Página archivos - Runrun

Página

Desde hace más de un mes no atienden al público en Cencoex

Cencoex (2)

 

A las afueras del Centro Nacional de Comercio Exterior reina la incertidumbre.

Las pocas personas que esperan en los alrededores de la oficina de Los Chaguaramos no reciben información oficial. Allí no atienden al público desde hace más de un mes.

Todo está desolado. Los usuarios que a cuentagotas llegan al portón de entrada, unos caminando y otros en carro, tienen que lidiar con la basura que se amontona justo al lado de la entrada principal.

Las caras son largas, denotan preocupación. Carpeta en mano, la gente mira a todas partes como buscando una alternativa, intercambia opiniones y espera una certeza que no llega. A través de la reja del portón de entrada un hombre explica que el organismo no está atendiendo a nadie. El trabajador ­que viste camisa negra y bluejean­ confirma que la página web del Cencoex lleva más de un mes caída, por lo que no se puede hacer ninguna solicitud vía online.

La situación hace que de hecho estén suspendidas las solicitudes de pagos en divisas con tarjeta de crédito para viajes al exterior, las solicitudes de efectivo para adultos y niños, los pagos por exceso de consumos y la realización de la declaración jurada de cierre. “No puedo dar garantía de nada. No me han informado cuánto durará esto o si en algún momento reactivarán las solicitudes por Internet o si se abrirá la atención al público”, señala el hombre.

Algunos de los presentes informan que le han entregado los recaudos, pero que él no se compromete a nada. Les indica que anexen una carta explicativa de cuál es su situación.

Su sola presencia reaviva la esperanza de quienes allí se encuentran. “La peor diligencia es la que no se hace”, subraya Andrés Colmenares, que en dos semanas viaja a Santo Domingo, República Dominicana. “Como la página tiene un mes caída me dijo que trajera los papeles a ver si se puede hacer algo. Nada pierdo con intentarlo”.

Ricardo Valencia irá a Miami, Estados Unidos, la próxima semana. Manosea nervioso una carpeta marrón donde están una copia de la cédula de identidad, del pasaporte y del pasaje de avión. “El vigilante me dijo que le entregara los papeles a ver qué podía hacer.

El problema es que no da ninguna garantía”.

Andrés González se trasladará a Santiago de Chile en pocos días. “Por la página web no se puede hacer nada. Me vine a ver si conseguía información, pero aquí no es gran cosa lo que se logra”.

Al pasar la reja de la entrada reina la soledad. Un letrero confirma que allí existió un espacio donde alguna vez se atendió al público. Encima de una estructura similar a una barra se acumulan en el mismo sitio los papeles, una carpeta manila, un bolígrafo y un pote de jugo vacío. Las sillas plásticas, donde otrora la gente se apiñaba a esperar su turno, están vacías. Cuatro infopuntos, que formaron parte de otro de los proyectos revolucionarios que sirvió de excusa para grandes desembolsos de dinero, permanecen indiferentes. Están inservibles, no son de utilidad.

Facebook explica qué sí y qué no subir a la red social

facebook..

NUEVA YORK (AP) — Facebook dio a conocer el lunes qué mensajes, imágenes y otros contenidos se permiten en la red social y por qué. Al actualizar su página de normas comunitarias, la red social más grande del mundo dio a los usuarios más guías sobre qué puede ocasionar la eliminación de un mensaje que, por ejemplo, justifique la violencia y explotación sexual, los discursos de intolerancia, la actividad criminal o el acoso.

También explica por qué no sólo censura a los grupos terroristas o bandas criminales, sino que también retira el contenido que los apoya.

La empresa con sede en Menlo Park, California, dijo que no está cambiando la forma de regular el contenido de los mensajes y que aunque algunas de las normas para los usuarios sean nuevas, algunas “son congruentes con los estándares que hemos aplicado en el pasado”.

En un blog publicado el lunes, Facebook dijo que es un desafío mantener un conjunto de estándares que cumplan con las necesidades de toda su comunidad. Más de 80% de los usuarios están fuera de Estados Unidos y Canadá.

“Dependiendo del contexto en el que se formaron, las personas pueden tener una visión distinta sobre lo que es apropiado compartir: el video de una broma puede ser molesto para una persona, pero tal vez no viole nuestro estándar”, escribieron en el blog Monika Bickert, jefa global de política gerencial y Chris Sonderby, subconsejero general.

Los usuarios que crean que una página o contenido en particular viola los estándares del sitio pueden dar clic en el enlace “reportar” para notificar a Facebook. La empresa entonces sopesa retirarlo o no.

Algunos contenidos sólo se bajan en algunos países. Facebook restringe contenido en naciones donde se violan las leyes locales, aunque el mensaje en sí no viole sus estándares comunitarios.

Por separado, Facebook también difundió el lunes su más reciente reporte sobre las peticiones que recibió de los gobiernos de todo el mundo en el segundo semestre de 2014. El Informe sobre Solicitudes Gubernamentales muestra que se incrementaron tanto las peticiones de datos como la restricción de información.