Reacciones globales ante las contradicciones sobre la salud de Chávez - Runrun

Reacciones globales ante las contradicciones sobre la salud de Chávez

Foto_EFE1.jpg

CONTRADICTORIO. ASÍ SE DEFINE el manejo de la información sobre la salud del Primer Mandatario Nacional desde su llegada a Caracas. A continuación algunas de las notas publicadas en medios internacionales:

 

Abc de España

Cinco horas con Chávez

La oposición venezolana exige al vicepresidente que diga la verdad, después de que Maduro afirmase que mantuvo una larguísima sesión de trabajo con el presidente enfermo en el hospital; el canciller Jaua confirma que la salud de Chávez empeora

Ludmila Vinogradoff / 24 febrero 2013

La oposición venezolana inició ayer una campaña para exigir al vicepresidente Nicolás Maduro que diga la verdad sobre la salud del presidente Hugo Chávez. Maduro afirmó haber pasado con él cinco horas de trabajo en su habitación del hospital militar, algo sorprendente porque el canciller Elias Jaua afirmó que las condiciones de Chávez cada vez son peores por deficiencias respiratorias.

Desde que regresó en medio de la oscuridad a las 2:30 de la madrugada del lunes 18 nadie ha visto a Chávez. Sólo lo ha hecho al parecer Maduro, que declaró el viernes por la noche que sostuvo una reunión con su equipo de trabajo en el hospital, y que trataron temas económicos, de política nacional y de seguridad de Estado.

«Estuvimos hoy viernes desde horas de la tarde, más o menos de un cuarto para las seis, hasta esta hora, unas 5 horas y media en tres sesiones de trabajo con el comandante Hugo Chávez», dijo Maduro desde el lobby del centro médico, acompañado por los ministros Ernesto Villegas, Rafael Ramírez, Jorge Arreaza, el presidente de la AN Diosdado Cabello y el jefe del Sebin, Miguel Rodríguez Torres.

«El presidente está recibiendo sus tratamientos, tiene el problema de la insuficiencia respiratoria que se está tratando con intensidad. Sigue con el tema de la asistencia de una cánula para apoyarse en la respiración y se comunicó con nosotros por distintas vías escritas para darnos las orientaciones y también por distintas vías de entendimiento haciendo, como ustedes saben, un gran esfuerzo», añadió por Venezolana de Televisión.

Chávez se mantiene en contacto con su equipo de gobierno con «un ánimo extraordinario, con una sonrisa y ojos vibrantes y con una fuerza de voluntad inmensa», señaló al recordar que su llegada por sorpresa a Venezuela se debió a motivos de seguridad.

La voz de las Academias

«Salimos llenos de su energía, de su fuerza, para transmitírsela a nuestro pueblo y siempre comprobando la sabiduría inmensa que tiene el Comandante Hugo Chávez para enfocar los temas, los problemas, para orientarlos, para completar cualquier idea u orientación necesaria. Bueno, es impresionante realmente esa sabiduría y además ahora con posibilidad de pensar con más tranquilidad.Queremos, en nombre el Comandante Chávez, seguir ratificando nuestro agradecimiento más profundo por el acompañamiento del pueblo venezolano».

Sus declaraciones optimistas contrastaron con lo que declaró el canciller Jaua en la Cumbre Africa-América del Sur en Guinea, en el sentido de que la salud de Chávez empeora por sus problemas respiratorios. «Nuestra apuesta ha sido por la vida del presidente y que continúe con su labor de transformación radical».

Todas las Academias Nacionales de Medicina, Ciencias Políticas, Ciencias Físicas y Matemáticas, Ingeniería y Ciencias Económicas, unieron sus voces y emitieron un comunicado en el que reclaman una información clara sobre la salud del mandatario, ya que consideran que «es notorio y público que Chávez no ejerce sus funciones». También consideran que su enfermedad y la forma como la han manejado sus sucesores ha afectado la credibilidad de los poderes públicos y se ha agravado la incertidumbre sobre el orden jurídico.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, declaró por su lado que la próxima semana habrá anuncios sobre la situación política de Venezuela, sin precisar cuáles.

El País de España

Maduro proclama en que Chávez está al mando aunque siga sin dejarse ver

Tiene una cánula traqueal, pero da indicaciones y órdenes por escrito”, dice su delfín

 Caracas 23 FEB 2013 – 21:46 CET

Con el paso de las horas aumentan las presiones sobre quienes desde enero conducen el Gobierno venezolano, en especial el vicepresidente, Nicolás Maduro. Aunque ungido por el propio Hugo Chávez el 8 de diciembre como su sucesor, sigue bajo el escrutinio de sus correligionarios, sobre todo por parte de Diosdado Cabello, el poderoso jefe de la facción desarrollista del oficialismo. La escasez de bienes de consumo, la inflación y el alza del precio del dólar paralelo, todas municiones de lo que el Gobierno llama “la guerra económica de la derecha”, vienen gestando un malestar social que presagia nuevos conflictos.

Para colmo, el regreso del presidente venezolano a Caracas el lunes pasado, todavía convaleciente tras 70 días de hospitalización en Cuba, y recluido desde entonces en una habitación del noveno piso del Hospital Militar, parece haber tenido el efecto contrario al buscado.

Luego de una primera oleada de euforia entre sus partidarios, la intangible y callada presencia del comandante Chávez en la capital venezolana no ha hecho más que abonar, entre adversarios y seguidores del chavismo, las preguntas sobre la capacidad del ex teniente coronel para seguir al frente del Gobierno, cuyo nuevo periodo debió jurar el 10 de enero. Lejos del hermetismo del Cimeq de La Habana —la clínica donde Chávez se sometió a una intervención quirúrgica el 11 de diciembre y pasó su fase posoperatoria—, las probabilidades de una filtración sobre su verdadero estado de salud se incrementan día a día. Los rumores se multiplican y las operaciones psicosociales de contrainteligencia están a la orden del día.

Ante todo ello, Maduro intenta construir una narrativa creíble que muestre su administración bajo una tutela activa de Chávez, el gran líder y valedor.

Al filo de la medianoche del viernes, Maduro se dirigió al país, por cadena de radio y televisión, desde el vestíbulo del Hospital Militar. La alocución ocurrió, según Maduro, a la salida de una reunión de cinco horas con Chávez. Durante el encuentro, segmentado en varias sesiones, el mandatario habría usado el habla —limitada por una cánula traqueal que le ayuda a respirar—, la escritura y otras vías distintas para dar instrucciones sobre temas económicos y, según subrayó Maduro, de seguridad nacional,

La intervención del vicepresidente, tardía y en apariencia improvisada, dio la impresión de que buscaba aplacar los rumores esparcidos durante las horas previas, que daban fe de una ruptura entre Maduro y el ministro de Defensa, almirante Diego Molero, y un inminente pronunciamiento militar. La inédita presencia en el plató, junto a Maduro, del director de la policía política, Miguel Rodríguez Torres, alimentó las especulaciones al respecto. También llamó la atención la ausencia de Diosdado Cabello, siamés hasta ahora de Maduro en el manejo de los asuntos de Estado pero visto como potencial rival a la hora de cobrar la herencia política de Chávez cuando este deje el poder. A Cabello no se le ve en actos oficiales desde la visita del presidente de Bolivia, Evo Morales, el martes pasado.

Sin embargo, ayer sábado Maduro insistió en su relato durante un evento en Caracas en el que se dio inicio a la postulación de candidatos del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para las próximas elecciones municipales del 14 de julio. Frente a sus correligionarios, el exdirigente sindical y hoy heredero de Chávez aseguró que el presidente sigue al mando. “Tiene una cánula traqueal, pero eso no le impide darnos orientaciones y órdenes por escrito”, enfatizó con un llamamiento a la lealtad. “Nosotros estamos subordinados al mando del comandante Chávez”, añadió.

