Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Inicio

Las claves sobre la detención en Colombia del hijo de Gustavo Petro

hijo de Gustavo Petro
Andrea González
01/08/2023
Durante la audiencia de presentación, el fiscal Mario Burgos aseguró que Nicolás Petro recibió, movió y guardó el dinero que llegó a sus manos. De acuerdo con la Fiscalía, Nicolás recibía millones de pesos que su expareja guardaba en maletas
La investigación contra Petro Burgos inició el pasado 2 de marzo, cuando su exesposa Daysuris Vásquez Castro aseguró que el hijo del presidente de Colombia, presuntamente, recibió gruesas sumas de dinero de manos de exnarcotraficantes, políticos y otros particulares investigados y condenados por corrupción 
El mismo día en el que se confirmó la detención de Petro Burgos, su padre Gustavo Petro, reaccionó el hecho mediante sus redes sociales y aseguró que no intervendrá ni presionará las decisiones

@Andrea_GP21

 

El pasado sábado, 29 de julio, las autoridades detuvieron a Nicolás Petro Burgos, hijo del presidente de Colombia, Gustavo Petro, en medio de una investigación por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Mediante un comunicado de prensa, la Fiscalía de Colombia confirmó el arresto de Petro Burgos “por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito”.

En ese documento, la institución colombiana señaló que también fue detenida la exesposa de Petro Burgos, Daysuris del Carmen Vásquez Castro por los “punibles de lavado de activos y violación de datos personales por hechos ocurridos desde 2022 a la fecha”.

 

Esto representa un nuevo escándalo para la gestión de Petro, quien cumple un año en la presidencia el próximo 7 de agosto. Otro hecho fue el supuesto abuso de poder que le costó el cargo a Laura Sarabia, jefa de Gabinete; y a Armando Benedetti, exembajador en Venezuela.

¿Quién es Nicolás Petro?

Nicolás Petro es el hijo mayor de Gustavo Petro, primer mandatario de Colombia, y de su primera esposa, Katia Burgos. Nació el 21 de junio de 1986, en el municipio de Ciénaga de Oro (Córdoba).

En el municipio de su nacimiento, Petro Burgos cursó la primaria y la secundaria y vivió lejos de su padre, quien ha contado que tuvo que mantenerse alejado de su familia, porque en ese entonces era militante del M-19 y los ponía en riesgo, reseñó Infobae.

Petro Burgos estudió Derecho en la Universidad Pontificia Bolivariana, tiene un máster en Cambio Climático de una universidad iberoamericana y una maestría en Gobierno y Gestión Pública para Latinoamérica en la Universidad Pompeu Fabra, en Barcelona. 

El hijo del mandatario colombiano, quien desde se radicó en Barranquilla, aspiró a la gobernación de Atlántico en 2018, pero fue derrotado por Elsa Noguera, lo que llevó, gracias al estatuto de la oposición, a ocupar una curul en la Asamblea del departamento.

 

A pesar de que es muy cercano a su padre, también se ha mostrado crítico con el movimiento político que Petro lidera desde hace años. En el 2015, cuando perdieron las elecciones frente a Enrique Peñalosa, advirtió que la alcaldía de Bogotá se perdió porque “la Bogotá Humana gobernó de espaldas a sus bases y encerrados del pueblo que los eligió”.

Investigación por declaraciones de su exesposa

La investigación contra Petro Burgos inició el pasado 2 de marzo, después que se publicara una entrevista que concedió Daysuris del Carmen Vásquez Castro a la directora de la revista Semana, Vicky Dávila. En la entrevista, Vásquez aseguró que el hijo del presidente de Colombia presuntamente recibió gruesas sumas de dinero de manos de exnarcotraficantes, políticos y otros particulares investigados y condenados por corrupción. 

También, la exesposa de Petro Burgos aseguró que ya le había contado esto mismo al presidente y que este “no tenía idea” de los supuestos hechos.

Para aquel momento, Gustavo Petro se reunió con Francisco Barbosa, fiscal general, y le solicitó llegar al fondo de la situación e investigar la consulta de su hermano Juan Fernando Petro de quien, según el mandatario, también existen rumores de haber recibido dinero de manera ilícita. 

“Debido a la información que se rumora en la opinión pública sobre mi hermano Juan Fernando Petro Urrego y mi hijo mayor, Nicolás Petro Burgos, le pido al fiscal general de la Nación adelantar todas las investigaciones necesarias y determinar posibles responsabilidades”, declaró el presidente en un comunicado en aquel momento.

 

Los abogados de Daysuris Vásquez consideran que su detención fue una sorpresa, manifestando que ella fue quien aportó la información inicial a la revista y, posteriormente, a los investigadores de la fiscalía.

¿Cuáles son las pruebas en su contra?

Según declaró su exesposa, Petro Burgos habría solicitado apoyo económico a personas con antecedentes penales y políticos procesados por corrupción supuestamente para la campaña presidencial de su padre en 2022. 

No obstante, Vásquez afirmó que ese dinero nunca llegó a las cuentas de la campaña y habría sido apropiado por Nicolás en beneficio propio.

Durante la audiencia de presentación del hijo de Gustavo Petro, el fiscal Mario Burgos aseguró que este recibió, movió y guardó el dinero que llegó a sus manos. De acuerdo con la Fiscalía, Nicolás recibía millones de pesos que su expareja guardaba en maletas, publicó Semana.

 

Según el fiscal, Daysuris Vázquez era la encargada de recibir el dinero y transportarlo de manera segura para guardarlo en efectivo sin hacer ninguna transacción bancaria o algo que dejara registros financieros.

“La señora Daysuris del Carmen Vázquez Castro guardó en maletas, en morrales, e inclusive en la caja fuerte. El señor Nicolás Fernando Petro nunca le entregó ese dinero a la campaña”, dijo el fiscal del caso.

El fiscal, además, refirió que esos recursos, presuntamente, iban dirigidos a la campaña presidencial de Gustavo Petro y estos habrían sido entregados por el exnarco conocido con el alias del Hombre Marlboro y el hijo del polémico Turco Hilsaca.

También, el fiscal apuntó que Petro Burgos tuvo en los dos últimos años ingresos por 220 millones de pesos (unos 54.000 dólares al cambio de hoy), pero gastó 1.600 millones de pesos (casi 399.000 dólares).

Petro Burgos negó las acusaciones de su exesposa y se puso a disposición de las autoridades para avanzar en las investigaciones.

La imputación y cuánto podría ser su condena

Nicolás Petro Burgos fue imputado este martes, 1 de agosto, por los delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. Su exesposa, Daysuris Vásquez, fue imputada por los de lavado de activos y violación de datos personales. La imputación la hizo el Juzgado Penal Municipal 74 con funciones de control de garantías.

Luego de cuatro horas de audiencia, que inició a las 8:00 de la mañana, Nicolás Petro y Daysuris Vásquez se declararon inocentes ante el juez. “Señor juez, no acepto los cargos”, dijo el hijo de Gustavo Petro. Su expareja dijo lo mismo.

Posteriormente, el juez dio inicio a la solicitud de medida de aseguramiento, donde la defensa de Petro Burgos afirmó que su cliente desea colaborar con la justicia. “Quiero anunciar a Colombia que hemos decidido iniciar un proceso de colaboración, donde me referiré a nuevos hechos que ayudarán a la justicia. Lo hago por mi familia y por mi bebé que viene en camino”, dijo Petro hijo.

Tras la afirmación de Nicolás Petro y el visto bueno de las otras partes, el juez suspendió hasta el próximo jueves a las 2:00 de la tarde la audiencia de medida de aseguramiento, reseñó El Tiempo de Colombia

De acuerdo con Andrés Jiménez, exdirector de Finanzas Criminales de la Fiscalía, en caso de ser hallado culpable, Petro Burgospodría recibir una condena de entre 10 y 30 años de prisión, sin embargo, esto dependerá del material probatorio que presente la Fiscalía.

 

“Son delitos financieros bastante complejos que requieren de una carga probatoria muy importante. En los últimos meses, la Fiscalía ha recogido material probatorio para presentarle al juez y sustentar las afirmaciones que está haciendo”, señaló Jiménez a CM&.

¿Qué dice su padre, Gustavo Petro, y cómo el escándalo afecta a su gobierno?

El mismo día en que se confirmó la detención de Petro Burgos, su padre, el presidente colombiano Gustavo Petro, reaccionó el hecho mediante sus redes sociales.

“Como persona y padre me duele mucho tanta autodestrucción y el que uno de mis hijos pase por la cárcel; como presidente de la República aseguró  que la fiscalía tenga todas las garantías de mi parte para proceder de acuerdo a la ley”, escribió Petro en su cuenta de Twitter.

 

Además, le deseó “suerte y fuerza” a su hijo, y que estos sucesos “forjen su carácter y pueda reflexionar sobre sus propios errores”.

Finalmente, aseguró que no intervendrá ni presionará las decisiones. “Que el derecho guíe libremente el proceso”, sumó.

 

De acuerdo con un reportaje de EFE, en principio, la detención de Petro Burgos no afectaría al gobierno de su padre. Sin embargo, este nuevo escándalo podría debilitar su gobierno, tomando en cuenta que faltan tres meses exactos para las elecciones municipales y regionales de octubre y carece de mayorías legislativas para lograr la aprobación de sus reformas en el Congreso.

Además, algunos políticos se han referido a las implicaciones de esta decisión de la Fiscalía y aunque algunos han manifestado su apoyo hacia el presidente Colombiano, otros alertaron sobre las implicaciones de este proceso.

En ese grupo está la excandidata presidencial Ingrid Betancourt, quien aseguró que, si bien Petro anunció que respetará el proceso en la Fiscalía, advirtió que los actos de Nicolás hacen ilegítima la elección de su progenitor.

“Petro señala que respetará la detención por la Fiscalía de su hijo. Es su deber. Nadie olvida que el narcodinero financió la campaña presidencial. El no haber criado a Nicolás no exime a Petro como presidente. La gestión del hijo hace ilegítima e ilegal la elección del papá”, escribió Betancourt en Twitter.

6 claves para entender el escándalo de la rabia y el trago

6 claves para entender el escándalo de la rabia y el trago

Armando Benedetti y Laura Sarabia, dos fichas importantes en el Gobierno de Gustavo Petro, son los protagonista de uno de los mayores escándalos que involucra espionaje, chantajes, amenazas, abuso de poder y hasta presunto financiamiento…

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES