El Aula Magna de la UCV es casi tierra de nadie  - Runrun
El Aula Magna de la UCV es casi tierra de nadie 
El principal auditorio de la Universidad Central de Venezuela se encuentra a merced de un supuesto hongo y, en teoría, es inutilizable para graduaciones y eventos 
Estudiantes han protagonizado protestas para que reabran el espacio, luego de que la rectora Cecilia García Arocha recibiera  allí al jefe de la Unión Europea en Venezuela a mediados de marzo
Denuncian lentitud en la marcha de los trabajos de refacción hechos por la Comisión Presidencial en la principal casa de estudios del país 

 

@franzambranor

Fotos: Abrahan Moncada @Monkda92

 

 

Dos obreros martillan sobre el techo de una estructura frente a la escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela, mientras otro frisa una pared al costado. En la piscinas al lado, al menos un quinteto empuña herramientas. Unos metros en dirección oeste, un edificio de Trabajo Social espera por la llegada de los trabajadores de la construcción y casi al otro extremo en la facultad de medicina un par de hombres baten una mezcla de cemento.

Desde septiembre de 2021, una Comisión Presidencial nombrada por Nicolás Maduro se encuentra realizando trabajos de remoción en una UCV que posee serios problemas en su infraestructura debido a la asfixia presupuestaria que sufre y se ha acentuado durante la administración chavista. 

La gota que derramó el vaso e hizo levantar la voz de la comunidad ucevista fue el colapso del techo del pasillo frente a la escuela de Ingeniería el pasado 17 de junio de 2020, espacio que ahora luce repleto de estructuras de metal que soportan el cobertizo. 

En ese entonces, hasta la Unesco, entidad que declaró a la UCV Patrimonio Mundial de la Humanidad en 2000, se pronunció y ofreció su ayuda para llevar a cabo las refacciones correspondientes.    

15 días después del colapso de la estructura que colinda con la zona denominada Tierra de Nadie, el régimen de Maduro anunció la creación de una Comisión Presidencial “para recuperar a la UCV”.

Pese a las diferencias políticas, las autoridades de la UCV aceptaron la intervención del Estado con la condición de que las obras fueran supervisadas por la Comisión de Preservación y Desarrollo (Copred) y la Dirección de Mantenimiento

Con un presupuesto que hasta ahora se desconoce, los obreros comenzaron su trabajo.

Pero las relaciones se tensaron en octubre del año pasado cuando una comitiva chavista encabezada por la vicepresidenta Delcy Rodríguez ingresó al Aula Magna rompiendo cerraduras y candados de noche y sin previa autorización de las autoridades ucevistas, con el propósito de realizar una inspección.  

Rodríguez esgrimió entonces que necesitaban entrar para mirar de cerca las obras y su evolución.   

Desde ese momento, ambas partes han mantenido distanciamiento social como quien se cuida del covid-19.                                          

Aula Magna: la joya de la corona

El Aula Magna es uno de los espacios más deteriorados de la UCV, y de acuerdo con la comisión técnica, posee un problema de hongos que impide la permanencia de personas allí.

Fundada en 1953, el Aula Magna posee capacidad para 2.700 personas, sus paredes y techos fueron especialmente diseñados por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva para condensar el sonido. Es una de las cinco salas con mejor acústica en el mundo.

Hasta la tela con la que están cosidas las butacas es de una lana que fue traída de Chile y confeccionada en Inglaterra, la cual contrarresta las variaciones del sonido generadas por la ausencia de público en la sala. 

Su sistema de iluminación está conectado al teclado de un órgano que permite hacer diferentes combinaciones, una innovación que solo está operativa en Venezuela. La otra parecida se encuentra exhibida en un Museo de Londres.

Entre los espectáculos que ha albergado el Aula Magna destacan los conciertos de Igor Stravinsky en 1953 y 1962, las presentaciones de los Niños Cantores de Viena, Monserrat Caballé, Pablo Neruda, Marcel Marceau y más recientemente Fito Páez, Charly García, Luis Alberto Spinetta, Jorge Drexler, Niña Pastori, Chenoa, entre otros. 

Desde antes de la aparición del coronavirus en Venezuela no se realizan actos de graduación bajo las nubes diseñadas por el artista estadounidense Alexander Calder. Expertos argumentan además que el área tiene inconvenientes de humedad, el aire acondicionado no funciona y el sistema eléctrico es deficiente. 

Salvo la vicepresidenta de la República, la rectora de la UCV y alguna que otra autoridad, nadie ha ingresado en el Aula Magna desde el año 2020. Los actos de grado se han hecho fuera en la denominada Plaza Cubierta.

Pero hoy en día y presenciando los trabajos de refacción, un grupo de estudiantes que culminó sus estudios quiere recibir su título en la tarima del Aula Magna.

“Desde hace mucho tiempo el Aula Magna no tiene aire acondicionado y el sistema eléctrico es deficiente, eso no es nuevo”, esgrimió uno de los graduandos que prefirió no dar su nombre a conocer. 

El estudiante comentó que, en el caso de que haya un hongo, desconoce que se hayan hecho los estudios pertinentes para aislar este agente. 

“Aun así el Aula Magna fue abierta para la rectora García Arocha, quien estuvo acompañada por una comisión de la Unión Europea, entonces no entendemos cómo es que no se puede emplear”. 

La rectora de la UCV, Cecilia García Arocha, recibió en efecto al jefe de la UE, Rafael Dochao, el pasado 15 de marzo

El estudiante de medicina indicó que en un principio les dijeron que el Aula Magna podría ser empleada en julio de este año, “pero ya estamos en mayo y no vemos ningún preparativo para eso”. 

Aseguró que se han reunido con miembros de la Comisión de Cultura de la UCV, Comisión Presidencial y rectorado encargados de los trabajos y no han recibido una respuesta coherente. 

“Estamos buscando soluciones y no es un capricho, todo ucevista tiene el sueño de recibir su título en el Aula Magna. En vista de las constantes protestas que hemos protagonizado, han llegado al punto de amenazarnos con que nos van dar el título por Secretaría”. 

Runrunes buscó la posición de la UCV al respecto, pero no obtuvo respuesta luego de llamadas y correos electrónicos enviados

Lentitud en las obras              

García Arocha, denunció a comienzos del mes de mayo que algunos trabajos en esa casa de estudio presentaban retrasos e incluso no fueron culminados. 

https://www.instagram.com/p/CdPMq5kO853/?utm_source=ig_web_copy_link

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Cecilia Garcia-Arocha Marquez (@garciaarochac)

La rectora dijo que al menos en la Facultad de Farmacia fueron pocas las labores que se realizaron.

“Durante un recorrido se pudo constatar la problemática que presenta la Biblioteca que pone en riesgo al material que allí se encuentra”, dijo a través de su cuenta de Instagram. 

La rectora manifestó que la cruzada emprendida por el Ejecutivo el año pasado no es suficiente. 

“Son muchas las necesidades que tiene una universidad que por 14 años fue sometida y despojada de su presupuesto, esperamos que culminen e inicien los trabajos necesarios para que esta casa de estudios luzca como siempre ha merecido”.

La rectora también denunció atrasos en las obras en las escuelas de Ciencias y Odontología

La principal autoridad de la UCV recordó a las autoridades del gobierno nacional que la casa de estudios es autónoma y, por tanto, tiene el derecho de supervisar las obras.

“Y como tal tiene sus propios lineamientos, autoridades y dependencias. Esperamos que se sigan respetando. Continuaremos haciendo las visitas técnicas y evaluando los trabajos realizados en esta etapa con nuestro grupo de expertos”. 

El ministro para el Poder Popular de la Educación Universitaria, César Trompiz, salió al paso a las declaraciones de García Arocha y aseguró que las obras en la UCV estaban a un 90%.

“También se están haciendo labores de recolección de desechos, restauración de la iluminación, cambio de tuberías de aguas blancas y negras…es un trabajo arduo porque son 12 años de abandono”.