Un chavismo reducido vuelve a la AN violando la Constitución - Runrun
Lo último

Un chavismo reducido vuelve a la AN violando la Constitución

chavismoenlaan.jpg
De 55 parlamentarios electos por el Gran Polo Patriótico 26 se han ido a otros cargos como ministros, alcaldes o gobernadores
El oficialismo ha perdido 5 curules en total y a varios de sus voceros más conocidos
El segundo vicepresidente, Stalin González ratificó que estos diputados no pueden ocupar nuevamente su curul

@saracosco

“¿HAY ALGÚN DIPUTADO DE LA BANCADA del Psuv, que recién se incorpora hoy, que quiera el derecho de palabra?”, preguntó el presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó (VP-Vargas) al inicio de la sesión. Inmediatamente el exministro del Trabajo y constituyente, Francisco Torrealba levantó la mano, pero no le facilitaron el micrófono.

Nuevamente Guaidó preguntó: “¿Hay algún diputado que quiera el derecho de palabra?” y Torrealba siguió con su mano alzada como un niño que se sabe la respuesta a una pregunta de la maestra.

Pero ningún trabajador de la Asamblea Nacional le dio el micrófono a lo que Guaidó agregó que el segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González (UNT-Distrito Capital), iba a aclarar un punto importante. Con la Gaceta Oficial en manos del subsecretario, José Luis Cartaya, González indicó que ningún diputado que haya optado por otro cargo público puede volver al Parlamento.

“Le aclaro que si quiere un derecho de palabra tiene que buscarse a un diputado que lo haga. Aquel que haya tomado la decisión de tomar otro cargo pierde la investidura (…) Tenemos todo el derecho a formar parte del debate, los que somos diputados”, fueron las palabras de González hacia Francisco Torrealba, quien fue ministro del Trabajo en 2017.

Minutos antes de esta escena dentro del Hemiciclo, el 24 de septiembre, los diputados chavistas llegaron al Palacio Federal Legislativo con una sonrisa en sus labios y asegurando que el hecho de haber formado parte del Gabinete del Ejecutivo no representaba un problema para ejercer el cargo de diputados, porque “Juan Guaidó dice que es presidente de la AN y de la República y no se ha separado de ninguno de los dos”, aunque al mismo tiempo dijeron no reconocerlo. 

Una semana antes el régimen de Nicolás Maduro y un grupo de partidos minoritarios de oposición firmaron un acuerdo en el que establecieron que la bancada del Gran Polo Patriótico (GPP) debía volver a la Asamblea Nacional. Pero aunque no habían anunciando cuántos o quiénes eran los parlamentarios que regresaban, se daba por sentado que serían solamente los que forman parte de la llamada asamblea nacional constituyente y los que no han tenido algún otro cargo durante estos dos años y cinco meses de ausencia.

Como lo establece el artículo 191 de la Constitución, si un diputado acepta otro cargo público este pierde su investidura y no podrá regresar al Parlamento, así luego ya no esté en ese puesto para el cual fue nombrado.

Una bancada reducida

Según una base de datos del equipo de Runrun.es y siguiendo lo que establece la norma constitucional, solamente un total de 29 diputados chavistas principales son los que pueden asistir nuevamente a las sesiones, ser tomados en cuenta para derechos de palabra, proponer puntos en los debates, votar y firmar la lista de asistencia. 

El resto de parlamentarios – un total de 26 – optaron a otros cargos públicos: 4 como ministros, 4 como directores en gobernaciones, 5 son alcaldes, 7 son gobernadores, Asdrúbal Chávez como presidente de Citgo y como presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Ricardo Sanguino. Ramón Lobo ha asistido a las sesiones a pesar de ser actual Consejero Ministro de la Embajada en Arabia Saudí.

Los parlamentarios más reconocidos como Héctor Rodríguez, Víctor Clark, Carmen Melendez, Haiman El Troudi y Ricardo Molina no pueden volver. Pero estas curules cuentan con sus suplentes para asistir a las sesiones, porque además la mayoría de los diputados que ganó el chavismo fue a través del voto lista que otorga más de un suplente.

Sin embargo, el constituyente Francisco Torrealba (Psuv-Portuguesa) aseguró al terminar la sesión del martes, 24 de septiembre, que fue un encuentro “entretenido” y que seguirán asistiendo.

