El genocidio armenio por Luis DE LION

El genocidio armenio por Luis DE LION

GernocidioArmenio.jpg

GernocidioArmenio

 

Masacrados, torturados, muertos de sed, el pueblo armenio fue exterminado a inicios del siglo XX. Bajo el imperio otomano, las diversas comunidades presentes sobre el actual territorio turco vivían en paz. La caída del imperio otomano marcó el inicio de la persecución. El imperio humillado buscaba a un enemigo interno y la Primera Guerra mundial hizo estallar ese infundado sentimiento anti armenio.

Una vez que el imperio otomano, a finales del siglo XIX, comenzó a perder sus provincias europeas y las de Egipto, los turcos, se sintieron amenazados por los armenios rápidamente considerados el enemigo interior

La guerra de 1914 apenas comenzó y el gobierno ultranacionalista turco, aliado de los alemanes, ordenó el exterminio de todos los armenios.

Un genocidio que comenzó a efectuarse en la primavera de 1915 y se prolongó a lo largo del año, provocando un éxodo hacia el desierto sirio. Un total de 33 campos de concentración, donde se siguió exterminando armenios en 1916. Dichos campos fueron más tarde fuente de inspiración para los exterminadores nazis. Más de un millón de muertos fue el saldo.

Cien años más tarde, los armenios no aspiran otra cosa que, el reconocimiento del genocidio por parte de Turquía.

Los genocidios comienzan al mismo tiempo que empieza la respectiva campaña negacionista. Una vez el genocidio consumado, la Turquía moderna, se construyó sobre dicho crimen y ahora que el genocidio es un crimen que no prescribe, constituyen en conjunto las razones por las cuales Turquía porfía en no reconocer el genocidio de los armenios. Un reconocimiento que tendría consecuencias políticas, territoriales y particularmente económicas.

Guerra fría mediante, razones geopolíticas, un territorio políticamente cambiante e inestable, le permitieron a Turquía borrar casi todas las pruebas y evidencias del genocidio armenio. A tal punto que hoy, apenas 21 naciones del planeta, reconocen dicho genocidio. Para algunos países es incluso tabú, el tema del genocidio, como es el caso de los EEUU que a pesar de haber aprobado una resolución en su Congreso los sucesivos gobiernos de Bush y de Obama, han preferido no “enfadar” a su aliado turco. No obstante, en los EE.UU. viven aproximadamente 1.5 millones de miembros de la diáspora armenia.

El genocidio armenio es paradójicamente un drama poco conocido por la opinión internacional. Algo muy similar ocurre con el martirio del pueblo cubano, sometido por la satrapía de los hermanos Castro, con la valiosa ayuda del negacionismo de la izquierda latinoamericana. Pero la verdad siempre llega.

@ldelion

[email protected]

Enviar Comentarios



© Manapro Consultores

Enviar Comentarios