cereales archivos - Runrun

cereales

Según Cendas, la inflación aumenta diariamente casi 1,5 %

Cendas1

El director de Cendas, Oscar Meza, sostuvo que según las cifras que manejan en la organización, la inflación aumenta a diario en casi 1,5% y que para el mes de noviembre la misma podría cerrar en 450%.

Explicó que esto repercute en el bolsillo del venezolano, el cual se ve afectado al tener que destinar diariamente más dinero por un mismo producto.

“El azúcar y la sal registró un incremento de 3 mil por ciento. Asimismo las grasas, aceites, cereales, café y arroz, entre otros, han reflejado nuevos precios”.

Meza expuso que la Canasta Alimentaria Familiar (que en octubre cerró en 429 mil 626 bolívares) registrará un nuevo aumento en noviembre, el cual podrá ser equivalente a un sueldo mínimo, es decir más de Bs. 27 mil.

En ese sentido, para Meza es lamentable que el venezolano requiera tener un ingreso de más de 19 salarios mínimos sólo “para comer”.

“Un salario mínimo debería ser suficiente para que las personas se alimenten bien y ahora podría hacer falta hasta 20 para que eso suceda”.

“Hay familias enteras cenando en la basura”, aseveró

“¿Qué diría el comandante con la situación actual?”, se preguntó Meza.

Afirmó que para el año 1998 se requerían de dos salarios y eso empezó a descender levemente, y en otros años se mantuvo, hasta el 2012 cuando se “dispararon los precios y el poder adquisitivo empezó a decaer”.

ONU: La producción de cereales disminuirá este año en Venezuela

ProducciónAgrícola

 

La producción de cereales caerá este año en Venezuela hasta situarse en 2,8 millones de toneladas, por debajo de la media de 3,2 millones de los cuatro años anteriores, debido a la sequía asociada a El Niño y la crisis económica, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Fuentes del Sistema mundial de información y alerta de la FAO explicaron hoy que El Niño ha durado en el país desde febrero de 2015 al pasado junio.

Este fenómeno ha causado una prolongada sequía y menores precipitaciones, reduciendo de forma significativa la disponibilidad de agua para el regadío.

“Esto ha tenido un impacto adverso en los cultivos durante la cosecha de 2015 y ha reducido los rendimientos. El Niño también disminuyó la cosecha de los cultivos de la primera temporada de 2016 en Venezuela, principalmente de arroz, que fueron sembrados hasta finales del año pasado”, dijeron las fuentes.

Según un estudio de la FAO difundido este mes sobre Venezuela, la producción obtenida de la primera cosecha de arroz de este año (hasta mayo pasado) se mantendrá baja por la sequía y la dificultad de acceder a los insumos.

Mientras, la perspectiva es “incierta” de cara a la segunda estación de arroz que termina a principios del próximo mes.

En total, se espera que la producción de arroz en 2016 se sitúe en 7,5 toneladas, 10 % menos que el año anterior, cifra que podría ser revisada.

La FAO calcula que entre 2016 y 2017 Venezuela importará 4,7 millones de toneladas de cereales, frente a los 3,5 millones entre 2015 y 2016.

A falta de estimaciones oficiales, el informe sostiene que la crisis económica, que ha impactado negativamente en la agricultura venezolana, influirá en los bajos rendimientos de la segunda cosecha en forma de escasez de medios para cultivar.

No obstante, destaca “los esfuerzos significativos del gobierno por facilitar el acceso a semillas y fertilizantes”.

En cuanto al maíz, su principal cosecha de 2016 concluyó en julio con una mejora de las condiciones meteorológicas, según los datos obtenidos por sensor remoto, si bien la producción estará previsiblemente por debajo de la media debido a los limitados recursos.

Las fuentes añadieron que todavía es pronto para vaticinar el efecto contrario de La Niña en Venezuela, ya que por el momento hay un 51 % de probabilidades de que se desarrolle entre agosto y octubre, un porcentaje que podría aumentar más adelante.

También estimaron que la reciente reapertura de las fronteras entre Venezuela y Colombia tras un año cerradas facilitará el acceso físico a los alimentos, aunque no pueden evaluar por completo su impacto a nivel nacional ya que dependerá del poder adquisitivo de la población afectada y el número de personas que viajen a Colombia.

Más de 326.000 venezolanos entraron a Colombia en la primera semana desde que el 13 de agosto se volvió a abrir la frontera, la mayoría para comprar alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad que no encuentran en su país, según fuentes oficiales.

Desde diciembre de 2015, cuando el índice general de precios al consumidor se incrementó 180% en un año y el de alimentos y bebidas más de 300%, las autoridades no han vuelto a publicar datos oficiales.

El informe también señala que la escasez de alimentos y la falta de reservas de moneda extranjera han continuado ejerciendo una fuerte presión sobre los precios en 2016.

Sep 10, 2015 | Actualizado hace 4 años
La soya ayuda a minimizar síntomas de la menopausia

 

soya
La menopausia o el climaterio es una etapa de transición entre los 40 y 50 años en la vida de la mujer en la que se produce una reducción en la producción de hormonas sexuales femeninas. Suele manifestarse con un ciclo menstrual irregular, a veces sin ovulación hasta que llega un momento en que las menstruaciones desaparecen y se pierde la capacidad de reproducción.

