comerciante asesinado archivos - Runrun

comerciante asesinado

#MonitordeVíctimas | Comerciante fue asesinado por las FAES en la vía de El Junquito

LEONIDAS RAFAEL ORDOSGOITI GIL AVISÓ su hermano que se iba a su casa, en el kiómetro 21 de El Junquito, pero antes se comería unos perros calientes. Esa fue la última conversación que tuvo con su familia, porque fue asesinado por las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) el viernes 7 de junio a las 5:00 p. m.

Al hombre de 36 años lo hallaron muerto a las 7:00 p. m. del día siguiente en el hospital Pérez Carreño, a donde lo llevaron funcionarios de las FAES luego de un presunto enfrentamiento. Eso les informaron a los parientes, quienes lo buscaron durante todo el día porque él no solía perderse.

Un familiar, quien por temor pidió mantener anonimato, explicó que el viernes Leonidas había salido a Catia, a cobrar un dinero producto de la venta de una mercancía que compraba en Cúcuta. De esta forma se ganaba la vida.

Al tomar la autopista Mamera – El Junquito fue detenido y asesinado por las FAES, a la altura de La Arenera. Le dieron un disparo en el pecho. Al hospital llegó su cadáver sin documentación, sin celular y sin los dólares que había recibido de la venta.

“Ellos tienen que verificar a quién le disparan, pero tienen licencia para matar y a él lo mataron injustamente porque no se enfrentó”, dijo el pariente.

El vehículo Century, color gris, en el cual se desplazaba se encuentra en la división de Vehículos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Leonidas estuvo preso durante cinco años, porque fue involucrado en un secuestro y en un robo. Según sus allegados se determinó su inocencia y hace 10 meses fue excarcelado, bajo régimen de presentación cada 15 días.

“Pagó mucho tiempo preso sin estar involucrado”, soltó el pariente, quien este lunes 10 de junio realizaba los trámites para poder retirar el cuerpo.

La víctima era padre de un niño de 11 años y una niña de dos meses de nacida.

Cicpc asesinó a joven por presunto robo

A Luis Miguel Castro Vargas, de 28 años, le dieron un tiro en el pecho y otro en la cabeza, porque presuntamente robó a un funcionario del Cicpc.

Ocurrió el domingo 2 de junio a las 7:00 p. m., en el sector La Casilla del barrio Isaías Medina Angarita de Catia. Pero este lunes 10 de junio fue que sus familiares pudieron conseguir la donación de un féretro y una parcela para su entierro, ya que no tenían dinero para cubrir el alto costo de un servicio funerario.

Su papá, Alexis Castro, aseguró que su hijo no robó al efectivo, pues ni siquiera tenía un arma. Testigos se limitaron a dar información del crimen.

El 16 de agosto de 2018 quedó en libertad, luego de permanecer siete años presos en la Penitenciaría General de Venezuela (PGV), por presunto intento de homicidio. Se encontraba bajo régimen de presentación cada 15 días.

Luis trabajaba como mototaxista. Vivía con su mamá en el barrio Nuevo Horizonte de Catia; el día del asesinato estaba de visita en casa de su padre.

#MonitorDeVíctimas | Asaltantes matan a comerciante para robarle teléfono celular

MARTÍN EDUARDO GONZÁLEZ CASTILLO, DE 35 AÑOS, comerciante, fue asesinado durante un robo perpetrado en las afueras del hotel Milenio, en las inmediaciones de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) en Los Chaguaramos, parroquia San Pedro del municipio Libertador del Distrito Capital.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes 16 de febrero en horas de la madrugada cuando Castillo se encontraba en el mencionado hotel en compañía de su novia. El joven salió un momento a realizar una llamada telefónica, debido a que en el sitio no había cobertura. En ese momento una pareja de motorizados pasó por el lugar y con un arma de fuego lo conminaron a que entregara el equipo de alta gama que tenía.

Los sujetos le exigieron a la víctima que entregara su teléfono Iphone 6. El comerciante se resistió y le efectuaron dos disparos que lo alcanzaron en el estómago y en el hombro derecho. Luego huyeron del sitio con el celular.

Los trabajadores del hotel escucharon los disparos y salieron a ver lo que ocurría, en la puerta encontraron a Castillo malherido. Le informaron de lo ocurrido a la novia de la víctima y lo trasladaron hasta el Hospital Clínico Universitario, lugar donde lo intervinieron quirúrgicamente.

Informan familiares que en el recinto médico una de las heridas se le infectó y no había antibióticos para tratarlo. Sus familiares intentaron salvarle la vida buscando los medicamentos, pero Castillo se complicó  y falleció a las 11:00 de la mañana del sábado.

La víctima era comerciante informal, vendía ropa desde hace 10 años. No dejó hijos y era el menor de cuatro hermanos. “Al Gobierno se le está escapando de las manos el país. Para el hampa el ser humano no vale nada”, dijo Marcelo Hernández, conocido de la víctima.

Cintillo-monitor-FEBRERO-18_Mesa-de-trabajo-7