Migrantes archivos - Runrun

Migrantes

Brasil acelera programa para repartir a los venezolanos por su territorio

EL PORTUGUÉS CON ACENTO español de Venezuela ha llegado a la gran capital de la Amazonia. Es fácilmente reconocible entre quienes ofrecen botellas de agua en la plaza principal de Manaos bajo un calorazo que solo amaina de madrugada y entre los camareros de restaurantes o heladerías. Pero el español se oye sobre todo en el entorno de la estación de autobús, donde la venezolana Andreina Márquez, de 40 años, y varias decenas de compatriotas asaban recientemente unos pescados para comer. El creciente desembarco de migrantes venezolanos en Manaos es, en parte, fruto de los esfuerzos de las autoridades brasileñas para repartirlos por el territorio y aliviar las tensiones al norte de Manaos, en la región donde está el único paso fronterizo entre ambos países. Casi 15.000 personas han sido repartidas entre 250 municipios de prácticamente todos los estados.

Niusarete Lima, asesora del Ministerio de Ciudadanía, que coordina todos los ministerios, las entidades estatales y de la sociedad civil, explica cómo funciona este programa en el que participan Acnur y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM): una vez los migrantes reciben su documentación y con ello acceso a todos los servicios públicos, las autoridades seleccionan a los migrantes más vulnerables -“una mujer sola con hijos o una persona mayor siempre tendrá preferencia sobre un varón joven”– y negocian con los servicios sociales municipales, estatales, con empresas… para encontrarles un destino. No es fácil porque la demanda supera a la oferta, explica esta funcionaria que trabaja desde el inicio en este programa de la interiorización, que el presidente Jair Bolsonaro heredó de su predecesor. Destaca una ciudad del interior, Dourados; con más de 1.000 acogidos para trabajar en la industria, está solo por detrás de la metrópoli São Paulo.

Como Brasil tiene más de 6.000 municipios, “si cada uno acogiera a una familia, ni se notaría”, recalca Lima, mientras se afana por implicar a más municipios para satisfacer las necesidades actuales (y quién sabe si futuras). Porque unos salen pero llegan otros. Unos 7.000 migrantes están acogidos en albergues de Boa Vista y Pacaraima, una operación en la que participa el Ejército. Dos de los refugios son específicos para los indígenas Warao, con los que comenzó el éxodo a Brasil. “Necesitamos tener canales (para repartirlos) por si la situación se agrava”, dice la asesora.

Por eso, además de la tradicional reunificación con parientes ya instalados en otras ciudades, han estrenado la reunificación social, con amigos asentados, y también identifican empresarios que buscan empleados y facilitan entrevistas de trabajo con migrantes por vídeoconferencia. El objetivo es reducir la concentración de venezolanos en la frontera, incentivar que se dispersen y darles un empujón para que, en unos tres meses, puedan valerse por sí mismos.
 
*Vea la nota completa en El País de España
EEUU concedió $1,5 millones a Trinidad y Tobago para ayudar a venezolanos

ESTADOS UNIDOS CONCEDIÓ 1,5 millones de dólares para apoyar la asistencia que da Trinidad y Tobago a los venezolanos que llegan a ese territorio huyendo de la inestabilidad en su país.

“Trinidad y Tobago enfrenta un desafío nuevo y sin precedentes como resultado de la afluencia de miles de venezolanos que huyen de la crisis provocada en su país”, dijo este viernes el embajador de Estados Unidos en Trinidad y Tobago, Joseph Mondello, en declaraciones a la prensa local.

Mondello indicó que la ayuda se incluye en un programa que lleva a cabo la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, en inglés) junto con la Embajada de los Estados Unidos en Trinidad y Tobago.

“Para abordar esta necesidad urgente, el Gobierno de los Estados Unidos, a través de la USAID, está proporcionando 1,5 millones de dólares para ayudar a las comunidades a acoger a sus vecinos venezolanos”, agregó.

Mondello dijo que un proyecto de esta naturaleza solo es posible cuando el Gobierno, el sector privado y las organizaciones no gubernamentales trabajan juntos.

Trinidad y Tobago ha apoyado la posición de la Comunidad del Caribe (Caricom) de no interferencia y no intervención en los asuntos de Venezuela.

Colombia sancionó la ley para nacionalizar a los niños de padres venezolanos nacidos en el país

EL PRESIDENTE DE COLOMBIA, Iván Duque sancionó este jueves la Ley 1997 que permite otorgar la nacionalidad colombiana a los hijos de padres venezolanos nacidos en Colombia en los últimos cuatro años. 

La Ley, que fue promovida por la Defensoría del Pueblo y aprobada por el Congreso el pasado 27 de agosto, solo le restaba la firma de Duque para entrar en vigencia.

La medida beneficiará a más de 25.000 menores nacidos en Colombia y sus efecto continuará hasta dos años después de la firma, con la posibilidad de ser prorrogada si continúa la crisis migratoria.

