La Nación, autor en Runrun

Detectan sobreprecios de hasta 90% en ventas de Argentina a Venezuela

Según un informe de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) de Argentina, los negocios entre este país y Venezuela, por más de $20.000 millones entre 2012 y 2016, fueron objeto de distintas inconsistencias como sobreprecios y facturación irregular que involucró a más de 15 empresas argentinas, informó el periódico La Nación.

Compañías de la industria láctea, como Sancor, y otras especializadas en la venta de pollos, como Granja Tres Arroyos, fueron algunas de las involucradas en la venta de productos a Venezuela con sobreprecios por, al menos, unos U$S235 millones, según calculó la Sigen.

El organismo auditor comparó las facturas que pagó el Estado bolivariano por esos productos con los precios de exportación que utilizaban las empresas argentinas y detectó sobreprecios de hasta el 90% en algunos productos.

Sancor fue la empresa que más sobreprecios aplicó a los productos vendidos a Venezuela: facturó, en total, US$403 millones por la venta de leche en polvo, con una suba del 23% con respecto a los precios de referencia. Es decir, se quedó con una diferencia de US$95 millones, según el estudio realizado por la Sigen.

Auditores declararon al medio argentino La Nación, que desde Sancor  vendieron leche en polvo a Venezuela con precios más altos por la falta de seguridad en los pagos. Recordaron que el gobierno venezolano todavía adeuda una cifra cercana a los US$30 millones y remarcaron que no hubo ningún tipo de irregularidad.

“Todas las operaciones comerciales de Sancor con Venezuela fueron controladas por la AFIP , el Banco Central y el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes). Las operaciones fueron transparentes en todo momento y pueden verificarse en las cuentas públicas”, dijeron desde la empresa.

La Justicia investiga en estos sobreprecios un posible soborno transnacional, es decir, el delito de las empresas argentinas como partícipes de una defraudación al Estado de Venezuela. Pero los investigadores apuntan también a la supuesta complicidad de los funcionarios kirchneristas, que les aseguraban a las empresas ingresar en ese mercado.

Puede leer la nota completa en La Nación

Los nexos de un misterioso empresario y la

Por Hugo Alconada Mon

OSCAR EUSEBIO GIMÉNEZ AYESA FUE una figura tan determinante como poco conocida de la relación bilateral de negocios con Venezuela durante el kirchnerismo. Tenía diálogo directo con el presidente Hugo Chávez hasta que algo entre ellos se rompió. Y debió marcharse de Venezuela. Fue entonces que invirtió millones de dólares en los negocios del polémico empresario Raúl Mingini, con quien operó cuentas y sociedades offshore, y negoció sobornos a funcionarios venezolanos, según surge de documentos bancarios y societarios que obtuvo LA NACION, que también accedió a la contabilidad interna y correos electrónicos de ese grupo.

Referente ineludible de la “diplomacia paralela” con el régimen bolivariano, Giménez Ayesa se convirtió así en la tercera fuente relevante de dinero que se canalizó a través de los negocios de Mingini. También abarca a jueces federales de los tribunales de Comodoro Py y al abogado Miguel Ángel Plo, procesado en la causa “cuadernos de la corrupción” por su presunto rol en las maniobras destinadas ocultar decenas de millones de dólares del ex secretario privado de los Kirchner, Daniel Muñoz .

Socio en Madero Trading y Madero del Plata, “traders” sospechadas de canalizar los sobornos de las empresas argentinas que participaron en los negocios con Venezuela -entre ellos, los de maquinaria agrícola-, Giménez Ayesa intentó varios proyectos bilaterales con Mingini. Entre otros, con las empresas estatales Veximca (Venezolana de Exportaciones e Importaciones), Corpovex (Corporación Venezolana de Comercio Exterior) y Suvinca (Suministros Venezolanos Industriales). En todos ellos, se discutió pagar sobornos o, incluso, convertir a los funcionarios chavistas en socios de los negocios en gestación.

Sigue leyendo este trabajo en La Nación (Argentina)

Cruz Roja entregó donación de ayuda humanitaria en Hospital Central de San Cristóbal

DURANTE LA TARDE DEL PASADO MIÉRCOLES, el Comité Internacional de la Cruz Roja entregó a las autoridades del Hospital Central de San Cristóbal las primeras cajas de ayuda humanitaria, con medicamentos e insumos para fines quirúrgicos.

