren a las ambiciones personales de cada grupo. Y tal vez sería conveniente a los que están a punto de quedarse cesantes y sin trabajo con el desmoronamiento mexicano, dedicarse a Venezuela y rescatarla de las garras ambiciosas del Foro de Sao Paulo, Grupo de Puebla y acercarse a quien le es más parecida -eso de “humanista” es adjetivo flexible.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es