Una alimentación adecuada durante esta etapa ayudará a mantenerse en forma y a reducir los factores de riesgo que favorecen el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y osteoporosis.
Francisca Warken, nutricionista, señala que durante la menopausia aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, ya que aparecen factores de riesgo como la hipercolesterolemia, diabetes o hipertensión arterial.
El riesgo de osteoporosis también se incrementa, dado que en esta etapa, y a causa de la disminución de las hormonas femeninas, se produce una descalcificación ósea con repercusiones graves, ya que se incrementa el riesgo de sufrir fracturas.
“La alimentación será clave en la prevención de estos factores de riesgo, pero, sobre todo, lo será desde las primeras etapas de la vida”, dijo Warken.
Indicó la especialista que entre las recomendaciones está el reducir el consumo de grasas saturadas, trans y colesterol (presentes, sobre todo, en carnes y derivados), aumentar el consumo de grasas insaturadas (aceite de oliva, girasol, margarina, frutos secos y pescados azules) y controlar el consumo de sal.
Para evitar los sofocos y sudoración no se pueden tomar en exceso bebidas calientes, alcohol y café.
Hay que consumir al menos cinco raciones diarias de frutas y hortalizas. Escoger lácteos desnatados. Se deben consumir alimentos integrales, legumbres (garbanzos, lentejas) y frutos secos.
La soya es una legumbre rica en compuestos denominados isoflavonas, que tiene un efecto similar al de los estrógenos femeninos, lo cual reduce los síntomas de la menopausia. Con estas pautas se pueden minimizar los síntomas.
Recomendados: 
Cereales y derivados pan, pasta, arroz y legumbres; es recomendable consumir de cuatro a seis raciones diarias.
Frutas y verduras son la base de alimentación, junto con los cereales. Aportan fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos.
Lácteos El riesgo de osteoporosis hace que se deba ingerir yogur, leche descremada y quesos. Se debe consumir de tres a cuatro raciones diarias.
Proteicos La carne, huevos y pescados se deben consumir con moderación. Dos raciones a la semana es lo ideal y aporta la cantidad de proteína requerida.
Grasas Los aceites de origen vegetal aportarán las grasas insaturadas necesarias. Para untar es preferible usar margarina a la mantequilla,  por su aporte en ácidos grasos insaturados.
Ene 06, 2015 | Actualizado hace 5 años
Conoce siete secretos sobre el desayuno

DESAYUNO

1 No te lo saltes. De acuerdo con un estudio publicado por la Universidad de Tasmanai (Australia) en la revista American Journal of Clinical Nutrition, tanto los niños como los adultos que se saltan la primera comida del día tienden a comer peor y hacer una vida más sedentaria. Además suelen tener niveles de colesterol e insulina más elevados (y por lo tanto más tendencia a sufrir diabetes y cardiopatías) que quienes desayunan.

2 Si desayunas tienes menos posibilidad de sobrepeso. Un estudio del Instituto Nacional de Corazón, los Pulmones y la Sangre (EU) reveló que las jóvenes que desayunan cereales tienen un índice cintura-altura más bajo, que es el mejor indicador de ausencia de sobrepeso y bajo riesgo cardiovascular. Además, un estudio de la Universidad de Scraton reveló que los cereales de trigo o maíz contienen más antioxidantes que cualquier otro desayuno.

3 Las mejores reuniones son en el desayuno. Según una encuesta de OnePoll, las reuniones durante el desayuno son más productivas que las reuniones por la tarde. El 67% de los sujetos están más predispuestos a estar atentos durante el desayuno.

4 Puedes ejercitarte antes de desayunar. Un reciente estudio de la Universidad de Birmingham publicado en Medicine & Science in Sports & Exercise demostraba que se quema más proporción de grasa cuando nos ejercitamos antes de desayunar. Sin embargo, si desayunamos primero y nos movemos después, lso carbohidratos ingenierdos (cereales, pan, etc.) interrumpen el metabolismo de la grasa durante al menos 6 horas.

5 Reduce los niveles de plomo en sangre. Un estudio del Environmental Health Journal revelaba que los niños que desayunan a diario tienen menores niveles de plomo en la sangre (un 15% menos) que los que se saltan esta comida.

6 Si estás a dieta debes desayunar Los adultos que tratan de perder peso tienen más éxito si toman un desayuno saludable que si lo evitan y consumen algo a media mañana. Por otro lado, un estudio del Centro de Investigación Biomédica Pennington ha revelado que tomar huevos en el desayuno ayuda a perder entre un 60 y un 65% más peso en sujetos que se someten a una dieta de pérdida de peso que cualquier otro desayuno.

7 Si no desayunas fumas más De acuerdo con un estudio aparecido en el European Journal of Clinical Investigation que la ausencia del desayuno está asociada, además de con sobrepeso, con una mayor tendencia a fumar tabaco, consumir marihuana y beber alcohol.