“Agradecemos la donación que ha hecho la Cruz Roja Internacional, lo vamos a disponer de la mejor manera y cuidado para que sea dirigida a la gente que realmente lo requiere”, precisó el director del centro hospitalario, Renny Cárdenas.

El médico aclaró que los medicamentos e insumos entregados son cantidades pequeñas comparadas con los requerimientos del centro asistencial, el de mayor alcance en la región porque atiende no solo a los tachirenses sino a pacientes de los estados Barinas, Apure y parte del Zulia.

Más información en La Nación.

Colombia implementa medidas migratorias más férreas a venezolanos en la frontera

Un nuevo sistema de verificación se está implementado en la frontera, con el que esperan frenar el ingreso de las más de 50 mil personas que a diario ingresan a Colombia.

Agentes equipados con dispositivos electrónicos de última tecnología validan la totalidad de los documentos de viaje de más de 48 mil venezolanos, quienes diariamente cruzan por los tres pasos habilitados en Norte de Santander para ingresar a tierras colombianas.

La razón es responder a la masiva falsificación de la llamada Tarjetas de Movilidad Fronteriza (TMF), como se le conoce al documento emitido por Migración Colombia para el control de ingreso de las decenas de miles de venezolanos que huyen de la crisis humanitaria integral que sufre la nación sudamericana.

En principio la medida únicamente se aplicará en el departamento de Norte de Santander, donde en apenas una semana fueron detectadas 21 mil piezas falsas (con un promedio diario de tarjetas adulteradas superior a las mil).

Aunque la mayoría de los venezolanos busca un mejor destino y huye por razones principalmente humanitarias, el director general de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, justificó la medida como una forma de “blindar al país frente a posibles amenazas” que pudieran atentar contra la seguridad de la nación cafetera.

Advirtió en tal sentido que los migrantes venezolanos que porten un documento falso serán puestos a disposición de las autoridades colombianas.

Razones de seguridad
El nuevo sistema de verificación, que cuenta con al menos 60 agentes ubicados en los pasos fronterizos por donde ingresa la mayor parte de los venezolanos a Colombia, espera servir para corroborar la autenticidad de las tarjetas (TMF), pero también frenar los ingresos masivos que siguen representando un desafío para el país, como han admitido las autoridades neogranadinas.

“Estamos trabajando en la implementación de nuevos modelos de control que faciliten la movilidad, sin descuidar la seguridad”, dijo Krüger Sarmiento.

Lo hacemos en el puente internacional Simón Bolívar “no solo porque por aquí ingresan cerca del 80% del total de personas provenientes de Venezuela, sino además, porque este lugar se ha convertido en el puente de la esperanza, el sito al que diariamente llegan miles de venezolanos con la ilusión de un futuro mejor”, agregó.

Las Tarjetas de Movilidad Fronteriza fueron otorgadas a más de millón y medio de venezolanos por las autoridades colombianas para darles circulación controlada en zonas fronterizas, con algunas limitaciones puntuales. Pero en febrero de 2018 decidieron suspender su vigencia, en un intento desesperado por detener el flujo migratorio, algo que ha generado no pocas críticas internacionales.

Por ello, una oferta de este tipo es signo inequívoco de estafa, algo a lo que también recurren ciudadanos de ambos países, agregando drama a la tragedia de muchos venezolanos.

Actualmente, para ingresar al país se debe contar con visa o, en su defecto con el pasaporte, el cual ahora los venezolanos tienen la obligación de sellar tanto al ingresar como al salir.

Ante esta situación, algunos venezolanos falsifican la pieza, pues en la nación resulta literalmente imposible tanto obtener pasaporte como actualizarlo, salvo que se lleve a cabo un desembolso excepcionalmente alto de dinero, según narran algunos de los afortunados que han logrado acceder al documento.

La medida de verificación implementada, particularmente rápida, se realiza con ayuda de un aplicativo que permite confirmar la identidad de las personas según las bases de datos de los organismos colombianos.

“No hay condiciones para ir a elecciones presidenciales. Ya sabemos lo que va a pasar el 20 de mayo, el Gobierno se robó esta elección y no te da la oportunidad de elegir”, así lo afirmó el diputado a la Asamblea Nacional por Voluntad Popular, Juan Andrés Mejía, en medio de un encuentro de jóvenes dirigentes, de distintas organizaciones, que ofrecieron un mensaje al país.

