The winter (reconversión) is coming, por Luis Oliveros - Runrun
The winter (reconversión) is coming, por Luis Oliveros

@luisoliveros13

Desde hace semanas, los venezolanos están teniendo problemas con los medios de pago a la hora de realizar sus compras. Muchos puntos de venta, debido a la cantidad de ceros que han ido acumulando los precios de los bienes y servicios, tienen dificultades para procesar las compras.

Esta situación no es nueva, el país vivía algo parecido a inicios del año 2018, lo que generó que se adoptara una reconversión monetaria ese mismo año.

Pero esa no es la única reconversión monetaria que ha tenido Venezuela en la época reciente, ya que en 2008 se tomó una decisión similar. Entre ambas, al bolívar (como moneda) se le han quitado ocho ceros. También es importante recordar, que cuando se llevaron a cabo esas dos reconversiones, a los venezolanos se les prometió que estas acciones resolverían el problema inflacionario y recuperarían tanto la confianza en la moneda nacional como las tasas de inflación de un dígito mensual. Obviamente, era bastante ingenuo creer que esa simple acción podría acabar con un problema tan grave.

En los 28 meses previos a la reconversión de agosto de 2018, la inflación acumulada fue de 140.967 %, mientras que la inflación acumulada en los 28 meses posreconversión (agosto 2018 – diciembre 2020), según los datos publicados por el Banco Central de Venezuela (supondremos que para el último trimestre la inflación promedio mensual fue de 34,3 %, esto debido a que el BCV no ha actualizado sus cifras desde septiembre), estaría en torno al 4.137.644 %. Estos números nos dicen que, desde la implementación de la reconversión, hemos tenido una inflación acumulada casi 30 veces superior al mismo período prerreconversión.

Los números arriba expuestos podemos verlos de una forma un poco más sencilla: en los 28 meses antes de la última reconversión, la inflación promedio mensual fue de 29,56 %, en los 28 meses después de iniciado la reconversión, la inflación promedio mensual alcanzó el 46,18 %, un incremento superior al 50 %.

La reconversión, como herramienta para disminuir la tasa de inflación en Venezuela, ha sido un rotundo fracaso.

Ya Venezuela recuperó 4 de los 5 ceros que le quitaron a la moneda, el quinto cero lo recuperaremos (suponiendo una inflación promedio de 24 % en los próximos meses) entre abril y mayo de 2021.

Es bastante sencillo esperar una nueva reconversión monetaria para el primer semestre de 2021, pero es importante tener en cuenta que eso no es la solución al problema inflacionario del país.

Lo ocurrido en el período agosto 2018-diciembre 2020 así lo demuestra. Es una medida necesaria, pero solo luego de haber llevado a cabo un profundo plan antinflacionario, que contenga una exhaustiva reforma fiscal, algo que en la Venezuela actual luce muy lejano.

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es