Pero, nuevamente, el segundo vicepresidente del Parlamento, Stalin González, insistió en que estos diputados perdieron automáticamente su curul dentro de la AN al aceptar irse a otras instituciones con otros cargos. 

Curules perdidas por el PSUV

El haberse retirado de la Asamblea Nacional para luego formar la asamblea nacional constituyente o aceptar otros cargos del Ejecutivo, le provocó a la bancada del Gran Polo Patriótico perder al menos 5 curules, incluyendo la del estado Amazonas que nunca se incorporó por la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia. 

Entre los diputados suplentes solo hay cuatro alcaldes, pero por uno de estos cargos el PSUV perdió una curul. En el caso de Elías Jaua (Psuv-Miranda), su curul quedó vacía. En 2017 Jaua se fue del Parlamento para el Ministerio de Educación y su suplente, Gabriela Simoza (Psuv-Miranda), es alcaldesa del municipio Urdaneta en el estado Miranda. 

Hay otras tres curules que pertenecían al GPP, pero se pasaron a la oposición y reconocen a Juan Guaidó como presidente del Parlamento y de Venezuela. La primera es la de Eustoquio Contreras (Bloque Socialista-Guárico) renunció al GPP en 2017 y formó su propia fracción, además es diputado principal. 

La segunda curul del GPP es la de la diputada suplente de Omar Prieto (Psuv-Zulia) Lucila Pacheco (Independiente-Zulia), también asiste a la AN como diputada opositora. Prieto nunca se juramentó y ahora es gobernador del estado Zulia. Aunque esta curul es por voto lista, el resto de los suplentes tienen otros cargos públicos como Aloha Núñez, ministra de Pueblos Indígenas; Calixto Ortega, presidente del BCV; Keyrineth Fernández, alcalde de Semprúm y Damelis Chávez, Autoridad Única de Educación en Zulia. 

Esta curul quedó para Lucila Pacheco como también le sucedió a la curul de Nora Delgado – que salió por voto nominal – quien ahora es alcaldesa del Municipio Brión del estado Miranda y su suplente, Kelly Perfecto (Concertación por Venezuela-Miranda) asumió el rol de principal y desde 2017 se identifica como opositora al régimen de Maduro. La de Perfecto es la tercera curul perdida por el chavismo. 

Aunque hay otro caso como el de la curul de Hugbel Roa, que hasta agosto de este año ejerció como ministro de Educación Universitaria. El tercer suplente es Fernando Orozco y también asumió como principal desde 2017 y desde ese momento se identificó como opositor, pero ahora con el regreso del chavismo si Gerardo Márquez o Carolus Wimmer – primero y segundo suplente respectivamente – asisten al Parlamento, el voto de esa curul cambiaría para el Psuv.

 

No alcanzan los votos

Aunque otro de los puntos aprobados por el chavismo y los partidos minoritarios de oposición en su acuerdo de diálogo fue nombrar un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), se necesita pasar por la aprobación de las dos terceras partes de la Asamblea Nacional. 

Ese fue justo el número de diputados que ganó la oposición en diciembre de 2015, pero actualmente con las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia hay al menos 30 diputados en embajadas, exilio, clandestinidad y uno preso, Juan Requesens (PJ-Táchira). 

Las cuentas no dan para aprobar por sí solos un nuevo directorio del Poder Electoral, pero lo mismo ocurre para el chavismo – que de votar junto a los partidos minoritarios – solo sumaría 7 diputados a una ya mermada bancada “de la patria”, que cuenta con solo 28 principales.

Aunque el segundo vicepresidente del Parlamento aseguró que están dispuestos a llegar a un acuerdo para salir de la crisis y elegir un nuevo CNE, el chavismo llegó a la AN con el mismo discurso del desacato y de que la oposición debe “cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia”. 

En cuatro años no ha habido respuesta por parte de la Sala Electoral del TSJ, a pesar de que en una oportunidad los parlamentarios de Amazonas solicitaron desincorporarse de la Cámara, con la promesa de que así habría una resolución. 

Para el diputado Henry Ramos Allup (AD-Distrito Capital) esta Sala no responderá sobre el tema porque es un asunto político, como explicó en la sesión del pasado 24 de septiembre y para Stalin González el tema del “desacato” es un invento del oficialismo porque perdieron las elecciones parlamentarias de 2015.

El juego sigue trancando.

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios