A un año de la detención arbitraria de Roland Carreño no ha comenzado su juicio - Runrun
A un año de la detención arbitraria de Roland Carreño no ha comenzado su juicio
El periodista sigue recluido en El Sebin de El Helicoide tras ser acusado por el régimen de supuesto financiamiento al terrorismo, entre otros delitos
Su defensa denuncia que el caso de Carreño ha sido manipulado y que sus condiciones de reclusión siguen siendo precarias

 

«Hoy quienes hablan de paz, reconciliación, respeto a los DDHH y justicia se encuentran con las imágenes de un venezolano que cumple 365 días en prisión sin haber cometido delito alguno: mi hermano Roland Carreño».

Este fue el mensaje que escribió en Twitter, Laura Carreño, hermana del periodista que fue encarcelado por el régimen de Nicolás Maduro hace un año y que permanece tras las rejas en el Sebin de El Helicoide.

El régimen de Nicolás Maduro lo acusa por presuntos delitos de conspiración, legitimación de capitales, tráfico ilícito de armas de guerra, asociación para delinquir y financiamiento al terrorismo.

El fiscal del oficialismo, Tarek William Saab, dice que Carreño «es el principal» financista de Voluntad Popular» y que al momento de su detención llevaba consigo 12.000 dólares en efectivo.

Para incriminarlo, el gobierno de Maduro también difundió supuestas conversaciones que habría encontrado en su celular y que daban cuenta del reparto de otros 60.000 dólares para actos de «conspiración».  Todas estas acusaciones han sido rechazadas por su defensa. 

En redes sociales, los familiares y abogados de Carreño, así como políticos y activistas, exigieron su liberación y destacaron que el proceso contra Carreño ha sido «viciado».

«Roland siempre ha sido un ciudadano ejemplar, un periodista profesional, un padre abnegado y un amigo entrañable, cuyo único delito ha sido luchar por la libertad y la democracia de su país», fueron las palabras del coordinador general de Voluntad Popular, Leopoldo López. 

Por su parte, el Colegio Nacional de Periodistas se unió al clamor por la libertad de Carreño, al tiempo que condenó el uso de la justicia en Venezuela para «criminalizar a la disidencia».

Caso manipulado y juicio en suspenso

En una rueda de prensa celebrada este 26 de octubre, los abogados defensores de Carreño relataron las inconsistencias de su caso y todas las vejaciones a las que ha sido sometido. 

«Se manipuló el expediente, y en el momento de la detención, no fue una detención en flagrancia, no se trató de una alcabala, sino que ya Roland Carreño venía siendo
perseguido por los órganos de inteligencia del régimen y por ser coordinador de Voluntad Popular. Acá lo que vemos es la criminalización de la disidencia política. Esa noche de su detención fue obligado a grabar un video por más de cuatro horas, tuvo que grabarlo más de 30 veces por un guion que le dieron los agentes de seguridad». expresó Ana Leonor Acosta, una de sus defensoras. 

Además, reiteró que se utilizaron unas falsas capturas de conversaciones que no existieron para «denigrar» la imagen de Carreño y atentar contra su dignidad. 

«Al cumplirse un año, no ha iniciado el juicio contra Roland Carreño, un juicio también plagado de irregularidades, con pruebas inexistentes por parte del Ministerio Público para acusarlo por los delitos por los que lo acusan. Con respecto a la acusación por financiamiento al terrorismo, uno de los alegatos de la defensa es que no se cumplía con los requisitos de una acusación fiscal, que es determinar claramente las circunstancias de modo, tiempo y lugar en las que supuestamente ocurrieron los hechos (…) lo único que dice el Ministerio Público, que es la misma narrativa del gobierno, es que él organizaba eventos a favor de Voluntad Popular, lo cual no es un delito. Pensar diferente, o ser político, no es un delito y se distancia de lo que es el delito de financiamiento al terrorismo», añadió la jurista.

Recordó que la ONU,  a través del comité contra la tortura y en conjunto con otras organizaciones, han señalado que la utilización de la jurisdicción de terrorismo para perseguir a disidentes es una violación de Derechos Humanos. 

«Hay una manipulación de la justicia para perseguir a personas, no un aplicación de la ley (…) Vamos a juicio sin pruebas, con una tesis completamente errónea del Ministerio Público, juicio que no ha iniciado a un año de su detención», reafirmó.

Sobre las condiciones de reclusión durante este año de prisión, recordó que Carreño pasó meses junto a presos comunes en una celda húmeda, sin sanitarios, solo con una letrina, donde todas las personas detenidas en operativos como los de La Vega eran mezclados con él. 

«Ha sido un calvario para él (…) Ha tenido daños en su salud como hipertensión, diabetes, problemas respiratorios y se contagió de COVID-19 debido a la alta rotación de ingresados (…) cuando se contagió de COVID-19 no porque las autoridades se preocuparan por su salud, fue llevado a una clínica solo porque convulsionó, y estos policías temieron por la vida de Roland y lo trasladaron a la clínica. Pero enseguida lo llevaron al Sebin, no permitieron que se recuperara, a pesar de que la orden médica decía que no podía seguir recluido en una celda con humedad», dijo Acosta. 

La jurista espera que el fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, pueda reunirse con los abogados y familiares de los presos políticos para que conozca de primera mano este tipo de irregularidades.