Brasil: diputados electos por 80 millones de brasileños votaron tal como Lula dijo en 1992 por Damián Prat
Brasil: diputados electos por 80 millones de brasileños votaron tal como Lula dijo en 1992 por Damián Prat

Rousseff_

 

Debo empezar por definir que a mí me parecen mejores las Constituciones que en sus países establecen mecanismos que permiten cambiar los Presidentes y otros funcionarios de elección popular cuando hay causas mayores como la corrupción o el desastre económico y social (ambas cosas, por cierto, causales claros en esta Venezuela de “tiempos de robo-lución”) y que al mismo tiempo, contemplen mecanismos de consulta popular mediante el voto, además del voto parlamentario que ya es de una gran representatividad democrática, lo cual debe venir acompañado de independencia de poderes para que no haya “tesejotas o cenees” que se dediquen a torpedear la democracia y el voto del soberano por ser cómplices del poder corrupto.  Quizás, por eso, me gustan mas los sistemas de gobierno parlamentarios, menos presidencialistas, y que duren menos años y cuando mucho con una sola reelección.

En todo caso, yo habría preferido que en Brasil el “impeachment” o juicio político a la devaluada Dilma envuelta en enormes escándalos de corrupción (junto con los que lamentablemente protagoniza Lula) como los de Petrobras, Odebretch, LavaJato, etc. A la que se le juzga por severas irregularidades en el manejo del presupuesto, pero que además arrastra el descrédito de un pésimo gobierno, con cada vez menos apoyo popular, tuviera un complemento obligatorio de voto popular, un adelanto de presidenciales o algo así. Pero Brasil es Brasil y uno desde aquí tampoco puede juzgar sus mecanismos constitucionales ni la historia que los originó. En todo caso es oportuno recordar que esa Constitución que establece el “impeachment” fue elaborada en los 80 por una gran asamblea constituyente muy amplia y plural, donde también participó la izquierda “lulista” junto a un arco muy ancho de fuerzas políticas de todo el espectro político, muchas progresistas, de centro y centro izquierda, tras la caída de la última y muy brutal y criminal dictadura militar. Por eso, por la justificada “alergia” al militarismo y el autoritarismo, hay tantos controles democráticos y parlamentarios. Todos son corresponsables de que ese mecanismo exista.  No lo inventó ninguna “derecha” ni nadie “golpista”. Por el contrario, nació al calor del rechazo al militarismo y al golpismo.

 

Los “caraduras” de la claque corrupta oficialista

El “nuevo” Minci elabora unos guiones y todos los voceros del gobierno, de su pequeño grupo parlamentario (la “bancada de la crisis”, la llaman), sus publicistas en los medios de comunicación repiten “al caletre”.  Veamos sus “argumentos”

—  “Es un golpe de estado”.  ¡Ah caramba!.  Eso mismo dijo Collor De Melo, aquel presidente de derecha tecnocrática que fue el primer electo post-dictadura y fue destituido en septiembre de 1992 por el mismo mecanismo parlamentario que ahora aplican a Dilma.  ¡Y en favor de ese impeachment” votaron los diputados del PT y del “lulismo” como Benedita Sousa da Silva, Paulo Paim y varios mas. Lula había sido candidato presidencial y ya no estaba en el Congreso, pero encabezó muchas marchas de calle pidiendo el voto parlamentario para destituir a Collor de Melo.  ¿Entonces, en 1992, no era “golpista” destituir con voto parlamentario y ahora si?.

—  “Son 367 gorilas que quieren desconocer los 54 millones de votos que tuvo Dilma para ganar la Presidencia”.  ¡Ah, caramba!.  ¿Y los 80 millones de votos que eligieron a esos 367 diputados?. ¿Esos no existen?. ¿A esos si los pretende desconocer la robo-lución injerencista venezolana?.  Esos quedan “olvidados” por Maduro, unos generales de aquí y el presidente de VTV, entre otros que ponen tuits engañosos siguiendo el guión del Minci.   Esos 367 diputados representan a 80 millones de brasileños. Son tan legítimos como la presidenta.  Y la Constitución los faculta para eso.

—  “Es que hay diputados corruptos, de los que votan contra ella que también están incursos en corrupción”,  ¡Ah, caramba!.  Cierto. He sabido que hay varios casos así.  Por ejemplo, entre otros, aquellos cuyos votos eran “comprados” por José Dirceu, jefe histórico del PT de Lula, ex ministro de Lula y jefe parlamentario, hoy preso y condenado por el caso “mensalao” por el que “compraban” votos de “aliados” de Lula y el PT, pero que ahora (algunos) se “voltearon” y traicionaron. Otros siguieron “amarrados” al apoyo a Dilma.  También hay grupos partidistas a quienes les dan ministerios o Lula en la operación del hotel los tentó para eso.  Y hay varios  -de gobierno y oposición-  enredados con lo de Petrobras y Lava Jato.

—  “Es un golpe contra la democracia y el voto del pueblo”.   ¡Ah, caramba!  ¿Se refieren a los organizadores en el gobierno del “fujimorazo rojo judicial” para desconocer al poder legislativo cuyas funciones establece claramente la Constitución?.  ¿Se refieren acaso a 5 solitarios magistrados psuvistas del TSJ, designados “a dedo”, que se afanan en desconocer la Constitución y a la soberanía del voto popular que eligió una Asamblea Nacional por el cambio?  ¿Se refieren a los magistrados del “gobierno indigenista” que para cumplir con la orden política de tumbar la cifra de 112 diputados dejaron sin representación al estado Amazonas y sus pueblos indígenas anulando 4 diputados?.  ¿O se refieren a 4 rectoras psuvistas del CNE que ponen trabas y obstáculos para intentar impedir que se lleve a cabo el mecanismo constitucional del Referéndum Revocatorio por medio del cual sea el pueblo soberano, con el voto, sin golpes, quien decida si Maduro debe salir del gobierno y haber cambio?.   ¿El pueblo ya no es soberano?  ¿O lo es solo en Brasil y cuando a ellos les interesa?.   ¿Por qué se oponen a que sea el pueblo con sus votos en revocatorio o enmienda quien decida si hay cambio o el ruinoso continuismo? Porque también en Brasil, las encuestas indican que Dilma ya no tiene ni siquiera el 20% de apoyo. Igual que Maduro aquí. Y eso que allá no hay ni la mitad del desastre de aquí.  Por eso digo que lo mejor es que se hagan elecciones presidenciales nuevas,  facilitadas por una renuncia de Dilma, tal como hizo Collor de Mello en 1992.  

 

TIP  1:  Unanimidad en el repudio.   La política brasileña es curiosa.  El domingo, durante la votación de los mas de 500 diputados del Congreso, hubo un caso anecdótico que unió a opositores y oficialistas. Juntó en un mismo sonoro abucheo y dura protesta a los que votaban para iniciar el juicio político contra Dilma y los que la defendían. Hubo un diputado, de un mini grupo de extrema derecha, de apellido Bolsonaro, que dijo unas palabras al votar, alabando a los militares golpistas de 1964 y a sus crímenes.  Que alabó a un coronel torturador.  El repudio fue unánime y estruendoso. Incluso ahora amenazan con llevarlo a juicio.  

TIP  2:  “No se puede negociar con un hombre que ha robado millones”.  Eso decía Lula Da Silva, en ese tiempo líder opositor, citado por The New York Times, en septiembre de 1992, durante una gigantesca marcha en Sao Paulo en la que la multitud, desafiando la lluvia, gritaba:  “¡Impeachment ya!”. Es decir, pedía que el Congreso destituyera y votara por hacer juicio a Collor De Mello. Según el diario estadounidense en su edición de aquel día, se congregaron 750 mil brasileños.  En Venezuela, VTV era un canal “de todos los venezolanos” y no de un partido y no existía Telesur, pero si quienes los manejan hoy, hubieran estado entonces al mando del “latifundio de la hegemonía comunicacional”  ¿habrían dicho que esa marcha y Lula eran “agentes del imperio promoviendo un golpe”?.

TIP  3:   Leído en twitter.   1.- @chatoguedez  “No recuerdo a ninguno los actuales chavistas haber calificado de Golpe de Estado el juicio contra Carlos Andrés Pérez”.   2.-   @AndresVelasqz  “El inmoral Maduro en relación a Brasil: “derecha desconoce voluntad popular”. En Venezuela, TSJ del Psuv, desconoce resultados 6D y Constitución”.   3.-   @fuenteseliz  (respondiendo a Jordán Rodríguez VTV)  “Y 8 millones de venezolano eligieron 112 diputados y cuatro gatos del TSJ y CNE los desconocen por órden de Cuba”.   4.-  @sergioantillano  “En discurso de Dilma no hay autocrítica, reflexión,

revisión de gestión o preguntarse por qué tantos la adversan. Solo descalifica. Lamentable”.   5.-   @ChuoTorrealba  “Es de alto interés nacional la posibilidad de que el juicio a Dilma revele posibles redes de corrupción entre los gobiernos de Lula y Venezuela”.  6.-  @chatoguedez  “Si a los chavistas le parecen malos los golpes de Estado, ¿por qué siguen celebrando el 4F?.   7.-  @pablovillaverde  “El #Impeachment antes a Collor y ahora a Dilma, demuestra que en la corrupción, no hay derecha ni izquierda, solo hay decentes o corruptos”.   8.-   ‏@JorgeGiacobbe  “Un liberal que roba, es ladrón. Un progre que roba, es ladrón. Un izquierdista que roba,  ladrón. Un derechista que roba, ladrón. Y así. No es difícil”.   9.-   @eapallotta  “Hay políticos que prefieren sumir a su pueblo en crisis profundas antes de tomar decisiones que deben tomar”.   10.-  @brasil247latam  “Diputado Fausto Pinato, de Sao Paulo, dice vota SI para que Brasil no sea como Venezuela”.  11.-   @brasil247latam  “Muchos diputados terminan voto SI diciendo “Chau querida”, tal como Lula saludó a Dilma en grabación divulgada por juez Moro”.  

Damián Prat C.

[email protected]

@damianprat

www.publicoyconfidencial.com