El nada grato Zapatero, por Armando Martini Pietri - Runrun

El nada grato Zapatero, por Armando Martini Pietri

RodriguezZapatero.jpg

SE DEJA CONSTANCIA, QUE EL APELLIDO implica justo lo que el apellidado ni es ni tiene, trabajo honrado, riguroso, detallado, de artesanía tradicional y cordialidad de quien se gana la vida con mérito propio y confianza de sus clientes.

Es palabra castellana que abarca no sólo al oficio, sino a algunos personajes que, en vez de tener la honra y rigor del buen artesano, despliega la deshonra oportunista, deslustre del aprovechador, bajeza del tarifado, y certeza del perieco de cualquier honestidad. No se puede juzgar a los esforzados zapateros por un individuo que usa el nombre de la actividad como apellido, seguramente ni siquiera es culpa de sus antecesores que trajeron el apelativo hasta él.

Sea cual sea su origen, es claro que este desastroso político español tuvo la astucia e hipocresía necesaria para crecer en un partido con extensa y sólida tradición de enfrentamiento a tiranías y censuras, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que gobernó a aquella España que venía arrastrando dolores y complejos del franquismo, renovada y reconducida hacia Europa, el mundo de la democracia y libertad en mucho por ese mismo partido que después, de manera sorprendente, llevó al poder -como quinto presidente desde la transición, año 2004-, a este señor de tan honorable apellido y tan rastrera actitud.

El PSOE ha pagado con creces su error, tras varios años de cuestionado gobierno, crisis económica, crecimiento de la corrupción y aumento en el desempleo, todavía no se recupera del zapaterismo y sólo por una patraña parlamentaria, apoyándose el nuevo joven dirigente y hasta el momento dudoso líder en grupos que siempre adversos al socialismo, a la democracia y a España, como los independentistas fanáticos y los poco aseados peludos de Podemos que, coinciden oportunistas en un chavismo ibérico, por empezar, le están cortando las cabezas al veterano y excelente sistema de medios audiovisuales del Estado español. Por cierto, ¿de qué se extrañan que un tipo, que está al servicio del régimen castrista venezolano, se reúna con el etarra Otegui?: El PP y las víctimas piden explicaciones.

Parece obvio que la estadía de este PSOE anti-histórico y revuelto contra sí mismo, nacido de las ruinas que dejó Rodríguez Zapatero en el socialismo democrático español, será breve mientras sus errores alimentan a quienes pueden ser la peor pesadilla -de los despreciados tarifados-, los jóvenes demócratas e innovadores de Ciudadanos. No es cuestión comentar en otra oportunidad, porque la situación venezolana, al estilo castrista y chavo-madurista, es tema de interés en España entre la posición de Podemos, que quiere ferviente convertir a la madre patria en un castro-madurismo europeo, y las opciones ciudadanas de democracia y progreso moderno.

En ninguno de esos extremos está José Luis Rodríguez Zapatero, su tiempo tiene dueño y lo dedica a quien le paga, ese pagador es el régimen de Maduro de acuerdo con el castrismo de La Habana, quienes hacen esfuerzos para rescatar el prestigio perdido; de allí, el goteo de liberaciones que busca reconstruir el crédito de Zapatero como negociador. Por cierto, D. Pedro Sánchez, visitará Cuba el 22 y 23 de noviembre. Será el primer viaje oficial de un presidente español a la isla caribeña en 32 años. Seguramente los Rodríguez y Zapatero lo acompañaran. Ni siquiera guarda las formas haciendo equilibrios, está cómodamente sentado como los perros guardianes que apoyan el trasero en el piso y sacan la lengua jadeando en espera de cariño e instrucciones de sus amos. A los mastines, el que les pone la perrarina. A individuos como Rodríguez Zapatero el que firma las transferencias en Miraflores -no irán a pensar que esta cobra en soberanos, certificados de lingoticos de oro, quizás petros-, ni de vaina, a él se le cancela en euros; y según Rafael Ramírez: “Zapatero, ha recibido contratos petroleros en la Faja del Orinoco”

La semana que viene -martes 23 de octubre- los diputados en la Asamblea Nacional deben votar la moción/acuerdo presentado por la @fraccionAN16J y declarar Persona Non grata a José Luis Rodríguez Zapatero ratificando que, a los venezolanos dignos, de principios éticos, valores morales y buenas costumbres ciudadanas, no nos son gratos sinvergüenzas vendidos que actúan contra el país y la población que padece carencia y violaciones. Los parlamentarios, en obediencia, conciencia, reconocimiento a sus electores y a la Venezuela decente, deben acordar que sujetos dóciles y subordinados como el nombrado puede que sean recibidos con sonrisas y transferencias oficialistas, pero no son gratos para los venezolanos de honor.

 

@ArmandoMartini 

 

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios