Lo que se conoce sobre el caso de la joven venezolana abusada sexualmente en Argentina - Runrun
Lo que se conoce sobre el caso de la joven venezolana abusada sexualmente en Argentina
Los familiares de la joven convocaron a una protesta en Argentina, frente al local donde fue abusada, para pedir justicia
Irineo Humberto Garzón Martínez fue excarcelado 48 después de haber sido encontrado en flagrancia 
En redes sociales convocaron a un tuitazo con la etiqueta #GarzónViolador

 

¿Qué se sabe de la muchacha?

Una joven venezolana de 18 años fue drogada y abusada sexualmente en Argentina el pasado sábado 23 de enero por el hombre que le había ofrecido trabajo. 

La muchacha, quien llegó a Argentina con el resto de su familia en octubre de 2019 desde el estado Anzoátegui, se dispuso a buscar trabajo en Facebook para apoyar con los gastos médicos y de hospitalización de su padre. 

¿Qué ocurrió?

El 21 de enero le llegó una oferta laboral de un local de ventas de uniformes para personal médico llamado Garzón Uniformes, por parte de un tal Santiago Garzón, quien buscaba una empleada. La contactó por un grupo de venezolanos en Argentina y le ofreció ir a una entrevista para el sábado 23 de enero en horas de la mañana. Cuando la joven fue, la contrató y comenzó ese mismo día. 

La muchacha había avisado a su familia a dónde iba a estar y se mantuvo en comunicación. Por esa razón pudo avisar cuando  la actitud del hombre empezó a incomodarla. “Me pareció extraño que le pasara el candado a las persianas, cerró todo con llave”. 

Garzón le ofreció un vaso de agua. “Minutos antes de que él cerrara ingresaron unas señoras. Yo había dicho que no bebería agua sino del filtro. Pero me levanté, las atendí y cuando volví, ya me tenía el vaso servido. Como hacía mucho calor y quería hacer bien el trabajo, no me percaté”, dijo la muchacha en una entrevista a TV Venezuela.

Aceptó el vaso de agua, pero al rato comenzó a sentirse mal, sintió que sus manos se le dormían y que se mareaba. “Me quiero ir, estoy muy asustada”, le escribió a su madre por chat. Este mensaje de alarma sirvió para que su madre contactara a las autoridades argentinas y fueran hasta el local. 

¿Qué hicieron las autoridades?

Los funcionarios insistieron en tocar la puerta del local, pero tuvieron que forzar la puerta para entrar porque nadie atendía. Al hacerlo, encontraron a la joven en muy mal estado: inconsciente, con el torso desnudo y con señales de haber sido abusada sexualmente. La hermana de la muchacha explicó a noticieros argentinos que Garzón, al escuchar la llegada de la policía, intentó bañarla. 

La sacaron del sitio en sillas de rueda y la trasladaron hasta el Hospital Ramos Mejía. “Perdóname, mamá”, le dijo la joven al salir. Los exámenes ginecológicos forenses confirmaron que la joven fue víctima de abuso sexual. 

Aunque las autoridades detuvieron a Irineo Humberto Garzón Martínez (su verdadero nombre) en flagrancia y luego de las denuncias de los familiares de la muchacha, la jueza Karina Zucconi lo dejó en libertad condicional después de 48 horas por no tener antecedentes penales y porque consideró que no había riesgos de fuga. 

A Garzón le dieron prohibición de salida del país, medida de presentación a los tribunales durante los primeros días de febrero, orden de alejamiento de la joven y un embargo sobre sus bienes por 90.000 pesos.

En la noche de este miércoles 27 se conoció que la acusación pasó de ataque sexual simple a abuso sexual agravado con acceso carnal.

¿Qué dice su familia? 

Su madre Thays Campos, junto asesores legales, decidieron apelar a la decisión de la jueza. “Es un violador que no debería estar suelto, sino estar preso esperando el juicio”.

La excarcelación de Garzón va en contra de lo establecido en las leyes de Argentina: para casos de abuso sexual, la pena es de de 4 meses a 15 años de prisión.

Para la mañana de este jueves 28 de enero, su familia está convocando a una protesta en Argentina, frente al local donde la venezolana fue agredida en el barrio Once de Buenos Aires.

Asimismo, a través de las redes sociales, grupos y organizaciones feministas convocaron a un tuitazo para rechazar el ataque sexual y pedir que el Estado argentino brinde protección y garantía de los derechos humanos de la joven venezolana.