Mejías, uno de los voceros del pronunciamiento hecho este miércoles 3 de abril, en horas de la noche, explicó que el gobierno de Nicolás Maduro pretende engañar al pueblo venezolano anunciando un acompañamiento electoral que, desde ya, fue rechazado por la Organización de Naciones Unidas (ONU); en tal sentido, expresó el parlamentario que: “no existe transparencia en el sorteo de observadores que vigilen la debida realización de unos comicios”.

Durante el mensaje, hecho en forma de conversatorio con jóvenes y representantes de los medios de comunicación, y transmitido a través de distintas redes sociales, también asumió la vocería el parlamentario Stalin González, por el partido Un Nuevo Tiempo, quien destacó que el riesgo de asistir a esta convocatoria de unas supuestas elecciones es legitimar el fraude. Al respecto, enfatizó en que: “no lo llames elección, porque lo único que ellos quieren hacer es tener 6 años más para seguir hundiendo a Venezuela en la pobreza, el hambre, la desesperación. El peor riesgo que corremos es creer que debemos jugar bajo las reglas de Maduro”.

González exhortó a los venezolanos a una verdadera unidad, “donde todos tengamos derecho a elegir. Una unidad que nos convoque a todos los venezolanos, que nos permita construir el país que merecemos”.

Juan Requesens, diputado por Primero Justicia, hizo un llamado a la reflexión a Henri Falcón para que, en vista de la ausencia de condiciones electorales y de la negativa de la ONU a ser observador en el proceso, se retire de la contienda y se una a la lucha del pueblo venezolano a través del Frente Amplio Venezuela Libre. “Nuestra lucha es por construir condiciones justas, libres y transparentes, donde todos y cada uno de nosotros tengan derecho a elegir por su futuro”.

En el encuentro también estuvieron presentes Miguel Pizarro, Carlos Paparoni, José Manuel Olivares, Manuela Bolívar, Armando Armas, Andrés Schloeter, Alejandro Vivas, Conrado Pérez y Juan Guaidó, quienes respaldan el mensaje en contra de este proceso fraudulento.

 

Colombia desaloja a más de 400 venezolanos que vivían en el terminal de Barranquilla

Barranquilla

 

La dirección de la terminal de Barranquilla ordenó el desalojo de más de 400 venezolanos que vivían en el mencionado lugar e instaló una reja para restringir el acceso al estacionamiento, que hasta esta semana era abierto.

“Ya se han visto situaciones que afectan a los pasajeros, trabajadores y comerciantes de la terminal. También a los niños que están viviendo en el estacionamiento. Se ve la prostitución, venta de alucinógenos y riñas”, dijo Dewin Silva Llinás, subgerente de la Terminal de Transportes, al periódico El Tiempo.

La situación llegó a tal punto que hacían sus necesidades fisiológicas en la calle o al lado de los restaurantes del sector y reventaron una tubería del agua para bañarse, aseguró Silva.

El funcionario agregó que aunque es una “decisión difícil” por tratarse de una problemática social que afecta a la comunidad venezolana, decidieron tomar cartas en el asunto ante la falta de soluciones desde el gobierno.

Primero llegó un grupo de 30 venezolanos pero en diciembre ya había cerca de 400 personas habitando en el estacionamiento.

Aunque la mayoría ya abandonó el lugar y están regados por distintas partes de la ciudad buscando donde vivir, hasta la noche del jueves quedaban cerca de 120 venezolanos, según medios locales.

“Nos mandaron a desalojar con los niños, que nos fuéramos o nos iban a echar a Migración y al Bienestar Familiar’’, afirmó Karelis Romero, quien llevaba tres meses en la terminal, al noticiero de Canal Caracol.

Otro venezolano pidió “compasión” a las autoridades de Barranquilla: “Pedimos que se apiaden, nosotros somos seremos humanos. No tenemos la culpa y si estamos acá no es porque queramos”.

 

 

 

Mnangagwa homenajeó a Mugabe en toma de posesión como presidente de Zimbabue

mugabe

Un día histórico tuvo lugar este viernes en Zimbabue. Emmerson Mnangagwa juró su cargo como presidente abrigado por una multitud eufórica que celebra desde el martes el fin de la era Mugabe. Los 60 mil asientos del Estadio Nacional de Deportes en la capital de Zimbabwe, Harare, estaban ocupados y los cánticos y la música dejaron de sonar durante toda la mañana a medida que llegaban las diferentes personalidades nacionales e internacionales.

“Seré el presidente de todos los ciudadanos”, prometió quien hace dos semanas fue destituido como vicepresidente y se ha convirtió en el tercer jefe de estado de Zimbabue. Mnangagwa tomó posesión de su cargo acompañado de su mujer y de quienes facilitaron su ascenso al poder. “El cocodrilo”, que además de ser el animal que representa a su etnia es también su sobrenombre, se ha convertido en un héroe para muchos. Aunque otros no dejan de señalar que aunque haya caído Mugabe, los que están en el poder son los mismos que llevan décadas saqueando los recursos del estado.

El nuevo líder de Zimbabue no ha renegado de su antecesor, sino que le ha rendido homenaje a Mugabe como “padre de la nación”. “Aceptamos y reconocemos todos su inmensa contribución a la construcción de nuestra nación”, declaró Mnangagwa en un discurso pronunciado en Harare después de su investidura como jefe de Estado.

La oposición pidió a Mnangagwa que ponga fin a la “cultura de la corrupción” y traiga el verdadero cambio que la sociedad ansía. Hace un par de días aseguró que es el “comienzo de una nueva democracia” en la que la prioridad será crear empleos. Por su parte, varios religiosos le han pedido que se convierta en el presidente “de todos los zimbabuenses” y evite caer en venganzas. Organizaciones de derechos humanos solicitaron que se informe del paradero de todos aquellos que fueron detenidos durante la caza de brujas de la semana pasada.

Robert Mugabe dimitió el pasado martes como presidente de Zimbabue, después de 30 años en el cargo y 37 en la cúpula dirigente, sucumbiendo a las presiones tras el golpe militar pacífico iniciado el 15 de noviembre, que se produjo como consecuencia de la expulsión de Mnangagwa como vicepresidente. Varios medios aseguran que tanto al ex presidente Mugabe como a su familia, les ha sido garantizada la inmunidad y no tendrán que abandonar el país.

Aunque ayer el partido gobernante, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), aseguró a través de su cuenta de Twitter que Mugabe, de 93 años, iba a estar presente en la ceremonia, su asistencia no se ha producido.

Aliado del ejército

Hace tres años hubo una caza de brujas similar que acabó con la entonces vicepresidenta, Joice Mujuru, heroína de guerra que se perfilaba como la sucesora de Mugabe a su muerte o renuncia. Era diciembre de 2014 y semanas antes el presidente había colocado a su mujer Grace al frente de la Liga de Mujeres del partido. De la noche a la mañana Mujuru fue destituida junto con otros siete ministros acusados de conspirar contra Mugabe. Posteriormente fundó su propio partido y desde hace unos días fue designada como la candidata de la Coalición Popular Arcoiris.

Fue sustituida por Mnangagwa, quien siempre había estado alerta para acercarse a la primera línea del poder cuando fuera el momento preciso. Desde llegada del ZANU-PF al gobierno, “El Cocodrilo” siempre ha ocupado ministerios destacados: seguridad entre 1980 y 1988, justicia hasta el 2000, portavoz del parlamento los cinco años siguientes, vivienda rural hasta 2009 y defensa hasta 2013, cuando asumió la cartera de justicia y un año después añadió la vicepresidencia.

Muchos no olvidan un pasado sangriento que se le atribuye y que él siempre ha negado. Durante la guerra en los ochenta se convirtió en una figura clave de los servicios de inteligencia, y aún hoy está en el punto de mira por su supuesta implicación junto a Mugabe en las masacres de Gukurahundi, que acabaron con la vida de más de 22.000 zimbabuenses de etnia ndebele (tanto Mugabe como la gran mayoría de su ejecutivo son shonas, la etnia mayoritaria). Por supuesto, él ha negado siempre cualquier implicación y ha responsabilizado al Ejército.

A finales del año pasado Mujuru hizo por primera vez un llamamiento para que Mnangagwa fuera llevado ante la Corte Penal Internacional (CPI) para ser juzgado por crímenes de lesa humanidad. Hace unos días pidió que se llevara a cabo una integración de todos los partidos en el proceso de constituir un nuevo gobierno, algo que también solicitó Morgan Tsvangirai, veterano opositor del Movimiento por el Cambio Democrático y primer ministro entre 2009 y 2013. Por su parte, la alta representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Federica Moghereni, pidió que se celebrasen elecciones “auténticamente democráticas” en Zimbabue.

De Freitas: El gobierno tiene miles de mecanismos para aprovecharse del sistema electoral

DESPUÉS DE LAS ELECCIONES REGIONALES con victoria oficialista en Venezuela, de los cuatro meses de protestas, de los 125 muertos, de la suspensión del Mercosur y la condena en cuanto foro internacional existe, ¿Todo vuelve a cero? ¿A la vida tal cual era hasta el 1° de abril, cuando estallaron las marchas opositoras, encendidas por la esperanza de cambio y apagadas por la represión, el cansancio y el desánimo?

Tras su año más crítico, el presidente Nicolás Maduro y su régimen vuelven a sentirse fuertes y le están haciendo sentir ese rigor a la oposición. Una fortaleza que padece una población forzada a someterse o irse.

El chavismo logró dar vuelta la protesta popular para transformarla en victoria electoral, dos veces en lo que va del año. Primero para la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente, y luego con la adjudicación de 17 de los 23 gobiernos regionales, cuando las encuestas marcaban exactamente lo contrario.

“El régimen asumió el camino del fraude, la violencia, irregularidad, manipulación, ventajismo, corrupción, trampa, extorsión, coacción y chantaje para torcer y desconocer la voluntad de nuestro pueblo”, señaló en un comunicado la Mesa de la Unidad Democrática, en un resumen perfecto del arte de ganar elecciones en que se hizo ducho el chavismo.

La pregunta es qué sigue para Nicolás Maduro y su gobierno después de que hablaron las calles, hablaron las urnas, hablaron los líderes extranjeros, los líderes de la oposición, las organizaciones de derechos humanos, habló la Iglesia Católica.

“La estrategia a largo plazo del chavismo es clara: permanecer a como dé lugar. Ahora bien, las tácticas van cambiando. Esta vez prefirió optar groseramente por el fraude electoral. Son tácticas bien afinadas: diálogos falsos, represión, fraudes electorales, desafueros judiciales. Lo único que hace es calibrarlas según la ocasión”, dijo el politólogo Juan Carlos Hidalgo, analista especializado en América latina del Cato Institute.

En el otro rincón, la oposición sigue aturdida por los golpes bajos que una y otra vez le da sin piedad un rival que campea a sus anchas sobre un ring sin reglas ni árbitros. Las tensiones que surgieron en la MUD son la última muestra de que si con las elecciones regionales Maduro buscaba dividir a la oposición, la estrategia salió a la perfección. El gobierno tiene el aparato estatal a su favor, los recursos, las fuerzas de seguridad, los servicios de inteligencia. Pero, aun con la cancha inclinada, son muchos los que cuestionan las divisiones y vacilaciones que agravan todavía más el devenir de la oposición en su intento de avanzar en un campo minado, sin mapa ni orientación, donde el gobierno cambia las minas de lugar y planta otras cuando le conviene.

El Nacional sostuvo en un reciente editorial que el oficialismo “seguirá haciendo trampas y montando emboscadas políticas”, pues tiene “clara conciencia de las debilidades de la oposición y de su escasa o nula capacidad de respuesta”.

Para Mercedes de Freitas, directora de Transparencia Venezuela, “una parte importante de la oposición sí ha tenido, hasta ahora, una estrategia: avanzar en la vía electoral”. Pero el gobierno ha tenido “miles de mecanismos para aprovecharse del sistema”. Pase lo que pase, al caer la noche electoral, entonces, siempre festejan los mismos.

La excepción fue diciembre de 2015, cuando las elecciones legislativas le dieron un aluvión de votos a la MUD. La oposición pasó a controlar el Parlamento, un hito celebrado por todo lo alto. Pero el chavismo corrigió su error e impidió a lo largo de 2016 que se votara el referéndum revocatorio contra Maduro y las elecciones regionales, programadas para fines del año pasado. Con los mecanismos de control afinados, este año organizó dos elecciones cuando mejor le convino y se anotó dos triunfos.

“Aunque las grandes mayorías quieren salir del gobierno chavista, la oposición no logra construir el camino a través de los procesos electorales. Más bien se debilita y divide”, dijo De Freitas.

¿Cómo romper los cerrojos chavistas y abrir las puertas del Palacio de Miraflores? Del lado de la oposición, mostrarse más unidos y renovar las estrategias, algo que en este momento parece cada vez lejano. Otros analistas señalan que nada puede alcanzarse sin mucha presión internacional.

¿Hasta qué punto se pueden agravar las cosas en este escenario? “Resulta difícil imaginarse la instauración de una dictadura a la cubana en un país con 31 millones de habitantes”, dijo Hidalgo. “Pero el régimen parece estar apelando al agotamiento y la resignación de la población, como ocurrió en su momento en Cuba”.