Runrunes de Bocaranda: MEDIO – EL VIAJE A IRÁN - Runrun
Runrunes de Bocaranda: MEDIO – EL VIAJE A IRÁN

 EL VIAJE A IRÁN

Apenas fuera detenido Saab en Cabo Verde señalamos que el objetivo de su periplo aéreo sería la compra de dos buques tanqueros de gasolina para mantener el flujo del combustible con Venezuela.

La agencia Reuters fue informada por los abogados del barranquillero de que él había viajado ya antes a Teherán para convencer a las autoridades iraníes de exportar gasolina y los materiales necesarios para componer una refinería y así aliviar la crisis de combustible.

Obviando la enorme cantidad de negocios sucios hechos con el régimen de Maduro, y de los que cada día se descubre una rendija adicional de corrupción, se vendió como un santo empresario que buscaba medicinas y alimentos “para aliviar la crisis de la pandemia que afecta el débil sistema de salud”. 

¿$50 MILLONES ROJOS?

“No se equivoquen al elegir a David Rivera en su liderazgo; el Partido Republicano ha demostrado que es el partido de Maduro”, dijo Steve Simeonidis, presidente del partido demócrata en Miami-Dade. Kevin Muñoz, portavoz de la campaña de Biden en Florida, dijo: “El Partido Republicano se está burlando de la lucha por la democracia y la libertad para Venezuela y sus palabras no son más que una estratagema política calculada, cínica y vacía para obtener votos en Florida.”

En medio de la campaña presidencial, recuerdan que Rivera tiene muy mala reputación tras habérsele descubierto un contrato con la petrolera CITGO por 50 millones de dólares cuando estaba en manos del gobierno de Maduro y del que recibió un adelanto de 15 millones. Este caso lo traté hace unos meses en mis programas y columnas.

Los abogados de Citgo, filial de PDVSA, hoy controlada por los oponentes de Maduro, alegan que la firma de Rivera no describió ningún trabajo que hubiera realizado mientras recolectaba esos primeros 15 millones de la tarifa acordada. Los fiscales federales en Miami también están investigando el contrato porque Rivera nunca se registró como agente de un gobierno extranjero, según un oficial de la fiscalía estadounidense bajo condición de anonimato para discutir la investigación en curso.

El contrato sorprendió a los residentes de Miami, quienes identifican a Rivera con la política anticomunista del senador republicano Marco Rubio, con quien compartía casa cuando ambos estaban en la legislatura estatal de Florida. David Rivera y su pareja de entonces, una venezolana, montaron un esquema de premiación a los venezolanos más prominentes en Miami, haciendo oposición a Chávez y Maduro, con el otorgamiento de la Medalla del Congreso; una bandera estadounidense que supuestamente había ondulado sobre el Capitolio y una visita a la ciudad de Washington para su entrega.

Los negocios de Rivera con otros individuos relacionados con el negocio petrolero venezolano siguen investigándose. La sorpresa ha sido que Rivera fue elegido “muy discretamente” al comité ejecutivo del Partido Republicano de Miami a pesar de la investigación federal por ese contrato de cabildeo de 50 millones de dólares con uno de los blancos favoritos de los republicanos del sur de Florida: el gobierno socialista de Venezuela.

La elección de David Rivera a la comisión de 160 miembros, que no había sido reportada previamente, fue pasada por alto en los resultados de las primarias del 18 de agosto en el condado de Miami-Dade. Los demócratas esperan que el intento de regreso del controversial político “pueda restarles peso a las críticas de la campaña del presidente Donald Trump, que compara las políticas del candidato presidencial demócrata Joe Biden con las del gobierno del dictador venezolano Nicolás Maduro”.