También anunció que se planean nuevas medidas en el área económica, flanco descubierto de la gestión gubernamental estos días. El propio Chávez, según lo relatado por Maduro, estaría reflexionando acerca de algunas decisiones sobre ese tema que “van a poner al pueblo muy feliz en la calle”, mientras “ya la burguesía verá la revolución”.

Entretanto, sectores de la oposición se concentraban ayer en una plaza al este de Caracas para protestar contra el llamado “paquetazo rojo”, una serie de medidas cambiarias que el pasado 8 de febrero incluyeronla devaluación de la moneda local, el bolívar. La convocatoria fue hecha apenas tres días antes por dirigentes de los partidos Alianza Bravo Pueblo y Voluntad Popular, y congregó a una modesta cantidad de seguidores. A pesar de ello, la manifestación cobró cierta relevancia simbólica pues se trata de la primera ocasión, desde las pasadas elecciones, en que los partidos de oposición llaman a “calentar las calles” frente a las incertidumbres planteadas por la prolongada ausencia del presidente Chávez.

El Nuevo Herald

Salud de Chávez en el centro del huracán

POR JORGE RUEDA 23 de febrero de 2013

Mientras los seguidores del presidente Hugo Chávez oran y sus más cercanos colaboradores afirman que tuvieron una larga reunión de trabajo de más de cinco horas con él, los adversarios del mandatario ponen en duda los reportes oficiales y exigen que se diga la verdad sobre su salud.

Chávez, que lucha contra complicaciones después de su última cirugía de cáncer el 11 de diciembre, permanece en un hospital recibiendo tratamiento por problemas respiratorios y respira a través de una “cánula traqueal” que le está dificultando el habla temporalmente, según el más reciente reporte médico.

“Hoy en esta plaza hemos venido a decir que este pueblo exige la verdad”, dijo a The Associated Press el líder opositor y alcalde mayor de Caracas Antonio Ledezma, que junto con otros líderes opositores intervino como orador en una concentración convocada en el este de la capital para condenar una serie de medidas económicas, entre las que destaca un ajuste del tipo de cambio de 4,30 a 6,30 bolívares por dólar, que impacta marcadamente a este país altamente dependiente de las importaciones.

“Ayer decían que tuvieron una reunión de cinco horas con el presidente, eso nadie se los cree. Apenas dos días atrás se excusaron con el presidente (boliviano) Evo Morales, diciendo que el presidente estaba en reposo por su delicado estado de salud y no se lo dejaron ver”, comentó Ledezma sobre el frustrado intento de Morales de visitar a Chávez durante una breve visita a Caracas.

Tarde en la noche del viernes Maduro señaló que el convaleciente mandatario tuvo una larga reunión de trabajo con él y otros funcionarios.

La reunión, indicó Maduro, comenzó “más o menos un cuarto para las 6 (de la tarde) hasta esta hora”, dijo pasadas las 23 hora local. El mandatario estuvo “muy enérgico, con mucho ánimo y mucha vitalidad”, comentó.

El sábado en un acto partidista, Maduro reiteró que Chávez sigue a cargo y que el país tiene un sólo presidente y líder.

“Está al mando… aquí hay un sólo comandante en jefe, hay un sólo presidente… y se llama Hugo Rafael Chávez Frías”, dijo Maduro ante un grupo de militantes.

Denunció que la escasez de alimentos básicos y la elevada inflación son el reflejo de “una guerra económica de la burguesía”, fundamentada en el acaparamiento y la especulación con los precios.

“El comandante presidente está reflexionando, como ustedes saben, un conjunto de acciones económicas que van a poner al pueblo muy, muy feliz en la calle”, enfatizó.

Maduro pidió acompañar a Chávez con “oración y trabajo y con paciencia… más temprano que tarde, tendremos a nuestro comandante Chávez allí” entre todos ellos.

Una serie de actos religiosos se han realizado a lo largo del país, particularmente en días recientes, tras el regreso de Chávez luego de más de dos meses de ausencia.

Chávez no ha sido visto ni escuchado por más de dos meses y regresó a Venezuela el 18 de febrero procedente de Cuba, donde se estuvo recuperando y luchando contra complicaciones surgidas tras su cuarta cirugía de cáncer el 11 de diciembre.

El gobernante, de 58 años, se encuentra recluido ahora en el hospital militar de Caracas, donde se informó que seguirá su tratamiento. Según los reportes médicos más recientes, sigue afectado por “la insuficiencia respiratoria surgida en el curso del postoperatorio” y está respirando a través de una “cánula traqueal” que le dificulta el habla.

El gobierno no ha dado detalles sobre el tratamiento que Chávez está recibiendo y no ha revelado el tipo o la ubicación exacta de los tumores que se han removido de su región pélvica.

Maduro manifestó que Chávez todavía es capaz de escribir y comunicarse con funcionarios del gobierno.

“El presidente tiene una cánula traqueal, pero no le impide señalarnos y darnos ordenes vía escrita”, destacó.

La constitución venezolana dicta que si un presidente muere, renuncia o su incapacidad física o mental permanente es certificada por una junta médica se debe convocar a nuevas elecciones dentro de los siguientes 30 días.

“Me considero independiente, pero ya esto me tiene fastidiada, estoy de acuerdo que ya es hora que se nos hable con claridad, los venezolanos nos merecemos la verdad”, dijo Irma Blanco, una enfermera de 35 años, que veía a lo lejos la concentración opositora.

La Nación de Argentina

Maduro habla de un Chávez muy activo para acallar rumores

Mientras crece la inquietud por una supuesta inestabilidad, dijo que el presidente encabezó larguísimas reuniones

Por Daniel Lozano  | Para LA NACION 24 de febrero

Hugo Chávez respira con una cánula traqueal, “no puede hablar”, se comunica por “vía escrita y otras vías de entendimiento” y “tiene un problema de insuficiencia respiratoria que se está tratando con intensidad”.

Pero el presidente venezolano, enfermo de cáncer desde hace más de un año y medio, estuvo reunido anteayer con Nicolás Maduro y con varios ministros durante cinco horas y media en tres sesiones de trabajo realizadas en la habitación del Hospital Militar de Caracas, donde prosigue su convalecencia.

Ésa es, al menos, al país por el vicepresidente en una sorprendente aparición televisiva anteanoche, tras varias horas de intensos rumores que provocaron que el gobierno, en boca de su ministro de Comunicación, reportara “tranquilidad” en Fuerte Tiuna (gigantesca zona militar ubicada en Caracas), el palacio presidencial de Miraflores y el propio hospital.

“Haciendo un gran esfuerzo, pero con ánimo extraordinario, con una sonrisa y unos ojos brillantes y una fuerza de voluntad inmensa. Salimos llenos de energía, de su fuerza para transmitírsela a nuestro pueblo y siempre comprobando la sabiduría inmensa que tiene el comandante para enfocar los temas”, relató el nuevo hombre fuerte del país mientras miraba a la cámara con gesto cansado.

El mandatario, pese a sus mermadas condiciones físicas y a su convalecencia de 76 días, habría ordenado en dos meses y medio la devaluación del bolívar, el nombramiento de Elías Jaua como canciller y también habría firmado varias inversiones sociales, según el vicepresidente.

Fue el propio Jaua quien horas antes de la comparecencia de Maduro preocupó al país al afirmar que el “déficit respiratorio” de Chávez había empeorado. “Nuestra apuesta ha sido a la vida del presidente”, asombró Jaua desde Malabo.

Para embrollar más el asunto, el canciller conversó con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, a la que no transmitió un estado muy preocupante. “Me dijo que estaba todo bajo control”, trasladó la mandataria.

La intempestiva comparecencia de Maduro giró de nuevo en torno a la economía. Desde la puesta en marcha de la devaluación, aplaudida por el odiado FMI, el gobierno viene amagando con nuevas medidas que nunca llegan. “Se entregaron propuestas para fortalecer la economía y para mantener el combate a la inflación”, reveló Maduro, quien además añadió que Chávez pidió enfrentar “la guerra que la burguesía tiene contra nuestro pueblo”.

La presencia del director del Servicio de Inteligencia Bolivariano (Sebin), junto a Maduro durante la alocución televisiva, aportó dramatismo a otra jornada vivida con intensidad.

“Chávez estuvo dando un conjunto de orientaciones al jefe del Sebin sobre los ajustes que siempre hay que hacer en inteligencia, contrainteligencia y defensa de los intereses nacionales, de la seguridad de la nación”, explicó Maduro.

“La pandilla de mediocres cree que los venezolanos somos tontos; la verdad les caerá encima con todo”, reaccionó ayer el líder opositor Henrique Capriles, poniéndose a la cabeza de lo que es un clamor en la otra parte del país y pocas horas antes de que la Mesa de la Unidad Democrática comience un proceso para elegir, por consenso, a su aspirante presidencial en caso de que haya elecciones.

Las críticas al manejo informativo de la enfermedad de Chávez planearon durante toda la jornada. El jurista José Ignacio Hernández explicó a LA NACION que no es posible una toma de posesión a través de firmas, como se había planteado en un sector del oficialismo. “¡No sería un acto transparente! La juramentación es presencial”, insistió.

El académico se repitió a sí mismo la misma pregunta que sobrevuela Venezuela: “Si el presidente mantiene reuniones y dirige funcionarios, ¿por qué no juramenta?”

Que desde la oposición y desde los expertos juristas se ponga en duda la información y los actos del gobierno no es ninguna novedad. Pero la inquietud y el malestar también se filtró entre las filas prietas del chavismo. “Maduro y Diosdado Cabello se niegan a decirnos la verdad, hablándonos con puros eufemismos como si nosotros fuéramos unos completos eunucos de la razón y el pensamiento”, escribió Nelson Jesús Lanz, habitual articulista del portal radical Aporrea.

La Nación de Argentina

Chávez sigue con respiración asistida y gobierna desde el hospital

El vicepresidente Nicolás Maduro dijo que el mandatario se comunica por escrito y por “distintas vías”, impartiendo decisiones de gobierno

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez,gobierna desde el hospital en Caracas donde está internado. “Estuvimos unas cinco horas y media en tres sesiones de trabajo con el comandante Hugo Chávez”, dijo el vicepresidente, Nicolás Maduro, desde el Hospital Militar.
Maduro dijo que Chávez sigue con respiración asistida a través de una cánula traqueal y que se comunica por escrito y por “distintas vías”, impartiendo decisiones de gobierno desde el hospital donde está internado en Caracas.
“Está recibiendo sus tratamientos, el problema de la insuficiencia respiratoria se está tratando con intensidad, sigue el tema de la asistencia de una cánula para apoyarse en la respiración y se comunica con nosotros por distintas vías escritas para darnos las orientaciones y por distintas vías de entendimiento, haciendo un gran esfuerzo”, explicó Maduro desde el hospital militar donde se encuentra internado el mandatario venezolano, tras haber regresado el pasado lunes en horas de la madrugada a Venezuela, luego de permanecer por 72 días en Cuba, donde fue sometido a una cuarta operación el 11 de diciembre contra el cáncer que padece desde junio del 2011.

La salud de Chávez: surgen graves contradicciones en el gobierno venezolano

Apenas un rato después que el canciller Jaua dijo que se complicó el estado del presidente, el vice Maduro afirmó en la madrugada que se reunió 5 horas con el enfermo y que lo vio “muy enérgico”

POR LUDMILA VINOGRADOFF 24 de febrero de 2013

La incertidumbre sobre el estado de salud de Hugo Chávez se complicó en las últimas horas cuando los principales funcionarios de su gobierno se atropellaron difundiendo informes contradictorios que, en minutos, pasaron de un súbito agravamiento a una mejoría presentándolo activo en extensas reuniones ministeriales.

Este cruce, que involucró al canciller por un lado y al vicepresidente por el otro, descubrió además al ministro de informaciones Ernesto Villegas poniendo sobre la mesa otro dato inquietante al negar la existencia de planteos militares contra el gobierno.

Según esos rumores, el ministro de Defensa, Diego Molero Ballavia, le habría exigido al Ejecutivo que informe la verdad sobre el estado de salud de Chávez. La versión añadía que el vicepresidente Nicolás Maduro le exigió la renuncia y eso fue lo que disparó la supuesta inquietud en Fuerte Tiuna, la mayor guarnición de Caracas. “Está todo tranquilo”, dijo el funcionario quien ya el jueves había anticipado la reaparición de dificultades en la salud del comandante.

El estado de confusión es fuerte en Venezuela. Ayer, el canciller Elías Jaua había dicho que la insuficiencia respiratoria que afecta a Chávez de resultas de su tratamiento contra el cáncer “se ha incrementado”, similar a lo que antes había dicho Villegas. Pero un rato después, en el horario poco frecuente de la medianoche, Maduro apareció en la televisión oficial, en lo que pareció un desmentido a sus funcionarios, al relatar que “estuvimos unas cinco horas y media en 3 sesiones de trabajo con el comandante Hugo Chávez”.

Maduro reconoció que Chávez no puede hablar porque tiene una cánula traqueal. Sin embargo, aclaró que “se comunica por escrito” o “por distintas vías”, que no detalló. “El comandante presidente está reflexionando, como ustedes saben, un conjunto de acciones económicas que van a poner al pueblo muy, muy feliz”. El funcionario aludió al doble problema de una inflación de precios creciente y a la escasez de alimentos. “Tenemos a una burguesía parasitaria representada en Fedecámaras (la cámara patronal) y a sus socios. Hay empresarios bandidos que financian con miles de millones de bolívares a la derecha corrupta, ellos lo ven normal”.

Maduro insistió en que Chávez se mantiene con “un ánimo extraordinario, con una sonrisa y ojos vibrantes y con una fuerza de voluntad inmensa.

“Salimos (de las reuniones) llenos de su energía, de su fuerza, para transmitírsela a nuestro pueblo y siempre comprobando la sabiduría inmensa que tiene el Comandante”, remarcó.

El discurso nocturno enfureció a la oposición, que ayer lanzó una marcha de protesta para repudiar el último paquete de ajuste que incluyó la devaluación del 32% de la moneda y la falta de información sobre lo que le sucede realmente al jefe de Estado. “Dicen que tuvieron una reunión de cinco horas con el presidente, eso nadie se lo cree”, atacó el alcalde mayor de Caracas, el opositor Antonio Ledezma. “Exigimos la verdad”, remarcó.

Desde que Chávez partió a Cuba dos meses atrás, y aunque fue traído hace pocos días a Venezuela, nunca se lo volvió a escuchar y ninguno de sus aliados internacionales lo pudo visitar personalmente. A ese cuadro se suman los últimos informes contradictorios.

La protesta opositora se hizo en la Plaza Brion de Chacaíto encabezada por la coalición Mesa de la Unidad Democrática. Pero, al mismo tiempo, los chavistas de base se concentraron en las escalinatas de El Calvario frente a Miraflores, el palacio de gobierno, para rezarle a su presidente, encendiéndole cientos de velas para que se recupere y poderle ver nuevamente el rostro.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios