Fiscal denunció atropellos por parte de la Contraloría y ratificó legitimidad de Asamblea Nacional
Fiscal denunció atropellos por parte de la Contraloría y ratificó legitimidad de Asamblea Nacional

Luisa Ortega Díaz Fiscal en AN

En su primera comparecencia a la Asamblea Nacional después que denunció la ruptura del hilo constitucional, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, denunció atropellos por parte de funcionarios de la Contraloría General a varias sedes de su despacho en el interior del país y aseguró que el parlamento está legitimado, pese a la posición del Tribunal Supremo de Justicia.

“En la mañana de este lunes, funcionarios de la Contraloría llegaron con atropellos a todas nuestras sedes, no puede ser que lleguen tipo OLP, la Fiscalía esta abierta a cualquier revisión, pero bajo los preceptos que establece la ley y la Constitución”, manifestó desde la tribuna de oradores del hemiciclo.

Ortega Díaz se mostró a favor de la reconciliación entre los venezolanos y las instituciones e hizo un claro llamado al cese de la violencia y la unión en pos de retomar la vía democrática. “El artículo 145 de la Constitución establece que los funcionarios públicos están al servicio del Estado y no a ninguna parcialidad política. El Ministerio Público está al servicio del Estado y yo creo que esta Asamblea también. Esta Asamblea Nacional está legitimada”, aseveró.

“Las instituciones del Estado no pueden violar los derechos humanos, ni crear crisis que afecten sus cometidos, sus intervenciones deben ser pacíficas, buscar consensos y mermar las situaciones de conflicto”, agregó.

Minutos después la Fiscal colgó un vídeo en su cuenta de twitter donde se comprometió a defender la Constitución a toda costa y “velar por su fiel cumplimiento”.

“Mi rol de Fiscal me exige marcar la primera línea de defensa en la lucha por la institucionalidad”.

“Llamo a quienes aman a esta Patria, a quienes quieran que sus hijos regresen al país, a quienes queremos calidad de vida a defender pacíficamente y sin violencia a lo que por derecho nos corresponde, nuestra lucha no tiene colores políticos, lo que está en juego es la libertad y el futuro, rendirse no es una opción”.