Reino Unido critica la venta de equipos militares a Venezuela

armas

Theresa May urge suspender licencias de control de exportación al Gobierno venezolano mientras los enfrentamientos violentos continúan.

Bretaña vendió equipos militares a Venezuela valorados en millones de libras durante la última década, ha emergido, lo que provocó a Theresa May a suspender licencias de control de exportación mientras el país se encuentra al límite de enfrentamientos violentos entre la policía y manifestantes.

Figuras del Gobierno mostraron que el equipamiento militar fue aprobado para la venta de compañías inglesas a las fuerzas armadas venezolanas tan reciente como septiembre del año pasado, a pesar de que  la Cancillería listara a Venezuela como “de preocupación” respecto a los derechos humanos.

A pesar de todo, 2.5 millones de libras esterlinas de bienes militares han sido vendidos al país desde 2008, incluyendo componentes de radar militar, visores de armas y motores de aviones militares. En el último año, hasta marzo del 2016, licencias para bienes militares, valoradas en más de £80.000, fueron aprobadas, incluyendo equipos para controlar multitudes usado por organismos encargados del cumplimiento de la ley.

Las revelaciones ocasionarán preguntas de por qué el Gobierno continúa permitiendo ventas de armas a países que la Cancillería ha listado con registro de preocupación de derechos humanos, desde Venezuela hasta Arabia Saudita.

La oficina del primer ministro (No. 10) ha criticado repetidamente el Gobierno de Nicolás Maduro por encarcelar a líderes políticos. Describió la muerte de al menos 120 manifestantes como una tragedia, y llamó al país a respetar los derechos humanos y respetar las reglas de la ley.

Algunos conservadores veteranos han atacado al líder  del partido Trabajo, Jeremy Corbyn, por condenar la violencia realizada por todos los bandos pero no hacerlo con el específicamente criticado Gobierno de Maduro.

Jo Swinson, el diputado líder de Liberal Demócratas, dijo que “golpea la dualidad de criterios para los Tories con el fin de atacar el liderazgo del partido Trabajo por estar apoyando a Venezuela mientras se vendían armas y equipos de seguridad a dictadores y regímenes con los peores registros de derechos humanos”.

Los Conservadores han aclamado correctamente la importancia de apoyar los derechos humanos y la democracia en Venezuela. Pero pareciera que ellos encuentran irrelevante cuando se trata de vender billones de libras esterlinas de armas a Arabia Saudita, donde ejecutaron 153 personas decapitándolas en 2016 e indiscriminadamente bombardearon a civiles en Yemen. En los últimos dos años, el Gobierno Conservador incluso ha continuado vendiendo equipo de seguridad a Venezuela.

“Ambos partidos deberían parar de jugar política con los derechos humanos y darse cuenta que estos valores son universales. Espero que todos los diputados apoyen nuestro llamado por presunción de negación , significando una prohibición total en licencias a países que abusan derechos humanos a menos que haya una salida explícita ministerial”.

Los Lib Dems (Liberal Demócratas) resaltaron £1.2 billones en ventas de equipos militares de Reino Unido a entidades en países en los cuales sus gobiernos están en la lista de preocupación de derechos humanos en el último año, incluyendo £300m a Arabia Saudita, £250m a China, £191m a Rusia, £8.8m a Egipto y £3.6m a Turkmenistán.

Andrew Smith, de Campaign Against the Arms Trade (Campaña en Contra del Comercio de Armas), dijo: “Estas licencias nunca han debido ser aprobadas en primer lugar, particularmente no considerando que Venezuela está en la lista de preocupación de derechos humanos y democracia del Gobierno de Reino Unido”.

CAAT apuntó a un mayor total de £4.1 billones de equipamiento militar yendo a 22 de 30 países en la lista de preocupación de derechos humanos desde que el Gobierno Conservativo llego al poder en 2015.

Una oradora del Departamento de Comercio Internacional dijo: “El Gobierno toma sus responsabilidades de control de exportación extremadamente en serio y opera una de los regímenes más robustos en defensa de control de exportación en el mundo”.

“Nosotros rigurosamente examinamos cada aplicación en una base caso por caso en contra de la consolidada Unión Europea y criterio de licenciamiento nacional de exportación de armas y una licencia no será de emitida, a ningún destino, si el hecho será inconsistente con este criterio”.

“Nuestro sistema de licenciamiento de exportación nos permite responder rápido a hechos cambiantes en el terreno. Hemos suspendido o revocado licencias cuando el nivel de riesgo cambia y constantemente estamos observando situaciones locales”.

El Gobierno dice que no exporta equipos cuando evalúa si existe un claro riesgo de que pueda ser utilizado para represión interna o vaya a provocar o prolongar conflicto en un país, o donde haya un gran riesgo de que el destinatario pueda usar estos artefactos agresivamente en contra de otro país.

*Traducido por Redacción Runrun.es

Enviar Comentarios

Entradas relacionadas