Charlatanes del Foro de São Paulo, por Armando Martini Pietri - Runrun

Charlatanes del Foro de São Paulo, por Armando Martini Pietri

FORMATO-NOTAS-RR-73.png

LA XXV REUNIÓN DE EMBAUCADORES Y EMBUSTEROS ILUSTRADOS, prevista del 25 al 28 de Julio en Caracas, un foro de partidos, grupos de izquierda latinoamericanos, desde centro-izquierdistas hasta colectividades de la caduca, arruinada y torcida izquierda, fundada por el Partido de los Trabajadores de Brasil en São Paulo en 1990.

Proyecto inútil para los ciudadanos, utilísimo para comunistas aprovechadores que emociona y sobreexcita. Gozan el bochinche, hablan paja sin descanso, arengas latosas y difusas, exquisitos mientras otros paguen sus viajes, expertos en turistear gratis, consumen suculento, beben a placer y en cuantía. Fue en Brasil donde primero se reunió esta mescolanza marxista para discutir sus temas predilectos; lo malo del imperialismo y lo bueno de la revolución comunista -que ha ido de mal en peor-, solo persiste en forma de tiranía. El intento de Allende fue un rotundo fiasco, en realidad un ensayo castro-cubano.

Se deleitarán en plenaria, recordando sembrados a los cuales tildarán de héroes, fotos con veteranos camaradas y relevos adoctrinados para timar, habrá gritos delirantes, aplausos apasionados, al recordar viejos chantajes y anécdotas, denunciaran las pendejadas de siempre, la agresión económica impuesta por el Gobierno yanqui contra Venezuela, Cuba y Nicaragua. Hablarán bolserías en un certamen de fracasados, plantearán la profundización de iniciativas diplomáticas y políticas para contrarrestar al imperio. Por supuesto, arremeterán con fiereza contra la derecha oligarca y apátrida. No podrá faltar la estulticia sobre las amenazas de invasión militar gringa y serán excedidos en los improperios contra Trump. El Grupo de Lima no se salvará y presentarán sus contradicciones con respecto a la declaración de la región como zona de paz por la Comunidad de Estados Latinoamericanos.

Luis Almagro, la OEA no se escaparán de la idiotez comunista, recibirán insultos de los cicateros izquierdosos, las sandeces de los delegados y políticos sinvergüenzas populistas, trasnochados y beodos progresistas serán los más incisivos, desalmados y corrosivos. Los africanos, asiáticos y europeos, disfrutaran el espectáculo. Como siempre no presentarán propuestas, carecen de alguna para resolver problemas, en la práctica han empeorado, son ineficientes administradores públicos, pero excelentes y eficientes saqueadores de la riqueza ajena. Su perorata será la misma aburrida e impertinente: globalización, neoliberalismo, libre comercio, imperialismo. Sempiternas tonterías y boberías.

Este encuentro de propaganda repetitiva, discursos bolsas, redundantes, barbas haraposas, coletas, y demás extras, las sufragará el deficitario, entrampado, sancionado régimen castro-madurista y el ahora movimiento castro-cabellista, que se celebrará en una Caracas hambrienta, sin medicina, llena de basura y en ruinas. El impulso de fuerza política y financiera lo suministró Chávez, su fracasada, inservible e improductiva revolución socialista del siglo XXI, 1998. Antes, los movimientos chulos de izquierda, se habían adherido a diferentes organizaciones poco claras y transparentes.

Es un intento desesperado, para simular sigue existiendo un gran movimiento comunista y popular, sin tomar en cuenta la geopolítica tiránica de Putin, el firme capitalismo de Estado promotor privado en China ni que los gobiernos afectos al castro socialismo son tan pequeños como Uruguay -mientras continúe Tabaré Vázquez, allá hay democracia a pesar del comunismo- fracasados como Nicaragua y Venezuela o remotos, poco trascendentes como Bolivia. Después de menguar una y otra vez glorificando la violencia durante años, excepto en la infortunada Cuba, se plantearon nuevos métodos; demoler la Democracia desde lo interno. Y obtuvieron victorias, llegando a conquistar 14 países en su mejor momento; después del saqueo indiscriminado, robo a mansalva del tesoro público, traicionando al pueblo que ciego y esperanzado los respaldo, hoy se reducen a 4.

Los destacados promotores del Foro de Sao Paulo, Fidel Castro por su retorcida inventiva y Hugo Chávez por su exprimida chequera, están muertos y pétreamente enterrados. Otro, Daniel Ortega en Nicaragua, apoyado sólo por su mujer y cómplice, se debate entre protestas y represión. A Evo Morales nadie le hace más caso que a cualquier programa mediocre pero cómico. Lula Da Silva preso, enjuiciado por corrupto y Dilma en el olvido. Maduro sólo es bueno para aportar dinero, de lo demás se encarga Diosdado con el mazo dando.
El imperialismo al que tanto odian, abandonó sus responsabilidades durante la administración Obama, permitiéndoles rienda suelta al desarrollo de sus nefastas y malignas actividades.

Ahora, asfixiados, sin respaldo, están urgidos de recuperar espacios perdidos y buscan expandirse, pero la teta venezolana se agotó, abusaron, la ordeñaron en demasía. Sin embargo, la corrupción, impunidad y complicidad con nuevas burguesías, encontraron fuente alterna de financiamiento, logrando la colaboración de adversarios que se aprovecharon y cohabitaron en la mugre.

De resto, en estos tiempos el Foro de Sao Paulo es sólo una envoltura desgastada de recuerdos, podridos y viejos, de un pasado que gritó mucho, sirvió de poco, y en 2019 luce en decadencia y rumbo a su extinción.

@ArmandoMartini

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios