Si quisieran pruebas de la relación Venezolana con las FARC, ETA y otros colectivos terroristas anoche Antena 3 las presentó con el diario de un infiltrado, Palestino, Antonio Salas - Runrun

Si quisieran pruebas de la relación Venezolana con las FARC, ETA y otros colectivos terroristas anoche Antena 3 las presentó con el diario de un infiltrado, Palestino, Antonio Salas

NI PUEDEN ESCONDERLO, ni pueden negarlo. Las pruebas ya fueron mostradas. La infiltración de varios movimientos irregulares establecidos en Venezuela por el periodista Antonio Salas (seudónimo de su verdadero nombre debido al peligro de la retaliación árabe-etarra-farc) bajo el disfraz de ser un “palestino circuncidado admirador de Carlos El Chacal” no tiene desperdicio. Su nombre de guerra para lograr el acceso a estos colectivos fue el de Muhamman Abdallah.  La presentación en España a través de la red Antena3 de su documental “Diario de un Infiltrado” deja al descubierto la amplia red de conexiones de los grupos irregulares y terroristas con miembros de colectivos sanguinarios y hasta funcionarios del gobierno de Chávez, al menos con la autoridad que supuestos cargos públicos y sus carnets de miembros de cuerpos de seguridad le otorga.

La información que coloca Antena3 en su sitio web sobre el programa es esta:

 

 

El reportaje ofrece imágenes exclusivas donde el propio reportero recibe adiestramiento con armas y explosivos. Salas consigue desvelar todo el entramado de apoyo a ETA en Venezuela y logra localizar y grabar a Arturo Cubillas, el etarra más buscado. La Fiscalía de la Audiencia Nacional acaba de pedir su extradición. Dos presuntos miembros de ETA aseguran haber recibido instrucción terrorista en Venezuela por parte de Cubillas.

 


Este reportaje, que nace tras el atentado del 11M, supone una ardua labor previa de Antonio Salas quién antes de infiltrarse y bajo  el nombre de Muhamman Abdallah pasó tiempo preparando su identidad ficticia. Estudió árabe, se convirtió al Islam y viajó por Oriente Medio y el norte de África para hacer creíble su nueva biografía.

 

Salas logra evidencias visuales de su penetración en grupos venezolanos de apoyo al gobierno de Chávez como el Movimiento Tupamaro en el que su líder Alberto Carias, alías “el Chino Carías”, quien fue jefe de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía de Caracas cuando Juan Barreto era el burgomaestre le sirvió para acceder a las FARC: “Gracias a él contacté con la guerrilla colombiana para solicitar mi acceso a sus campos de entrenamiento”.

 

Las evidencias irrefutables de Salas son muchas. Una de ellas fue su asistencia a la grabación del comunicado que el movimiento Tupac Amarú, parte de los Tupamaros de Carías, lanzó a la calle tras el bombardeo colombiano del campamento guerrillero de Raúl Reyes en marzo del 2008. Nadie que no estuviera ligado y en confianza con Carías habría podido estar presente. Los llamados a la Yihad, a defender la causa palestina y a atacar a todos los imperialismos del mundo hasta en sus casas quedan plasmados en la cinta. Como lo dice  “el Palestino” los llamados con odio son recurrentes. Los diarios en los que apareció el comunicado con fotos están en el documental.

Un detalle indicativo de lo infiltrado de Salas entre los Tupamaros caraqueños es el momento en que asesinan a uno de los lugartenientes de Carías, Arquímedes Franco, precisamente en los días en que el infiltrado está con ellos. Era la mano derecha del Chino y fue acribillado en la zona de El Cementerio. Cuenta que luego se sucedieron otros seis asesinatos por rencillas con otros movimientos de izquierda caraqueños.

En su página web describe a Franco:

(1969-2007) líder de la Fuerza Motorizada Bolivariana de Integración Comunitaria de Venezuela tras las luchas callejeras de 2002 por devolver a Chávez al palacio de Miraflores, y expulsar a los golpistas a puro plomo, recibió la Orden 13 de Abril como protagonista en la defensa de Puente Llaguno en aquellos días del golpe. El 2 de abril de 2007 aguardaba a su esposa Kati a la salida del mercado cuando dos tipos se le acercaron por detrás, en moto, y un tercero por la derecha, caminando: tres tiros a quemarropa por la espalda y ya en el suelo un cuarto tiro de gracia en la cabeza le dejaron medio muerto, y tras dos semanas luchando por su vida finalmente murió el 17 de abril. «Han asesinado a un compatriota, un luchador social… —diría Chávez cinco días después en su programa Aló, Presidente—. Vivirá siempre en nuestros corazones, en nuestro recuerdo… Rindo un tributo a tu memoria de un hombre valiente y de un verdadero revolucionario». A Arquímedes Franco lo conocí en la Asamblea Nacional de Caracas, y llegamos a coincidir en alguna de mis visitas al Helicoide, el inquietante edificio central de la DISIP, el servicio secreto venezolano.

Más adelante narra su encuentro con Arturo Cubillas, el hoy más famoso de los etarras nacionalizados venezolanos. El entrenamiento militar con ametralladoras, fusiles y pistolas queda plasmado en el video. Los temores de encontrarse en medio de la zona de entrenamiento con los paramilitares colombianos indicarían que debió ser en una zona fronteriza donde se sucedieron.

Lo más importante del reportaje presentado por Antena3 para demostrar la penetración cierta de Salas es su cercanía con el hermano de Carlos Ilich Ramirez Sánchez, el famoso asesino y terrorista venezolano preso en Francia, conocido como El Chacal.

Vladimir Ramírez le permite a Salas conversar telefónicamente con el preso en parís y llega a hasta ser el web-máster de la página de internet en la que se solicita la repatriación de Ilich como ha sido el deseo del presidente venezolano.

Hasta una salida grabada con Valdimir  y su madre a un centro comercial se ve en el video de ayer. La confianza lograda hace que le abran y muestren un baúl de recuerdos del terrorista entre los que destacan sus diplomas de escuela y el carnet del liceo Fermín Toro de Caracas.

Los viajes de Salas, la operación para hacerse la circuncisión y así no quedar en evidencia por no ser árabe, sus lecciones del idioma árabe, las reuniones en Oslo con personajes de los movimientos guerrilleros mundiales a las que viaja con el tupamaro Carías.

Es decir, todo lo que hasta ahora se ve es cierto, alguien lo grabó, alguien tuvo acceso. Desde funcionarios de la alcaldía de Caracas hasta el traductor presidencial Raimundo Kabchi.

Kabchi, Raimundo

Abogado libanés de nacimiento y venezolano de adopción, es el principal asesor de Chávez en temas árabes (aunque él mismo no sea musulmán sino cristiano maronita). Analista político y docente del Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual, Kabchi acostumbra a acompañar al presidente en sus viajes por Oriente Medio y ejerce como su traductor de confianza. Gracias a mis contactos en Venezuela, Kabchi me concedió una extensa entrevista en su lujoso despacho de la avenida Urdaneta, esquina de Ánimas, en pleno centro de Caracas. Esta foto se la hice durante su conferencia, en el acto de apoyo celebrado en el CELAG al que me invitó. Ante él, un cuadro de Arafat realizado por mi camarada Castillo.

La galería de personajes contactados o mencionados por El Palestino se explica por sí sola.

http://www.antoniosalas.org/libro/el-palestino/galeria-personajes?page=12

La dirección para bajar el programa:

http://www.antena3.com/programas/el-palestino/sobre/avance-exclusivo-palestino-antonio-salas_2010101900033.html

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios