#MonitordeVíctimas | Operación policial "Trueno VII" ejecutó a 14 hombres y un adolescente en Petare - Runrun
#MonitordeVíctimas | Operación policial «Trueno VII» ejecutó a 14 hombres y un adolescente en Petare
La masacre fue perpetrada entre el 27 y el 29 de septiembre por funcionarios de los cuerpos de seguridad, en dos parroquias del municipio Sucre del estado Miranda, que forman parte del Área Metropolitana de Caracas.
Tres de las 15 víctimas fueron detenidas en otros municipios horas antes de que las autoridades las señalaran por haber participado en presuntos enfrentamientos. Familiares contaron que otras tres personas fueron arrestadas en sus casas en Petare y Filas de Mariche y asesinadas en otras zonas de la populosa parroquia. Una de las víctimas era menor de edad

@loremelendez    

 

Como si de un evento atmosférico se tratase, la administración de Nicolás Maduro llamó “Trueno VII” al despliegue que varios cuerpos de seguridad hicieron en el municipio Sucre del estado Miranda, durante la última semana de septiembre de 2022, con la supuesta intención de capturar a miembros de las bandas de “Wilexis” y «Los Chicorrios». Nunca se informó dónde ni quiénes fueron arrasados por esta acción policial. Monitor de Víctimas confirmó que la tormenta de balas alcanzó a 15 personas que murieron en presuntas ejecuciones extrajudiciales, una masacre que se intentó encubrir con falsos enfrentamientos, tal como lo denunciaron los familiares de los muertos.

El operativo es el séptimo de una serie que ha dejado decenas de muertos en los últimos seis meses. El primero ocurrió en seis municipios de Guárico en abril pasado, mientras que el segundo se trasladó a Yaracuy para dejar seis muertos. En septiembre de este año, los cuerpos policiales regresaron a Guárico y mataron a tres personas al tiempo que buscaban a los integrantes de la banda «Tren del Llano». Ese mismo mes, se llevó a cabo Trueno IV, que mató a 20 personas en Valles del Tuy, y pretendía capturar a miembros de la banda de «Carlos Capa». Trueno V sucedió en la Colonia Tovar, en Aragua, luego de que se afirmara que los agricultores de la zona eran controlados por el «Tren de Aragua». Se desconoce dónde y cuándo ocurrió Trueno VI.

Fueron 14 hombres y un adolescente los que murieron presuntamente asesinados en el operativo «Trueno VII», en las parroquias Petare y La Dolorita. Cuatro de ellos cayeron dentro de sus propias viviendas. La mayoría, 9, no llegaban a los 30 años de edad. Los otros 3 no alcanzaban los 45 años, y uno tenía 17 años. Se desconoce la edad de dos de ellos. Nuevamente se repite el patrón que ha caracterizado siete años de ejecuciones extrajudiciales: hombres jóvenes en edad productiva que residen en sectores populares. 

Además, al menos 16 menores de edad quedaron huérfanos de padre a raíz de esta matanza perpetrada, de acuerdo con las denuncias, por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), aunque en el dispositivo de seguridad también participaron miembros del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestros (Conas), de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de PoliMiranda y PoliSucre.

 

 

Los homicidios registrados por Monitor de Víctimas comenzaron a reportarse desde el martes 27 de septiembre. Ese día se informó extraoficialmente que hubo enfrentamientos entre bandas y funcionarios policiales. Parientes de Jonathan Jhovani Brito Carmona y de Armando José Diaz denunciaron que a ambos los mataron en esa jornada luego de haberlos detenido en otros lugares.

En el caso de Brito Carmona, el arresto ocurrió el lunes 26 mientras reparaba una bicicleta junto a un compañero en Cartanal (Santa Teresa del Tuy), municipio Independencia del estado Miranda. Al día siguiente le anunciaron a la familia que había muerto en un enfrentamiento en Maca, Petare. También mataron al otro joven que le ayudaba. Dos días después se reportó un caso similar.

A Díaz sí lo detuvieron el 27 de septiembre, cuando salió a hacer mercado en el sector Monseñor Arias, en Filas de Mariche. Como nunca volvió a casa, sus allegados comenzaron a buscarlo. Lo hallaron en la morgue del Hospital Domingo Luciani de El Llanito a la mañana siguiente. 

Hubo otros dos jóvenes a quienes detuvieron la noche del martes 27 en Maca, Petare: a Jackson José González Castro y Andrés Alcides Echenique Cardozo los arrestaron en la entrada de la casa del primero alrededor de las 9:00 pm. Familiares contaron que los subieron en un vehículo oficial y los “ruletearon” toda la noche. Los mataron en la madrugada del 28 de septiembre, cuando oficialmente retumbó la operación “Trueno VII”. 

Alrededor de las 7:00 am del miércoles 28, los policías llegaron a la casa de Valentín Cárdenas Acuña, a quien mataron en La Dolorita luego de llevarse detenidos a sus padres y a una tía. El joven de 23 años había sido herido de bala en un tiroteo que hubo en Filas de Mariche en días previos y no podía caminar. 

Poco después, los uniformados ingresaron a la vivienda de Jesús Manuel Gómez Hernández –también en La Dolorita– sacaron a su pareja y a las niñas de ambos y lo ejecutaron en una de las habitaciones.

 

 

Esa mañana mataron al menos a tres personas en el barrio José Félix Ribas de Petare en medio del tempestuoso operativo. El homicidio del pescador de Margarita, José Luis Vásquez, sucedió esa mañana a manos de los policías, frente a la casa donde se quedaba. Estaba de visita porque su hija había cumplido años la semana anterior. 

El agricultor Ronald Cartaya tampoco era de la zona, sino que había llegado desde Caucagua, en el municipio Acevedo de Miranda, para entregarle sacos de verduras a su hijo de 13 años que vivía en la Zona X. Gustavo Panacual cayó en la Zona 6 de la misma barriada.

La tormenta de disparos continuó en San Blas II, Petare, donde murió Alejandro José Gamargo a manos de los policías. Se había mudado hace dos meses de Maturín a Caracas para ganarse la vida como barbero. Ese día estaba en la casa de su suegro, donde vivía con él y otros dos familiares. A todos los montaron en un jeep, menos a Gamargo, a quien mataron en la casa. A Henry Espinoza, hasta ahora el único adolescente que murió en los hechos, lo mataron dentro de su residencia en Maca. Tenía 17 años.

También en Maca cayó Edison Andrade, un pastor evangélico de La Vega, en la parroquia homónima del municipio Libertador del Distrito Capital. Sus parientes desconocen cómo terminó muerto en el operativo.

Los días siguientes no cesaron las ejecuciones de “Trueno VII”, aunque fueron menos mediáticas. Durante la madrugada del jueves 29, funcionarios de la Dirección de Inteligencia Policial de la PNB detuvieron a Ramón Ignacio Méndez en su casa en Telares de Palo Grande, sector Ruiz Pineda de la parroquia Caricuao del municipio Libertador Estaba con su esposa e hija cuando se lo llevaron. Horas después, lo mataron en Maca.

Al día siguiente, en la tarde, sucedió la presunta ejecución de Williams Alejandro Bertel Bolaño en la Zona 7 del barrio José Félix Ribas, justo cuando iba camino a su casa. Le dieron tres disparos en el pecho. El gobierno y los medios oficiales siguen sin informar sobre las víctimas de esta tempestad que sacudió más allá de las fronteras de Petare y La Dolorita.

 

Lista de víctimas de la masacre

1. José Luis Vásquez
2. Gustavo Panacual
3. Jackson González
4. Andrés Alcides Echezuría Cardozo
5. Jesús Manuel Gómez Hernández 
6. Valentín Alberto Cárdenas Acuña 
7. Alejandro José Gamargo
8. Williams Alejandro Bertel Bolaño
9. Jonathan Jhovani Brito Carmona
10. Armando José Diaz
11. Henry Espinoza
12. Ronald Cartaya
13. Ramón Ignacio Méndez
14. Edison Andrade
15. No identificado

Esta nota fue actualizada el 20 de octubre de 2022 para incluir los datos de dos víctimas cuyos casos se conocieron después de esta publicación.