Para poder acceder a la nueva ley, se debe comprobar que los menores nacieron en territorio colombiano a partir del año 2015 y hasta por dos años después de la entrada en vigor de la norma. También se debe presentar cédula de extranjería vigente, pasaporte venezolano vigente o vencido, la cédula de identidad expedida por Venezuela, el Permiso Especial de Permanencia vigente y que ninguno de los progenitores tenga otra nacionalidad distinta a la venezolana.

Según datos de Migración Colombia y la Defensoría del Pueblo, el sitio infobae.com dio a conocer que desde que inicio la migración venezolana han llegado a territorio colombiano un millón 400 mil migrantes.

El diario El Tiempo dio a conocer que informes de la Registraduría estiman que desde 2015 hasta finales de 2018 nacieron cerca de 25 mil hijos de ciudadanos venezolanos en territorio colombiano, por lo que serán los primeros en beneficiarse con la legislación.

Ecuador, Perú y Chile coordinan acciones frente a migración venezolana

ECUADOR, PERÚ Y CHILE acordaron crear un grupo técnico de trabajo para gestionar “una migración segura y ordenada” de los migrantes venezolanos, tras una reunión de representantes de los tres países que tuvo lugar en Quito.

Según un comunicado de Exteriores, los tres países trabajarán en la creación de un mecanismo para el “intercambio de información de visas concedidas y rechazadas, para un mejor manejo y administración de la gestión migratoria”, así como de experiencias referentes a la verificación de documentos. 

La delegación de Ecuador estuvo presidida por el viceministro de Movilidad Humana, Carlos Alberto Velástegui, la de Chile por el director General de Asuntos Consulares, Raúl Sanhueza, y la de Perú, por el director General de Comunidades Peruanas en el Exterior, Jorge Méndez.

Las autoridades de las tres naciones pactaron intercambiar información sobre un “centro de documentación a ser instalado en Lima por los Gobiernos de Perú y Chile, al que Ecuador fue invitado a participar”.

También acordaron que se impulsarán “reuniones periódicas entre los cónsules de los tres países, radicados en Caracas, para compartir información y experiencias”, concluye la nota.

 

*Con información de EFE

Acnur: Situación de indígenas venezolanos en Brasil es

UNOS 1800 INDÍGENAS VENEZOLANOS que migraron a Brasil permanecen, sin expectativas, en refugios cerca de la frontera. Un panorama “bastante trágico”, según Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur).

Después de una visita de Grandi a los estados brasileños de Roraima y Amazona pudo constatar que los indígenas venezolanos claramente no forman parte del proceso de “interiorización”. El programa gubernamental Operación Acogida, que traslada y ubica a inmigrantes venezolanos en distintas localidades del interior de Brasil en función de plazas de trabajos, no puede ofrecer empleos para los que habitualmente los indígenas no tienen capacitación.

“Tienen menos oportunidades que los otros refugiados de ser incluidos económica o socialmente. Es bastante trágico”.

Cientos de indígenas venezolanos, principalmente waraos, han emigrado hacia Brasil desde 2016, cuando se agudizó la crisis económica en el país. Los waraos, la segunda mayor población indígena de Venezuela, tienen que recorrer más de 800 kilómetros desde el noreste de su país, donde se asientan sus comunidades, hasta la frontera.

La situación se complica para los migrantes indígenas. Desnutrición, enfermedades como VIH, la lengua, pues no hablan portugués por lo que se dedican a la venta callejera de artesanías o a la mendicidad. Su integración es “sumamente compleja”, admite el diplomático.

 

Grandi explicó que hizo un llamado al gobierno brasileño para que estos casos sean examinados muy cuidadosamente a fin de que “se creen algunas oportunidades para ellos”.

“Creo que deben hacerse algunos esfuerzos para asegurarse de que tengan acceso a los servicios públicos, que los niños puedan ir a la escuela y los adultos tengan trabajo”, estimó.

La ONU estima que 3,6 millones de venezolanos, 12% de la población, dejaron su país desde inicios de 2016.

Según el organismo, hay unos 168.000 venezolanos en Brasil, el quinto país de la región por número de inmigrantes de ese país.

 

*Con información de AFP

Acnur instó a países a

EL REPRESENTANTE ESPECIAL de Acnur para los migrantes y refugiados venezolanos, Eduardo Stein, emitió este jueves un comunicado en el cual insta a los países de la región a “mantener políticas de entrada flexibles” para los venezolanos.

En este sentido, el funcionario de Naciones Unidas pidió a los países sudamericanos continuar con la regularización y documentación de migrantes venezolanos, además de colaborar con la reunificación familiar.

“Como Representante Especial Conjunto del Acnur y la OIM para los refugiados y migrantes venezolanos en la región, me preocupa que las restricciones a los venezolanos para acceder al territorio de los países de acogida puedan obligarlos a realizar viajes irregulares, favoreciendo la trata y el tráfico de personas, y agravando sus vulnerabilidades”, expresó.

Stein lamentó que hasta la fecha todavía no se “visualice una luz al final del túnel” en relación a la cantidad de personas que abandonan el país petrolero diariamente, de tal manera, que advirtió que el número de migrantes venezolanos alcanzó los 4,3 millones de personas, el cual “está superando las capacidades de los países y de la región en su conjunto (…) que incluye un número creciente de personas con vulnerabilidades, muchas de ellas en necesidad de protección internacional”.

“A pesar de los presupuestos ajustados, la disminución de los recursos, las tensiones sociales y de que las instituciones se encuentran sobrecargadas, los países de América Latina y el Caribe continúan haciendo esfuerzos encomiables para brindar protección y asistencia, así como para promover la inclusión social y económica de las personas venezolanas en su territorio”, expresa la misiva.

El funcionario señaló que solo a través de una respuesta regional coherente, predecible y armonizada, los países de la región podrán enfrentar el desafío humanitario sin precedentes.

De la misma manera, el también representante de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), solicitó a la comunidad internacional reforzar su apoyo, incluyendo el financiero, a la población venezolana, así como a los países de acogida y las comunidades locales que albergan a las personas venezolanas.

Once países americanos acordaron una tarjeta única de vacunación para migrantes venezolanos

MINISTROS Y AUTORIDADES DE SALUD de once países americanos acordaron este lunes en Colombia crear una tarjeta única de vacunación para los miles de migrantes venezolanos que huyen de la profunda crisis de su país.

Las delegaciones aprobaron “por unanimidad una tarjeta única de vacunación regional que va a acompañar a los migrantes desde mediados de octubre”, dijo a periodistas el ministro colombiano de Salud, Juan Pablo Uribe, en la ciudad de Cúcuta (noreste), principal punto de entrada de los venezolanos a Colombia.

Uribe aseguró que la impresión y la difusión del documento tendrá el apoyo de agencias internacionales, y que es adicional a las medidas migratorias que cada nación exige en sus puestos fronterizos cuando va a ingresar un ciudadano.

“Se ha acordado entre todos los países cuáles son los biológicos a usar, en qué edad se deben aplicar, en qué presentación se aplican y cómo registrarlos para garantizar que si faltan se pongan, y para garantizar que si ya se pusieron, no se repitan”, agregó.

La determinación fue tomada en el marco de la III Conferencia Regional de Ministros de Salud, a la que asistieron Colombia, Estados Unidos, Panamá, República Dominicana, Canadá, Argentina, Ecuador, Haití, Perú, Paraguay y Santa Lucía.

Según Uribe, en la reunión también se acordaron otras cuatro medidas para atender a las personas que huyen de Venezuela, sumida en la peor crisis de su historia moderna, que incluye desabastecimiento de medicinas.

Entre ellas, reducir la morbilidad y mortalidad de la malaria, que había sido erradicada hace años de Venezuela pero volvió con la crisis; y prevenir y acompañar a los migrantes con VIH/SIDA y enfermedades crónicas no transmitibles, como cáncer, diabetes o hipertensión.

Además, capacitar a las autoridades en atención en salud mental y su integración a las comunidades, para lo cual cuentan con el respaldo de Estados Unidos.

“Los países del hemisferio occidental estamos comprometidos en ayudar a los venezolanos y a los refugiados para atender sus problemas de salud”, afirmó Alex Azar, secretario de Salud de Estados Unidos.

Un cuarto de la población de Venezuela, de 30 millones, está necesitada de asistencia sanitaria, según la ONU.

Desde 2015, cuatro millones de venezolanos han dejado el país, de acuerdo con la organización. Solamente a Colombia han llegado 1,4 millones.

Aparte de la crisis socioeconómica, el país petrolero encara una pugna política entre el mandatario socialista Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó, jefe parlamentario y reconocido como mandatario interno por medio centenar de naciones, entre ellas Estados Unidos.

Más de 200 venezolanos fueron asesinados en Colombia entre enero y julio

EL INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL EN COLOMBIA reveló que 233 venezolanos han muerto en durante el primer semestre del año en diferentes hechos violentos. 

El estudio indica que, entre enero y julio, se registraron 252 homicidios cuyas víctimas eran extranjeras. De esta cifra 233 son de nacionalidad venezolana, 206 hombres y 27 mujeres.

“En este momento muchos de ellos -venezolanos- están siendo utilizados para hurtos, cuidado de zonas de expendio de sustancias psicoactivas, cobrar vacunas”, aseguró Johan Avendaño, experto en seguridad ciudadana.

De acuerdo con el informe, 1.754 venezolanos fueron objeto de violencia interpersonal, Bogotá fue el escenario del mayor número de casos con 629 seguido de Antioquia con 124.

En lo que va de 2019, muere un ciudadano venezolano a diario en Colombia 

Otra cifra que preocupa es la que tiene que ver con la violencia sexual. Medicina legal reportó que entre enero y julio 403 mujeres fueron víctimas de este delito, mientras que la cifra de hombres ascendió a 77.

“En el proceso de desplazamiento hay condiciones de hacinamiento altos y eso implica que las mujeres se conviertan en las mayores víctimas potenciales de sufrir violencia de género”, dijo Avendaño.

Además, la entidad reveló que en el primer semestre del año 18 ciudadanos venezolanos se suicidaron.