Acusados por boicot los 53 gerentes de Madeirense privados de libertad

Acusados por boicot los 53 gerentes de Madeirense privados de libertad

9a16ae2c34f2334bf96e8726062203ee.jpg

EN UN PROCESO DE FISCALIZACIÓN realizado por funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) en todas las sedes de los supermercados Central Madeirense, hubo 53 gerentes detenidos que permanecen en diferentes comandancias de la Guardia Nacional (GN) desde el miércoles 20 de septiembre.

Daniel Alberto Apuerta, asesor jurídico de la empresa, informó que se les acusa por el delito de boicot, tipificado en la Ley de Precios Justos, en sus artículos 54 y 55, donde establecen que “quienes conjunta o separadamente desarrollen o lleven a cabo acciones, o incurran en omisiones que impidan de manera directa o indirecta la producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes, así como la prestación de servicios, serán sancionados con prisión de 12 a 15 años […]”.

Apuerta, quien representa a cuatro gerentes y a un subgerente del estado Lara, explicó que para tres de estos trabajadores solicitó beneficios de ley por sus condiciones de salud. Por tal motivo les realizaron una evaluación médica el lunes 24 de septiembre, en los tribunales del Edificio Nacional.

Los médicos forenses estuvieron aproximadamente, media hora con cada trabajador y entregaron sus informes a Dalin Mora, fiscal principal de la Fiscalía cuarta del Ministerio Público y a los auxiliares Saba Pérez y Maida Molina. El beneficio de ser juzgados en libertad les fue negado y establecieron 45 días, contados a partir de esta fecha, para la próxima audiencia.

Niega boicot

El abogado Daniel Alberto Apuerta explicó que hasta hace año y medio, la empresa de venta de alimentos hacia pedidos a sus proveedores nacionales e internacionales y pagaba entre 15 a 20 días después de haber recibido los productos.

La realidad actual es diferente, deben cancelar cada pedido con anterioridad o el mismo día que reciben la carga, eso hace que se disminuya la cantidad de productos.

A su vez, la distribución de los productos, desde Caracas hasta todas las sedes de Venezuela, tarda debido a las distancias, lo que se traduce en anaqueles vacíos ciertos días del mes.

 

Continúa leyendo en El Pitazo

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios